miércoles, 19enero, 2022
6.4 C
Seville

Afectados Metro de San Fernando: «No podemos rehacer nuestra vida en otro sitio, nos han condenado»

La grave y peligrosa situación generada en San Fernando de Henares por las obras de la Línea 7B de Metro va mucho más allá de imágenes de grietas o de derribos de casas, se trata de la vida de más de 200 familias que están viendo cómo la inacción de la Comunidad de Madrid les está condenando a perderlo todo

José Antonio Gómez
Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

Complot contra Donald Trump

Donald Trump, candidato en principio totalmente refractario a la disciplina de partido y devenido en la “bestia negra” del establishment acabó finalmente siendo elegido...

Los expertos advierten a Sánchez de que gripalizar la pandemia es «un craso error»

Hace apenas una semana, Pedro Sánchez apostaba por “gripalizar” la pandemia, un feo palabro que ni siquiera se encuentra en el diccionario de la...

El Repaso del 18 de enero: situación de los bloques EEUU-UE y Rusia, la gestión de los recursos naturales y los partidos políticos

En El Repaso de hoy hemos analizado la situación actual de los bloques de Estados Unidos, Europa y Rusia, en una tensión creciente que...

Putin, el delirante megalómano que amenaza la paz mundial

Cada época de crisis y descomposición tiene a un personaje siniestro como gran protagonista. Napoleón se alzó al poder cuando el sueño de la...
- Publicidad -
- Publicidad-

Tal y como hemos hecho en diferentes ocasiones, y en base a la responsabilidad que tienen todos los medios de comunicación de servir al pueblo, sobre todo al que sufre los abusos de los diferentes poderes, Diario16 abre sus páginas para que sean los vecinos y vecinas de San Fernando de Henares afectados y afectadas por la chapuza de las obras de la Línea 7B del Metro de Madrid.

Las víctimas de los abusos del poder no son un ente abstracto, son vidas, son personas que tienen el derecho de que todo el mundo conozca lo que están pasando por las negligencias provocadas por los intereses políticos y empresariales.

Uno de los vecinos, a quien mantendremos en el anonimato, nos cuenta cómo su bloque de viviendas, «de protección oficial», es uno de los afectados por las obras del Metro y cómo les ha destrozado la vida, tanto a él como a su familia.

Ellos compraron su casa con toda la ilusión del mundo, con todos lo sueños vivos de iniciar una nueva vida y pudieron acceder a esas viviendas de protección pública a través de un sorteo y con muchas incertidumbres puesto que «nos quedamos a las puertas, como reservas pero, al final, tuvimos la suerte de que se echó atrás gente que había delante nuestra al final y compramos esta casa con muchísima ilusión. Tuvimos una serie de problemas que no tienen nada que ver con el Metro en las viviendas pero, bueno, al final nos metimos en obras, conseguimos sacar esto adelante con mucho esfuerzo y comenzamos a vivir empezando lo que es una vida a los 30 años».

Dos años después empezaron las obras del Metro, que le dieron muchos problemas por los ruidos dado que se empezó a trabajar las 24 horas del día, 7 días a la semana. «Incluso tuvimos que solicitar a la Policía Local que se pasara por aquí porque era un ruido insoportable. Era imposible ver la televisión o mantener una conversación. Teníamos que dormir con tapones. La Policía vino con unos medidores que marcaron más de 60 decibelios, lo que es insoportable en una casa y más por la noche», afirma este vecino.  

Primeras grietas

Ya durante el proceso de obras comenzaron a aparecer las primeras grietas en la casa. «Empezamos a notar que se agrietaban y nos dijeron que eso era normal. Las explicaciones que nos daban es que todo era por el tema de las vibraciones y que eso no lo arreglaban, pero cada vez había más grietas. Oíamos crujir la casa y ya empezamos a preocuparnos. Algo estaba pasando».

Esta situación se reproducía en los pisos bajos, no en los de otras alturas, y en diferentes calles. El afectado que comparte su testimonio se puso manos a la obra y trasladó el asunto al Ayuntamiento, gobernado entonces por Montserrat Muñoz (IU) y remitieron una queja al Defensor del Pueblo que en aquellos años era Enrique Múgica. Es cuando se conoce que ya se le ha dado un toque a la constructora (Dragados, perteneciente al Grupo ACS, es decir, Florentino Pérez). Empiezan los primeros arreglos consistentes en inyectar mortero en las viviendas. «Según las palabras del jefe de obra, había quedado como un búnker».

El «búnker» se derrumba

Sin embargo, «el búnker» comenzó a derrumbarse apenas habían pasado dos años, puesto que volvieron a aparecer las grietas pero ya con más virulencia y en más viviendas de la misma zona.

«Si se formó ahí debe ser una oquedad o algo que hacía que se venciera la casa. Entonces tuvimos que contratar a un arquitecto entre todos los vecinos a través del administrador que nos llevaba a todos esos bloques y solicitamos la opinión de un arquitecto porque, en principio, Dragados no reconocía la culpabilidad. Sí reconocía que se está moviendo el terreno, pero decía que eso no era culpa de ellos. Sin embargo, incluso no reconociendo la culpa, vinieron al final», señala este vecino.

La Comunidad de Madrid, entonces, vio que empezaba a haber un problema y lo intentó solucionar poniendo parches.  Es decir, sin afrontar el problema global que se estaba creando para estas familias.

«La Comunidad de Madrid hizo un informe de daños al final y nos pasaron a reparar las casas con unas chapuzas tremendas. Se metieron aquí la mano de obra más barata. Todo el mundo tuvo quejas».

Miedo

Tal y como publicamos en Diario16, la práctica totalidad de estas familias pasa miedo a diario a que se caiga su casa o su edificio. Todos los afectados consultados por este medio coinciden en que tienen la sensación de que la Comunidad de Madrid no actuará hasta que ocurra alguna desgracia que, viendo la situación de los edificios, está más cerca de que ocurra.

Sin embargo, también saben que el propio gobierno autonómico tiene el temor de que si no hace nada, como lleva ocurriendo desde hace 12 años, quedará constancia de que si ocurre alguna desgracia quedará demostrado que se trató de una negligencia porque se sabía que en los terrenos donde se realizaron las obras del Metro había agua subterránea.

No en vano, como afirma el testimonio del vecino al que nos estamos refiriendo hoy, cuando se hicieron las obras del edificio donde vive apareció agua durante el proceso de cimentación, es decir, a una profundidad muy inferior a la de las obras del Metro.

«Aquí sabía todo el mundo que aquí había agua. Si se ha hecho un estudio geológico, que se tuvo que hacer porque se hicieron catas antes de hacer la obra, se tuvo que comprobar que aquí había aguas subterráneas. Se hizo de mala manera, se ha hecho deprisa y corriendo. Ese informe que tendría que haber desaconsejado esas obras estará guardado a cal y canto, destruido o no sé lo que pasó con él porque no lo saca nadie, porque ahí es donde la Comunidad de Madrid se quedaría al descubierto», afirma el vecino.

Presión mental y salud

La persona que nos ha dado el testimonio, además, hace mención a que esta situación también les está costando la salud, al hacer referencia a que su esposa, por ejemplo, tiene dolores de cabeza crónicos que antes de esta situación no tenía. Él mismo, por ejemplo, afirma que jamás tuvo problemas para conciliar el sueño y que ahora duerme apenas unas pocas horas. «Siguen los crujidos y, al final, tiene uno como una especie de angustia constante».

El sueño se convirtió en pesadilla

La persona afectada por las obras del Metro que nos ha dado su testimonio reflexiona sobre cómo «una oportunidad que era fantástica para poder vivir y hacer nuestra vida pues se ha convertido en una auténtica pesadilla. Lo único que queremos es salir de aquí, como sea. Lo que no queremos es que nos arreglen nada porque de que me vale que me quiten las grietas si el terreno se sigue moviendo. Nadie nos garantiza que esto va a parar. Entonces, claro, esa angustia no nos la vamos a quitar en la vida. Nos han condenado a vivir aquí. Si nos hubiera salido la oportunidad rehacer nuestra vida en otro sitio, con un trabajo que nos hubiéramos salido, que no ha sido el caso, ni siquiera así nos habríamos podido ir a ningún lado porque seguimos pagando una casa que es una ruina. Nadie nos la no la va a comprar. Toda una vida trabajando. Somos gente modesta, gente obrera, que llevamos toda la vida pagando una casa para no tener absolutamente nada porque no podemos vender. No tenemos ningún patrimonio porque se ha dilapidado. No podemos rehacer nuestra vida en otro sitio, o sea, nos han condenado a vivir aquí. Si pudiéramos vender esta casa…, pero claro, a quien le vendiéramos esto le estaríamos dando el problema. Un desastre total».  

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

00:00:21

Ayuso: “El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”

“El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”. Esa ha sido la frase que ha delatado a la presidenta de...

Sánchez Galán niega tajantemente el espionaje a Florentino Pérez y afirma que él fue el espiado

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha asegurado de manera tajante hoy en su declaración ante el juez instructor del caso 'Tándem',...

Deportistas y atletas que dejaron de serlo

La deportación de Novak Djokovic es el símbolo de la presión a la que se está sometiendo a la sociedad, y especialmente a los...

Javier Corpa: «Estamos hartos del pasotismo de Ayuso»

Javier Corpa, alcalde de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, ha vuelto a denunciar hoy la grave situación generada por la Línea...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

00:00:21

Ayuso: “El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”

“El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”. Esa ha sido la frase que ha delatado a la presidenta de...

Sánchez Galán niega tajantemente el espionaje a Florentino Pérez y afirma que él fue el espiado

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha asegurado de manera tajante hoy en su declaración ante el juez instructor del caso 'Tándem',...

Deportistas y atletas que dejaron de serlo

La deportación de Novak Djokovic es el símbolo de la presión a la que se está sometiendo a la sociedad, y especialmente a los...

Javier Corpa: «Estamos hartos del pasotismo de Ayuso»

Javier Corpa, alcalde de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, ha vuelto a denunciar hoy la grave situación generada por la Línea...