Keanu Reeves, Eddie Redmayne,  o Paul Newman son algunos de los famosos que han tenido que convivir con daltonismo ¿Sabías que las personas con esta patología tienen una agudeza visual muy limitada e incluso pueden llegar a sufrir fotofobia? Aunque erróneamente se cree que el daltonismo es la incapacidad para distinguir el rojo y el verde, éste es sólo el más común, pero existen otras clases que pueden afectar a tu día a día ¿Quieres saber si eres daltónico?

¿Qué es el daltonismo y cómo afecta a la agudeza visual?

El daltonismo es una patología visual que afecta a la capacidad para distinguir los colores debido a un mal funcionamiento de los conos y los bastones: dos tipos de células especializadas que se encuentran en la retina y que son responsables de detectar la luz. Los conos son las células encargadas de detectar los colores y darnos la visión central y están concentrados en la mácula lútea (zona de máxima visión) y los bastones se utilizan para la visión periférica y son los responsables de la visión nocturna. Son imprescindibles para la percepción de luz y oscuridad.

El cerebro usa la información que envían los conos para determinar el color que estamos percibiendo. Existen tres tipos de conos: los que son sensibles a la luz roja, los sensibles a la luz azul y los sensibles a la luz verde. El daltonismo (ceguera al rojo-verde y confusión del rojo y del azul-verde) tiene lugar cuando un tipo o más de conos está ausente o no funciona correctamente. Su transmisión suele ser genética, está asociada al cromosoma X y es más común en hombres que en mujeres (8% frente al 1%).  Según los expertos, afecta a cerca de 350 millones de personas en todo el mundo.

Las personas que sufren este defecto de la visión ven mermada su agudeza visual, es decir, la capacidad del ojo de percibir el detalle de todo lo que ve. Muchos de ellos incluso padecen fotofobia -alta sensibilidad a la luz- y esto afecta a su día a día en tareas tan rutinarias como conducir, escribir o leer.

Tipos de daltonismo

Erróneamente se confunde con daltonismo a la deficiencia rojo-verde, pero la realidad es que hay varios tipos de daltonismo por lo que no conviene generalizar. Con frecuencia, no se distingue los verdes de los rojos y, a veces, tampoco los azules de los morados. Cabe señalar que el daltonismo afecta a los dos ojos por igual, independientemente del tipo que sea, y se mantiene estable a lo largo de la vida.

Daltonismo Parcial

Deuteranomalía

Es la dificultad para percibir el color verde porque las células sensoriales sensibles a este color, no funcionan correctamente. Una persona que sufre deuteranomalía ve los tonos verdes más apagados o mates que una persona con una visión de los colores normal. A menudo, este tipo de defecto no se detecta hasta que la persona afectada no ve varios tonos diferentes de verdes.

Protanomalía

Es la dificultad para percibir el color rojo porque los conos sensibles a este color no funcionan bien. Los síntomas de la deficiencia de color rojo son similares a la deuteranomalía. Las personas que padecen protanomalía tienen problemas para ver el color rojo y distinguirlo del verde.

Los afectados por estas dos patologías visuales no pueden percibir bien las señales de tráfico ni las luces rojas de los vehículos que circulan delante, o cuando lo hacen, ya es demasiado tarde. Es importante destacar que no existe tratamiento para el daltonismo parcial.

Daltonismo total

También llamado acromatopsia o  acromasia. Se refiere al daltonismo hereditario o de nacimiento y se caracteriza porque la persona afectada no percibe colores, solo escala de grises. En este caso, afecta de igual manera a hombres y mujeres. Quienes lo padecen, solo pueden ver con los bastones de sus ojos, es decir, las células sensoriales responsables de la visión cuando está oscuro y pueden llegar a percibir incluso hasta 500 grados diferentes de claro-oscuro. El daltonismo total tiene por lo general un componente hereditario, aunque también puede producirse por un accidente o lesión cerebral.

Por otro lado, existen diferentes tipos de daltonismo. Algunas personas con deficiencias leves para ver los colores, pueden distinguirlos perfectamente cuando hay buena luz, pero tal vez tengan dificultad si hay luz tenue, en ese caso, sería un daltonismo leve. Por el contrario, cuando no se puede distinguir ningún color, independientemente de la luz, hablaríamos de daltonismo grave. En este caso, nos referiríamos al daltonismo total que acabamos de comentar y que suele ser poco común.

Si quieres saber si tienes daltonismo, en Doctor Lens pueden realizarte untest muy sencillo en el que tendrás que identificar números y formas entre diferentes puntos multicolores. Aunque no existe ningún tratamiento para el daltonismo congénito, existen lentes de contacto o gafas especiales que pueden ayudarte a sobrellevarlo de la mejor manera posible para que no afecte a tu día a día.

Habitualmente el daltonismo es un defecto visual con el que se nace, pero también se puede adquirir a lo largo de la vida. Si éste fuera tu caso y, de repente, se produjera un cambio en la manera de ver los colores, podría ser indicativo de un problema más serio. Por esta razón, es importante que acudas a tu oftalmólogo de confianza para que te ayude a determinar la causa del daltonismo y consejos para afrontarlo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre