El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado de ciudadanos ha respaldado la medidas represalias a los profesionales de la presidenta Ayuso, que rechacen acudir al Hospital Isabel Zendal, si no acuden, no se les vuelve a contratar por un año como mínimo.

Estas vergonzosas palabras se suman a las del pasado miércoles, en las que Aguado “animara a vacunar a todo aquel que supiese pinchar una vacuna”, lo que ha generado el rechazo del sindicato de enfermería, “el desconocimiento puede poner en peligro de muerte a muchos madrileños”.

Aguado ha justificado en TVE que el hospital de Pandemias, Isabel Zendal «es un hospital de emergencias, centrado en la pandemia» por lo que justifica que contrate a una empresa de catering. Defiende que es un hospital «vanguardista» que se adapta a las circunstancias”, por eso si no acudes a la llamada de la Consejería, te quedas sin trabajo durante un año y cuando vuelvas a estar disponible, te colocan el ultimo de la lista.

Gobierna con los Presupuestos de Cifuentes

Ignacio Aguado va a proponer un plan de rescate en el Consejo de Gobierno por un importe de 1.000 millones de euros, sin tener los presupuestos de 2021 aprobados, pero para desgracia de los madrileños y madrileñas es que tampoco hay ninguna previsión de cuando presentarán un proyecto para aprobar las cuentas en la Asamblea.

La alegría en el gasto del Gobierno de coalición de Ciudadanos y el PP con el Apoyo de la extrema derecha de VOX, llega hasta esperpento de anunciar en cada rueda de prensa de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso o de Ignacio Aguado nuevas ayudas o nuevas propuestas de asistencia a los perjudicados por la pandemia, con unos Presupuestos Generales madrileños que fueron negociados entre la que fuera presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes y el actual vicepresidente, Aguado en 2018 y aprobados por su sucesor y actual consejero de Transportes, Ángel Garrido, ahora en Cs (tras pasarse de partido).

“Hablamos de ayudas a familias y empresas que lo están pasando mal y que si no hacemos nada van a terminar por caer en riesgo de exclusión o empresas cerrar”, ha señalado Aguado en una entrevista en ‘TVE’, sin precisar de donde se va a sacar el dinero, aunque suponemos que será de los fondos que le está transfiriendo el Gobierno central.

“Llevamos ya tiempo hablando sobre ello, pero quiero que en este Consejo de Gobierno se haga con detalle, presentemos formalmente este plan de rescate ciudadano y que hablemos de medidas importantes, que son necesarias”, ha declarado.

Ha planteado que de los 26 a los 30 años el abono transporte cueste treinta euros, o una línea de ayuda a las empresas para que puedan sufragar sus costes fijos, o reforzar las residencias de mayores, que necesitan reformarse o mejorar en la prestación de determinados servicios, y una tarjeta monedero para las familias que lo están pasando peor. 

Los más llamativo es que este plan se incluiría en los Presupuestos de la Comunidad para 2021 y ayudaría 40.000 pymes y autónomos, a pesar de que no han presentado ningún proyecto para su aprobación y además no se espera en un futuro cercano.

En TVE se ha dedicado a hacer promesas como si estuviéramos en campaña electoral, cuando el sufrimiento de los ciudadanos es ahora, y la necesidad de ayudas es inmediata o se cerrarán empresas.

Ha prometido crear “12.000 empleos directos y, además, se asegurarán 14.000 empleos en los 198 Centros Especiales de Empleo, brindando formación de calidad a cerca de 30.000 trabajadores y personas en situación de desempleo”. En el ámbito social, “más de 90.000 familias se verían beneficiadas por estas ayudas, evitando que aumente la desigualdad y que muchas de ellas se queden atrás como consecuencia de la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus”, estás palabras las ha dicho sin ningún pudor en un plato de la televisión nacional, mientras la curva de la Covid-19 y los muertos por Coronavirus crece cada día.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Este partido se ha convertido en la cantera de vox y pp. Estúpido, servicial incongruente y falta de decencia.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre