martes, 21septiembre, 2021
17.5 C
Seville

Adictos a las compras online

- Publicidad -

análisis

Los nazis de Chueca son los despojos de una democracia fallida y enferma

Ahora que los vemos desfilar por Chueca, con sus botas militares, sus rojigualdas y esvásticas al viento, sus sonrisas de hienas resentidas y sus...

El horror de Europa está en Bielorrusia

El horror de Europa está en Bielorrusia. Especialmente desde que en agosto de 2020 en Bielorrusia, Lukashenko "ganó", a todas luces de manera fraudulenta,...

PP y Vox preparan una ofensiva para propagar la idea de que el Gobierno ya ha vendido España a los independentistas

Las derechas han alcanzado un punto de ebullición que ni el magna del volcán de la isla de la Palma. Las últimas encuestas del...

La revolución de 1868, la Gloriosa y el fin de Isabel II

A mediados de los años 1860, el descontento contra el régimen de Isabel II era patente y todo se puso en contra para mantener...
- Publicidad-

Internet ha traído las tiendas a los hogares. Hoy resulta más sencillo que nunca realizar cualquier compra, porque todos los productos y servicios imaginables no están a la vuelta de la esquina, sino a un par de clics de distancia. Basta encender el ordenador y navegar durante un par de minutos para tener acceso a productos que antes eran inalcanzables.

Esto, que tiene evidentes ventajas y comodidades, puede ser también un riesgo para algunas personas. Si no controlamos nuestros impulsos de consumo podemos encontrarnos con una cantidad de ropa y otros objetos absolutamente desmesurada, y con una factura muy larga a final de mes, echando por tierra todos nuestros esfuerzos ahorrando en economía doméstica.

Limitando el consumo desaforado

En un sistema capitalista como el nuestro, la economía funciona porque consumimos. El consumo es la clave de bóveda y todo está diseñado para que la rueda siga girando. En una época de progresiva toma de conciencia con las repercusiones ambientales de nuestras acciones, qué, cómo y cuánto consumimos está en el debate. Cada vez son más las voces que llaman a limitar el consumo y apuestan por la reutilización, la reparación y el reciclaje, que además hacen que te sientas psicológicamente mejor.

Además de consecuencias ambientales, el consumo desaforado puede tener repercusiones individuales. Si no controlas lo que consumes, puede que gastes en exceso. Esta tendencia al consumo compulsivo y de productos no necesarios tiene un nombre: oniomanía. Según algunos estudios, afecta al 7% de la población española, que experimentan un gran placer al comprar porque su cerebro libera una descarga de dopamina y endorfinas y sufren un malestar similar al síndrome de abstinencia por no comprar.

Aquí vamos a darte algunos consejos para que controles tus impulsos de consumo cuando «salgas» a hacer la compra online.

Consejos para el comprador online

Ten en cuenta que las páginas web de las tiendas online están diseñadas (como las tiendas de toda la vida) para que consumas más. Con el añadido de la comodidad: puede que te canse recorrer los pasillos de una tienda, pero es muy cómodo pasar el rato sentado en el sofá, pasando de tienda en tienda, y comprando en cada una.

Aquí van algunos consejos para el consumidor adicto a las compras online:

  • Elimina las cookies de tu navegador. Gracias a las cookies, tu navegación en Internet es rastreada por las tiendas y las marcas, que trufan de anuncios «personalizados» las páginas que visitas. De esta forma, es más fácil que acabes cayendo en la tentación de comprar algo que inicialmente no habías previsto.
  • Haz una lista de lo que necesitas y cíñete a ella. Cuando finalizas una compra online aparecen ante ti otros muchos productos, generalmente relacionados con lo que acabas de comprar. Es sencillo caer en la tentación. La mejor receta es la fuerza de voluntad para resistirse, pero puede ayudarte hacer una lista con lo que necesitas. Otro truco es configurar tu tarjeta para limitar la cantidad que puedes gastar sobre todo si tienes una personalidad impulsiva.

Prueba a retrasar la compra. Dicho de otro modo, añade al carrito lo que vayas a comprar, pero retrasa unas horas el pago. Pasado ese tiempo, es probable que descubras que tus compras respondían sólo a un impulso y no a una verdadera necesidad, por lo que acabes evitándola.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La lava del volcán de La Palma se tragará más de 1.000 casas

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández, ha repasado hoy la situación en que se encuentra la isla tras la noche. En...

El Consejo de Ministros pospone hasta la próxima semana la subida del SMI hasta 965 euros mensuales

Sin apoyo de la patronal pero con decisión, el Gobierno aprobará, no hoy, sino el martes de la próxima semana en Consejo de Ministros...

Polvorín

Llueve. Cientos de gotas hacen gorgoritos al chocar contra el agua retenida en las aceras. Mal día para trabajar en la calle. Peor si...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La lava del volcán de La Palma se tragará más de 1.000 casas

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández, ha repasado hoy la situación en que se encuentra la isla tras la noche. En...

El Consejo de Ministros pospone hasta la próxima semana la subida del SMI hasta 965 euros mensuales

Sin apoyo de la patronal pero con decisión, el Gobierno aprobará, no hoy, sino el martes de la próxima semana en Consejo de Ministros...

Polvorín

Llueve. Cientos de gotas hacen gorgoritos al chocar contra el agua retenida en las aceras. Mal día para trabajar en la calle. Peor si...