Foto Agustín Millán

Sindicatos y patronal han firmado un acuerdo para resolver los conflictos laborales sin llegar a los tribunales.  La Fundación SIMA, (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) ha sido el escenario esta mañana de la firma del Acuerdo de Solución Autónoma de Conflictos Laborales, el sexto que se firma en 24 años.

A través del Acuerdo sobre solución autónoma de conflictos laborales (ASAC) se establece un sistema extrajudicial de solución de los conflictos colectivos laborales surgidos entre empresarios y trabajadores o sus respectivas organizaciones representativas.

Han rubricado el acuerdo los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez y CCOO, Unai Sordo y los dirigentes de CEOE, Antonio Garamendi, y CEPYME, Gerardo Cuerva, y a la que han asistido la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el secretario de Empleo, Joaquín Pérez Rey, la secretaria confederal de UGT, Isabel Areque y la secretaria de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha señalado que este acuerdo es «extraordinariamente positivo, porque amplía su aplicación y también tiene en cuenta a la administración pública en el arbitraje y la conciliación”.

Para nosotros, es básico que la mediación, el arbitraje y la conciliación sean elementos clave para tener un sistema de negociación colectiva más eficaz”, ha señalado Álvarez.

Durante la firma, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha destacado que el acuerdo pone de relieve que se mantiene “el compromiso de los agentes sociales a la hora de dotarse de herramientas útiles en el sistema de relaciones laborales”. Una afirmación que refrendó con datos: en 2019 el SIMA atendió 424 expedientes, una cifra que se eleva a más de 48.400, que afectan a más de 6 millones de trabajadores y trabajadoras en el conjunto del Estado.

En opinión de Unai Sordo, “la solución autónoma de conflictos judiciales evita la judicialización y la conflictividad”, algo que es preciso poner en valor y que forma parte del bagaje de madurez que han demostrado los agentes sociales. Por ello, afirmó, “estamos en disposición de pedir, de exigir, al poder político que se refuerce las vías de gestión autónoma del conflicto y la negociación colectiva”.

Por otro lado, el presidente de CEOE cree que es “fundamental porque pone en valor el diálogo social, que es la mejor infraestructura que puede tener un país y da paz social”.

“Nos sentamos en las mesas y al final acabamos consiguiendo acuerdos y poniendo en valor el diálogo social bipartito, porque cuando algo viene de abajo a arriba, siempre es mucho más que cuando viene de arriba a abajo y llega más lejos”, ha recalcado, tras apuntar que “lo necesario que es hablar también de formación y de introducir este mensaje en el diálogo porque es clave”.

Por último, el presidente de Cepyme ha destacado también la importancia del diálogo entre sindicatos y empresarios y ha apuntado que este diálogo es “sincero, leal, sin ataduras, sin preparados, sin líneas rojas, sin documentos y sin ultimátum, sino que se hace con tiempo, de forma sosegada y sincera. Esto es la esencia del diálogo social”, ha recalcado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre