La vicesecretaria general del PSOE y portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra, califica de “discurso delirante” el del PP con respecto a lo que está pasando en Madrid con la pandemia y acusa, sin pelos en la lengua, al líder del PP, Pablo Casado, y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de “abandonar a los madrileñ”.

Lastra  al PP, a Casado y a Ayuso que “dejen de pensar en cómo atacar al Gobierno y empiecen a pensar en cómo defender a los madrileños”, porque no solo es que sean el ministro de Sanidad, el Gobierno, el PSOE y otros partidos o los propios ciudadanos de Madrid quienes dicen que las medidas adoptadas son injustas e insuficientes, “es que lo dicen todos los científicos, los sanitarios y los expertos; lo piensa hasta su propio consejero de Sanidad”. Por tanto, que el PP «deje de enfrentarse al Gobierno y empiece a enfrentarse a la epidemia de una vez, que lleva seis meses de retraso”, subrayó.

Madrid

En la clausura de la ‘Escuela de pensamiento feminista Elena Arnedo’ celebrada en Ferraz, la número dos socialista señaló que “Ayuso se ha esforzado mucho durante la pandemia, pero se ha esforzado mucho en atacar al Gobierno mientras abandonaba a los madrileños”, y afeó al líder del PP que, en su “discurso delirante” de esta mañana, no haya hecho “ni una sola referencia a lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid y a lo que están pasando los madrileños”.

El PP, Casado y Ayuso han abandonado a los madrileños. Cerrar los centros de salud durante la pandemia” o “negarse a contratar rastreadores y médicos, es abandonar a los madrileños”. Del mismo modo que “cerrar los barrios de sur, no es solo abandonar, es señalar y estigmatizar a cientos de miles de trabajadores madrileños”; en muchos casos “trabajadores esenciales que todos aplaudíamos durante los estados de alarma, esos que el PP dejó de apoyar”.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Ayuso y sus más que ineficientes secuaces ha decidido confinar a los barrios más humildes de Madrid, pero eso sí como su trabajadores son los que mantienen las fábricas abiertas, limpian en las casas de los ricos y hacen las labores más humildes, pero más necesarias pues podrán ir a trabajar a cualquier parte de Madrid, pero eso sí serán vigilados como a los judíos en la Alemania nazi o como a los negros en la Sudáfrica del apartheid. Las medidas han llegado cuando la comunidad ya se ha colocado de nuevo como epicentro de la pandemia y la región más afectada de Europa

    Tras convertirse de nuevo en el epicentro de la pandemia de COVID-19 en España, la Comunidad de Madrid restringirá la movilidad a 856.000 ciudadanos a partir del próximo lunes. La dimensión adquirida de una transmisión que no ha podido controlar obliga a limitar la entrada y salida en las 37 zonas de Madrid, con mayor incidencia del virus. La nueva orden de restricción, sin embargo, contempla una amplia lista de excepciones que, a juicio de los epidemiólogos consultados, resta efectividad al confinamiento perimetral. La presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha resumido así sus prioridades: «Hay que evitar el estado de alarma y el confinamiento. Hay que evitar el desastre económico a toda costa» Ósea anteponiendo la economía a la salud.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre