Adiós a la aspiración de Iceta de presidir el Senado. Como ya anunció diario16.com, los soberanistas, con ERC a la cabeza, han vetado la designación del líder del PSC como senador por la comunidad autónoma.

«Señor Iceta, está demasiado acostumbrado a esto de que ‘Madrid manda y Cataluña obedece”

Sin duda, la decisión, especialmente de ERC, tendrá consecuencias en los futuros acuerdos de Gobierno y del procés.

Así, la mayoría independentista del Parlament catalán ha vetado la elección del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, como senador por designación autonómica como ya había anunciado que harían. Junts per Catalunya, ERC y la CUP votado en contra de Iceta, que solo ha obtenido el apoyo de su grupo y de Catalunya en Comú Podem, sumando tan solo 25 votos a favor. Ciudadanos y el Partido Popular se han abstenido, pero aunque hubieran optado por el «sí» los votos favorables solo hubieran logrado empatar los 65 de los independentistas y a la tercera votación la designación hubiera caído igualmente.

La votación de la Cámara frustra así la intención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que el líder de los socialistas catalanas presidiera la Cámara Baja como se anunció la semana pasada. Es la primera vez en la historia que el Parlament veta la designación de un candidato a senador independientemente de qué grupo lo hubiera propuesto. Ni siquiera ocurrió en plena aplicación del artículo 155 con la designación de una senadora por el partido de Ciudadanos.

Iceta, en la tribuna

Miquel Iceta, que ha subido a la tribuna para cerrar el debate por «alusiones», ha asegurado que el resultado no le iba a restar «un ápice de voluntad» para encontrar soluciones acordadas a través del «único camino» que asegura que existe para Cataluña que es el del «diálogo, la negociación y el pacto». Previamente, la portavoz del PSC, Eva Granados ha acusado de «tactismo electoral» a los independentistas: «Votar en contra es votar en contra de la pluralidad de Cataluña. Una vez más degradan las instituciones que son de todos».

Para el líder del ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, el «tactismo electoral» es el del PSOE y ha defendido que su «no» era «inevitable». Un «no» que es, ha explicado, «rotundo y nítido ante movimientos turbios» del Gobierno socialista para que Iceta fuera designado senador para poder presidir la Cámara Baja. Sabrià ha afirmado que no aceptarán «chantajes paternalistas» como que «viene la extrema derecha», ha acusado a Iceta de no haber tenido «cortesía parlamentaria» con los políticos presos y ha insistido en ERC sí que apuesta por el diálogo frente al PSC que en su opinión no lo hace.

Diálogo falso

En la misma línea, el portavoz de Junts per Catalunya, Albert Batet, ha sostenido que el PSC ofrece un diálogo «falso» y que «jamás han tenido intención» de hablar. El diputado independentista ha recriminado también a los socialistas que quieran volver a aplicar «el intrusismo parlamentario del 155» en la Cámara catalana. Batet ha arrancado su intervención reconociendo que al PSC le corresponde la designación del un senador pero que iban a votar «no» no solo por el fondo sino por las formas. «Señor Iceta, está demasiado acostumbrado a esto de que ‘Madrid manda y Cataluña obedece’ y si no, el Tribunal Constitucional ya me lo arreglará», ha señalado.

El diputado de la CUP Vidal Aragonès ha explicado que votarían que «no» porque su formación no cree que Cataluña deba mandar representantes a instituciones españolas y porque Iceta «representa lo que es, ha sido y será el régimen del 78» y estuvo «a favor de aplicar el artículo 155». Aragonès ha aprovechado su intervención para lanzar también un mensaje a ERC y Junts per Catalunya y advertirles de que ni ellos ni los ciudadanos independentistas entenderían que hoy hayan votado en contra del líder del PSC y que dentro de unas semanas facilitaran su elección.

Compartir
Artículo anteriorGoogle se reafirma en su apuesta por la privacidad de los usuarios
Artículo siguienteMi indigna presencia
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 3 =