Un adolescente menor de edad dispara con una escopeta de balines a niños que jugaban en un campamento. Aunque algún profesor y dos niños están sólo heridos levemente, la angustia y el susto todavía les tiene muy afectados.

Un joven de 14 años ha sido el autor del tiroteo con balines a un grupo de niños que estaba disfrutando del campamento de verano del colegio Eduardo Ocón, en la barriada malagueña de Huelin.

Al parecer, el adolescente habría empezado a disparar a los presentes desde uno de los edificios cercanos. Aunque al menos, seis niños y dos monitores, han sido alcanzados con balines de plomo, ninguna se encuentra grave.

Según informa el ‘Diario Sur’, todo ha ocurrido durante la hora del recreo, donde 150 niños disfrutaban del campamento. Hasta que, en un momento dado, los monitores escucharon cómo los balines golpeaban las puertas y los cristales del centro y, a su vez, varios pequeños comenzaron a quejarse de picaduras por su cuerpo.

Algo, que sumado a que los monitores observaron en el suelo los proyectiles hizo saltar la alarma y metieron rápidamente a los niños en el centro. Tras avisar a la Policía, ésta identificó al autor, quien resulta inimputable por estos hechos, ya que el joven tiene 14 años.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl PSOE apuesta por un gobierno a la portuguesa
Artículo siguienteUber, en el punto de mira de la Agencia Española de Protección de Datos
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre