Es mucho lo que se viene hablando desde hace meses del gigante del alquiler turístico Airbnb. Si por un lado son cada vez más las quejas y denuncias por el disparo de los precios de ventas y alquileres en el centro de muchas ciudades como consecuencia de estos alquileres turísticos, la buena marcha de ese negocio viene desatando también el rumor de que no pasaría mucho antes de que la compañía anunciara su lanzamiento en bolsa.

En un mercado cada vez más competitivo, la compañía fundada en California en 2007 ha conseguido convencer a sus inversores gracias a un crecimiento sostenido en una época en la que el sello de los mercados es siempre inestable. Como resultado, la empresa ha anunciado en una breve nota que prevé salir a bolsa en 2020, aunque no ha dado detalles sobre cómo planea cotizar.

Hace dos años, en la última ronda de financiación, la valoración de Airbnb alcanzó los 31.000 millones de dólares. Justo esta semana, la compañía digital anunciaba unos ingresos de más de mil millones de dólares durante el segundo trimestre del año, con siete millones de anuncios en más de 100.000 ciudades de todo el mundo.

“La compañía fundada en California en 2007 ha conseguido convencer a sus inversores gracias a un crecimiento sostenido”

En el citado comunicado de prensa, Airbnb tampoco ofrecía información sobre cuáles son sus planes para cotizar, si bien con una salida directa para la que no emitiría nuevas acciones o con una apuesta menos agresiva, a través de una oferta pública de venta (OPV), con la que intentaría ampliar capital con la emisión de acciones.

Como parte del proceso de salida a Bolsa, la empresa tendrá que remitir a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) sus cuentas detalladas de los últimos ejercicios.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =