domingo, 26junio, 2022
27.1 C
Seville

Adiós al piropo machista

La ley del "solo sí es sí" castiga comportamientos hasta ahora aceptados por la sociedad

- Publicidad -

análisis

La izquierda alternativa andaluza después del 19J. Una lectura constructiva de los resultados

La izquierda alternativa andaluza debe separarse de los oportunistas y melodramáticos análisis que los partidos del sistema hacen de los resultados electorales. Tampoco debe...

Las grandes fortunas han aumentado su riqueza un 58% gracias al Covid-19

Desempleo, miedo, enfermedades mentales, confinamientos, bajadas salariales, pobreza sobrevenida, son algunas de las consecuencias que ha tenido la pandemia del Covid-19 para miles de...

Los jueces de Donald Trump, la Edad Media, el nazismo y el miedo a los derechos de las mujeres

La congresista Alexandria Ocasio-Cortez fue contundente tras conocerse la aberrante sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos y en pocas palabras resumió lo...

El triunfo de los nadies en Colombia

El triunfo de Gustavo Petro en las recientes elecciones presidenciales colombianas tiene múltiples aristas para su análisis y se posiciona como un vértice de...
- Publicidad -
- Publicidad-

Fue un mal día para el patriarcado machirulo. El Congreso de los Diputados aprobó ayer la ley del “solo sí es sí”, un paso histórico en la defensa de los derechos de la mujer. A partir de ahora violadores y manadas lo tendrán mucho más difícil a la hora de irse de rositas de un juzgado tras atacar a una mujer. “Solo se entenderá que hay consentimiento [sexual] cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona”, reza el nuevo texto legal. De esta manera, la legislación penal española se adapta a lo establecido en el Convenio de Estambul y se pone a la altura de otros países como Gran Bretaña o Suecia, donde hace ya tiempo que rige la necesidad del consentimiento en positivo de la mujer a la hora de mantener cualquier tipo de contacto sexual.

Por si fuera poco, las víctimas ya no tendrán que acreditar que ha habido violencia del agresor ni que se han resistido más allá de los límites del valor. Atrás quedan sentencias bochornosas (dictadas por hombres y mujeres) que exigían una resistencia heroica de la agredida –incluso poniendo en peligro la propia vida–, para que quedara probada la violación cuando eran abordadas por algún depredador. Desde este momento cualquier atentado a la libertad y la integridad física o psíquica será considerado una agresión sexual, no un simple abuso con pena atenuada o reducida. Pero hay más, se protege a la mujer durante los juicios (ya no tendrán que declarar cara a cara ante su verdugo, ahorrándole un segundo calvario tan horrible como el primero); se crean centros 24 horas de atención a las víctimas; y se obliga al violador a realizar cursos de educación y terapia para superar su machismo criminal. Que hayamos tardado más de cuarenta años en adaptar nuestro ordenamiento jurídico a estos mínimos esenciales habla de la baja calidad de la democracia que hemos padecido.  

En cuanto a los piropos, esa costumbre tan española, según las derechas, y que con la nueva ley son susceptibles de multa, merecen capítulo aparte. Han sido demasiados siglos de vejaciones verbales contra la mujer, demasiado tiempo escondiendo situaciones de acoso flagrante socialmente aceptado bajo la apariencia de la supuesta galantería, lisonja o halago a la belleza femenina. Se acabaron los malos trovadores de la seducción, los horteras de la lírica callejera, los rapsodas y rimadores acostumbrados a echarle flores en plena calle (la mayoría de las veces ofensivamente) a la mujer que va a sus cosas y no desea que la molesten. Aquel que se crea un nuevo Bécquer o un nuevo Pablo Neruda que junte ripios en su casa en sus ratos libres y los envíe a un concurso literario para probar suerte. Una mujer no tiene por qué aguantar a los pelmazos del falso galanteo, ligones furtivos y salidos de la pseudopoesía erótica de andamio, gore o de serie B, que a menudo atraviesan la frontera para adentrarse en el territorio del acoso intolerable y el atentado a la intimidad. La ley dice no es no al amor franquista y a los coplistas del mal gusto licenciados en la escuela del método de Manolo Escobar. Curiososamente, a ninguno de ellos se le ocurre recitar versos por Machado –como aquello de “arde en tus ojos un misterio, virgen esquiva y compañera”–, o por Hernández –“cerca del agua te quiero llevar, porque tu arrullo trascienda del mar”–, lo que al menos les salvaría de quedar como lo que son, unos perfectos idiotas. Por lo general, el piropeador vuelca su frustración sexual y cultural en la mujer y esa falta de sensibilidad estética, esa falta de pudor para entender que se está haciendo el ridículo, es el peor de los crímenes.

- Publicidad-

Ayer, durante el trámite parlamentario de la nueva ley, la diputada de Vox Carla Toscano hizo todo un alegato en defensa del piropo al reivindicar sonetos casposos de dudosa procedencia y calidad como “dime cómo te llamas y te pido para reyes” (tratando a la mujer como una muñeca hinchable) o “eso es un cuerpo y no el de la Guardia Civil” (mezclando fascismo militarista con presunto romanticismo, que ya hace falta ser tonto). En su nostalgia por el casticismo antiguo, a Toscano solo le faltó defender piropos mucho más porno y hardcore, como “eso es carne y no lo que le echa mi madre al cocido” o “quisiera ser mariachi para tocarte la cucaracha”. Patético el nivel político, intelectual y cultural de esta gente de la extrema derecha.

A la señora Toscano le da pena que “el odio a la belleza y al hombre” del Gobierno “nos hagan perder esas muestras de admiración e ingenio”. Hace falta estar muy fuera de tu tiempo y de la realidad para querer ver talento en el lenguaje del machismo imperante. Todo lo malo vuelve, también el casticismo reaccionario, esas expresiones sociales, formas de hablar y malos modales que con la excusa de recuperar el supuesto “carácter nacional español” imponen un total desprecio por la mujer. El piropo es la mala poesía amorosa del fascismo. En una democracia moderna y avanzada, lo castizo no puede convertirse en norma, ya lo dijo Ortega y Gasset.

“Este es hoy un mejor país para las mujeres”, sentencia muy acertadamente Irene Montero, que con esta ley pone a la mujer en el lugar que se merece frente a aquellos que quieren sexualizarla y fetichizarla para satisfacer sus deseos más primarios. Solo PP y Vox votaron en contra. No se puede ser más troglodita.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

3 Comentarios

  1. Si digo a una mujer ‘madre mía, que Bella eres’ iré a la cárcel, podría enfrentarme a la pena de muerte, que parece que vamos en ese camino, o no he cometido ningún delito por poder expresar un sentimiento hacia otra persona sin, en mi opinion, haber faltado el respeto a nadie?

  2. Si, Manuel; «Al mako por negao». Como entiendas todo así es probable que toda tu vida sea un puto desastre. Pero te voy a encaminar un poco; es muy lógico pensar que esa «bella mujer» a la que con toda seguridad no dirías nunca subnormalidad a la manera si aguardas éxito, y más con esa técnica de tercero de primaria, ya sepa que es hermosa, y si a tí te lo parece sólo con ver tu respuesta gestual. No te quedes en lo de los infantes y atrévete con otras cosas más reconfortantes para una mujer.
    Sois muy negados los de derechas, eh? Leed un poco y salid del «sálvame» y toda esa mierda para deficientes, que os estáis colgando.
    Pero qué país…

    • Creo que leyendo mi comentario y seguidamente el tuyo queda bastante claro que el problema de la sociedad no es un piropo, adjetivo, comentario o como lo quieras llamar sin faltar ningún respeto. El problema son personas que no respetan como haces tú en tu respuesta y además algo complicada de entender, escribes raro.

      Además de tu manera de escribir enrevesada, con malas palabras y bastante agresiva, también te falla la intuición. No has dado ni una, ni la orientación política, ni las preferencias televisivas… solo te doy la razón en una cosa. Cuando dices ‘Que país’ y añado, con personas tan radicales y cerradas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

¿VA A GANAR NADAL en WIMBLEDON?

"Tengo una bola de cristal y veo el futuro, pero si miro la bola media hora después el futuro a veces no es exactamente...

“Los hombres debemos comprender que la igualdad no significa reducir nuestra esfera de derechos sino ampliarla, y también los de los demás”

“Confieso que si algún mérito tiene este libro, no es otro que el recoger las reflexiones de un hombre machista como yo, sobre cuestiones...

SEO/BirdLife busca soluciones ante los conflictos entre aves piscívoras, sector pesquero y granjas acuícolas

Como los antiguos navegantes usaban los vientos alisios para surcar los mares en busca de las codiciadas especias y metales preciosos, algunas de las...

La izquierda alternativa andaluza después del 19J. Una lectura constructiva de los resultados

La izquierda alternativa andaluza debe separarse de los oportunistas y melodramáticos análisis que los partidos del sistema hacen de los resultados electorales. Tampoco debe...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Una candidata al Premio Princesa de Asturias de la Concordia pide ayuda a Pedro Sánchez para recuperar la custodia de sus hijas

La historia de Elena Ramallo bien podría inspirar un libro o una película. Esta madre, doctora en el ámbito del Derecho, investigadora, divulgadora académica...

Banco Popular: el Santander sí está devolviendo su dinero a los afectados de los PPI, un tema heredado de otra entidad

Entre los afectados por la resolución de Banco Popular hay cierta inquietud respecto a quién va a ser el responsable de devolverles el dinero...

Banco Popular: el mayor error de la sentencia del TGUE fue dar por hecho un inexistente riesgo a la «estabilidad del mercado financiero»

Según la sentencia del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE), la resolución de Banco Popular "perseguía un objetivo de interés general: garantizar la...

Banco Popular: Calama consulta sobre si excluye la responsabilidad civil del Santander

José Luis Calama Teixeira, el juez de la Audiencia Nacional que instruye el Caso Banco Popular, ha dado traslado a las partes para que...

Empobrecer a sus trabajadores: el «secreto» de los altos directivos para hacerse multimillonarios

Mientras la inflación está quebrando las economías domésticas y los gobiernos se niegan a aplicar una subida salarial en base a la subida de...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

¿VA A GANAR NADAL en WIMBLEDON?

"Tengo una bola de cristal y veo el futuro, pero si miro la bola media hora después el futuro a veces no es exactamente...

“Los hombres debemos comprender que la igualdad no significa reducir nuestra esfera de derechos sino ampliarla, y también los de los demás”

“Confieso que si algún mérito tiene este libro, no es otro que el recoger las reflexiones de un hombre machista como yo, sobre cuestiones...

SEO/BirdLife busca soluciones ante los conflictos entre aves piscívoras, sector pesquero y granjas acuícolas

Como los antiguos navegantes usaban los vientos alisios para surcar los mares en busca de las codiciadas especias y metales preciosos, algunas de las...

La izquierda alternativa andaluza después del 19J. Una lectura constructiva de los resultados

La izquierda alternativa andaluza debe separarse de los oportunistas y melodramáticos análisis que los partidos del sistema hacen de los resultados electorales. Tampoco debe...