Activistas de Extinction Rebellion han irrumpido en la sede de CEPSA, durante la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se está celebrando en Madrid (COP25 Chile-Madrid) y han vomitado una sustancia que simula petróleo, derramada además sobre sus trajes, con los que representaban a los ejecutivos petroleros que se enriquecen gracias a la explotación gas y petróleo. Los efectos que produce la exposición a derrames de petróleo incluyen náuseas y vómitos, y así lo han representado los activistas.

Nuestro mundo está enfermando por su obsesión con los combustibles fósiles

Extinction Rebellion exige que los gobiernos actúen de inmediato para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero netos en 2025.  Las grandes compañías de combustibles fósiles llevan más de 40 años poniendo sus beneficios económicos por delante del planeta, las personas, las especies y la vida en general.

Esta acción está dirigida a CEPSA, por ser un gran contaminante dentro de la industria más contaminante de todas, la de los combustibles fósiles, que está agravando la crisis climática y ecológica, amenazando el futuro de la humanidad. CEPSA es la compañía petrolera más grande de España y ostenta el récord de ser una de las 10 compañías más contaminantes y devastadoras en España, responsable de 4.6 millones de toneladas de CO2.

Seguimos extrayendo combustibles fósiles y explotando las reservas mundiales de petróleo, gas y carbón, aun sabiendo que representan más de un tercio de todas las emisiones de gases de efecto invernadero desde 1965.

“Nuestra sociedad es adicta los combustibles fósiles, y en vez de dar el paso de abandonarlos, aprovechando la coyuntura de COP25 (cuya credibilidad está en juego), los seguimos consumiendo a un ritmo vertiginoso. La devastación se está acelerando.”, ha señalado Blanca Laguna, Portavoz de Extinction Rebellion.

Este año, COP25 en Madrid ha sido financiado por algunas de las empresas más contaminantes de España, que intentan blanquear su imagen para evitar su responsabilidad. Además, estas compañías ignoran el consenso científico que exige el abandono urgente de la explotación y producción de combustibles fósiles.

Extinction Rebellion tiene ahora toda su atención puesta en COP25 y reclama que los gobiernos actúen ahora (#ActNow) y regulen urgentemente la industria de los combustibles fósiles para llegar al cero neto de emisiones en 2025.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + nueve =