Mas de 400 activistas de Extinction Rebellion en Barcelona, Jaén, Madrid, Vigo se han declarado en huelga de hambre mundial contra la inacción política ante la emergencia climática, el pasado el 18 de noviembre. Permanecerán en ayuno al menos una semana.

Para la organización, no hay mayor crimen que no responder ante una crisis ecológica y civilizatoria que, en caso de seguir su curso, va a suponer la muerte de miles de millones de personas, si no la extinción completa de la especie humana, además de la extinción irreemplazable de millones de especies, que podría tener unas consecuencias impredecibles para la vida en la Tierra, por las complejas interrelaciones ecosistémicas.

Seis de los huelguistas, los de Barcelona, han acudido al Palacio de la Generalitat para resaltar la determinación de sus acciones ante el gobierno autonómico.

Mientras, en Estados Unidos, activistas rebeldes en Washington han ocupado la oficina de la portavoz de la Cámara en el Congreso, Nancy Pelosi, mientras que los rebeldes en Londres se manifestaban ante las sedes de los principales partidos políticos. Lo hacen en solidaridad con los hombres y mujeres que se muere de hambre en el mundo, a causa de la crisis climática y ecológica. En el futuro serán más víctimas, incluido el aumento de niños y niñas.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, España corre el riesgo de tener el 80% de su terreno desertificado para 2100, lo cual implicaría que se encontraría entre los países del mundo que sufren hambrunas de manera regular que, junto a otros muchos otros países desarrollados, incrementarían la tasa de personas que pasan hambre.

Actualmente la OMS (Organización Mundial para la Salud) registra que hay 820 millones de personas sufriendo de hambre hoy por hoy. De no escuchar a la  comunidad científica e implementar medidas rápidas y urgentes con impacto transversal, la humanidad se enfrenta a “un sufrimiento sin igual” como destacaron más de 11.000 científicos en un manifiesto recientemente publicado en la revista especializada BioScience.

Intentando evitar el desastre humanitario y el colapso de nuestra civilización Extinction Rebellion demanda que:

1. Los gobiernos deben decir la verdad declarando una emergencia climática y ecológica, trabajando con otras instituciones para comunicar la urgencia del cambio.

2. Los gobiernos deben actuar ahora para detener la pérdida de biodiversidad y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto para 2025.

3. Los gobiernos deben crear y ser guiados por las decisiones de una Asamblea Ciudadana asesorada por personas expertas, centradas en justicia climática y ecológica.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 7 =