El ocaso del bipartidismo nos ha llevado a una situación inédita: un nuevo partido político decide sobre si gobierna el partido más votado.

Tradicionalmente, los partidos políticos regionales apoyaban al partido más votado a cambio de conseguir más dinero publico para su región, lo cual constituye un evidente delito de malversación de fondos públicos en un Estado de Derecho.

En la actualidad, se da la situación inédita de que un partido de ámbito nacional decide si el partido más votado gobierna o no gobierna.

El PSOE necesita a PODEMOS para gobernar y PODEMOS necesita al PSOE para compensar su pérdida de negocio por los resultados de las elecciones autonómicas y generales. La situación no tiene nada que ver con el interés general que no defiende el PSOE ni PODEMOS.

Los resultados electorales autonómicos y nacionales, han reducido sustancialmente el negocio de PODEMOS y ésta es una de las claves de la actual negociación. La pérdida de escaños en los parlamentos conlleva una reducción doble de ingresos de dinero público. Por un lado, el partido político recibe menos subvenciones públicas y, por otro lado, tienen menos dirigentes con ingresos públicos.

La pérdida de ingresos del partido, les obliga a disminuir sus actividades de marketing para conseguir votos, de forma que sus expectativas futuras quedan reducidas, es decir, que cabe pensar que en las futuras elecciones obtendrán menos votos aún y, por tanto, menos ingresos, haciendo que la mayoría de los dirigentes abandonen el partido lo cual redunda en menos votos.

Por otro lado, la disminución de dirigentes del partido que disfrutan de los privilegios de ser parlamentarios disminuye y, en algunos casos, supone que algunos que ya disfrutaban de esos privilegios, dejen de beneficiarse de ellos, causando un gran malestar en ellos. Además, estas personas han llegado a ser dirigentes políticos porque tienen un suficiente apoyo popular, por lo que su descontento influye en las personas que le apoyan, de forma que esta disminución de votos, por razones objetivas, aumenta por estas razones subjetivas, marcando una tendencia que llevará a PODEMOS a disminuir considerablemente su negocio.

Para el PSOE no supone ningún problema que PODEMOS forme parte del Gobierno y beneficie a sus amiguetes con varias decenas de millones de euros (decenas de billones de pesetas), aprovechando este capitalismo de amigos (crony capitalism).

Sin embargo, existe otra vertiente que preocupa mucho más al PSOE, que consiste en que PODEMOS tenga experiencia de gobierno nacional, porque este negocio ha estado restringido al bipartidismo del PPSOE y dar participación a otros partidos políticos puede eliminar los privilegios del bipartidismo.

La existencia de este monopolio gubernamental es una de las causas de que un porcentaje relevante de la población siga votando al PPSOE (PP+PSOE) y, por tanto, hablamos de un asunto de gran relevancia. Además, es habitual que los miembros de un gobierno aumenten sus negocios derivados de dicha posición institucional.

Para el PSOE no constituye un problema dejar que PODEMOS, desde el Gobierno, derive decenas de millones de euros hacia sus colegas; sin embargo, para el bipartidismo sí supone un problema que otro partido adquiera experiencia en el gobierno nacional y rompa este lucrativo duopolio.

Esto es la política española que es contraria al interés general, aunque las masas la apoyen.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. ¡ cuánta tontería !
    Que no gobierne el partido más votado también depende del PP y de C’s
    No personifique, señor escribidor

  2. Según este artículo, el PP y el PSOE, hasta ahora, han desviado billones de pesetas, millones de euros, como él escribe, hacia los amigos. Claro está piensa que otros partidos podrían hacer lo mismo.
    Piensa el ladrón que todos son de su condición.
    De todas las maneras sí considero que el que PODEMOS tenga experiencia de gobierno, a nivel nacional, le puede preocupar al PP, al PSOE pero también y mucho a Ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =