Foto: Agustín Millán.

Los taxistas deciden esta tarde acabar con la huelga indefinida en un referéndum que se desarrolla en la T-4 del aeropuerto de Madrid. Los ánimos tras la reunión celebrada ayer en la Consejería de Transporte están muy caldeados, pero con la determinación de llegar hasta el final.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido ha torpedeado, a juicio de los taxistas, todo intento de negociación, posicionándose como parte de la patronal madrileña de las VTC, en vez de como Gobierno de todos los madrileños, incluidas las personas que por su situación de vulnerabilidad, necesitan el taxi, que no las VTC, para moverse.

La consejera de Transporte, Rosalía Gonzalo volvió ayer a rechazar, no solo las exigencias de mínimos del sector del taxi, si no cualquier tipo de negociación respecto a la regulación de los vehículos con transporte de conductor (VTC).

Tras la reunión con el Ejecutivo regional en la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, denunció el “desprecio, el insulto y la humillación”, del ejecutivo regional hacia el sector. El único interés del Gobierno del PP madrileño es y ha sido la liberalización del sector del taxi y de las VTC.

El colectivo ya ha advertido de que, pese a “sentirse insultados, humillados”, no se rinden. “Han podido ganar una batalla, pero desde luego la guerra va a ser larga y les vamos a perseguir hasta el final”, ha señalado Julio Sanz.

Hoy se ha habilitado un solo punto de votación (en la T-4 del aeropuerto) para los profesionales, desde las 10 a las 18 horas. Se está preguntando si quieren seguir con la huelga tras 16 días de paro. Miles de taxistas hacen cola para poder votar en un ambiente distendido, pero también cabreados y preocupados por la aptitud del presidente madrileño, Ángel Garrido, del Partido Popular.

Impotencia, rabia, desolación y desprotección

Diario16 ha querido sondear el estado de ánimo de los taxistas tras la jornada de ayer, y el desprecio del PP a negociar nada con el colectivo. “El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha vuelto a jugar con nosotros. La impotencia, la rabia y la desolación se ha apoderado de la gran mayoría de compañeros que cada día hemos estado apoyando las protestas en las calles, con la esperanza de una solución a nuestro conflicto”, nos cuenta Pablo de la Plataforma Caracol Taxi.

“La impotencia, la rabia y la desolación se ha apoderado de la gran mayoría de compañeros taxistas”

Siento impotencia, por que nos han dejado muy claro que pretenden que un sector tradicional, regulado y que protege al usuario, quieren que desaparezca, en pro de uno que ha irrumpido, comprando voluntades, entrando juego saltándose las normas”, nos relata el taxista Pablo Figueras.

Pablo siente rabia, “por que nos hemos dado cuenta de que tiene más fuerza el capital, el dinero y la sinrazón que la voluntad de mediar para que la convivencia entre dos sectores sea posible”, afirma.

Pero Pablo también siente desolación, “por que el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dejado tirado a un sector de trabajadores que tienen un empleo digno, pagan sus impuestos y gastan sus beneficios contribuyendo al estado de bienestar de nuestro país”. Cree que se quiere implantar “un nuevo modelo liberal, que pretende quedarse con el 100% de la tarta, creando empleo precario, sometiendo a sus conductores a unos sueldos totalmente injustos para el trabajo que desempeñan y todo, para llevarse todos los beneficios a paraísos fiscales.

Denuncia a Diario16, que esto sucede no solo en las plataformas, si no también “en el resto de las 140 empresas de VTC, que se ha demostrado que están gestionadas por empresas con sede fiscal en las Isla vírgenes”.

Y además se siente desprotegido, “como taxista y como ciudadano, ya que en el caso de cumplirse el deseo de exterminio del sector del taxi, que el Sr. Garrido y sus secuaces han dejado claro que pretenden, el consumidor final será el más perjudicado. Los precios que nos cobraran esas aplicaciones serán incontrolables”, como se ha podido comprobar cuando el algoritmo de las App entran en modo ‘alta demanda’.

A los taxistas “aún les quedan fuerzas para seguir reclamando el cumplimiento de la ley. Seguiremos luchando para que la Administración entren en razones y lleve a cabo una regulación que garantice el servicio público a los ciudadanos y visitantes de la ciudad de Madrid”, ha señalado a este diario.

Foto: Agustín Millán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 1 =