martes, 29noviembre, 2022
8.6 C
Seville

Activistas climáticos saltan a la pista interrumpiendo los cuartos de final de la Copa Davis en Málaga

Ante la crisis climática alertan sobre la necesidad de derivar las subvenciones a la ganadería para promocionar alternativas social y ecológicamente responsables basadas en plantas para afrontar el necesario cambio de sistema agroalimentario

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Esta tarde, mientras tenía lugar el partido de cuartos de final de la Copa Davis de tenis entre España y Croacia, dos militantes de Futuro Vegetal han saltado a la pista y se han encaramado a la red, parando el juego en protesta por la emergencia climática y alimentaria. Portaban pancartas con el mensaje «Desertificación = Hambruna» y «No hay deporte en un planeta muerto» en una llamada a la urgencia de atajar la crisis climática.

«Tengo terror por mi futuro y el de mi familia. No nos queda tiempo para seguir probando con las mismas tácticas con las que llevamos años alertando. La COP ha fracasado un año más. Necesitamos este tipo de eventos que atraen los ojos de todo el mundo para que la ciudadanía tenga la oportunidad de comprender la gravedad de lo que pasa», ha respondido una de las encadenadas al preguntarle por la relación con el evento deportivo.

Hace dos semanas, AEMET declaraba el mes de octubre como el más cálido de la historia, con una anomalía de 3.6°C por encima del valor promedio de referencia, superando los récords históricos. En la clausura de la COP el domingo pasado, el secretario general de la ONU reprocha que no se haya abordado la urgencia de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero señalando que «seamos claros. Nuestro planeta todavía está en la sala de emergencias».

Los expertos climáticos llevan años alertando del papel de la ganadería como uno de los mayores causantes de la Crisis Climática que ya estamos sufriendo: según datos de Our world in data, la gran mayoría de hectáreas deforestadas del amazonas se destinan a alimentar animales de granja (pastoreo y cereales para pienso), siendo la ganadería el principal deforestador del mundo y emisor de gases de efecto invernadero, por encima del sector transportes.

Las consecuencias del cambio climático ya afectan de forma preocupante la producción de alimentos en España. De acuerdo al reciente informe de la organización agraria COAG «el 6% del valor de la producción agrícola española, más de 550 millones de euros, se pierde cada año en España a consecuencia del cambio climático, advierte que un incremento medio de las temperaturas de 2 grados centígrados de aquí a 2050 incrementaría de forma exponencial el importe de la «factura climática» y puede poner en riesgo la viabilidad de cultivos como el viñedo, el aceite de oliva o el cereal». 

A nivel local, la costa Mediterránea, además de ser una de las regiones más afectadas por la Crisis Climática, según el Panel Intergubernamental de Expertos del Cambio Climático (IPCC), está ya en proceso de desertificación. A pesar de esta evidencia, España casi duplica el promedio mundial de consumo de agua al año, siendo destinada el 70% a agricultura y ganadería y, el 70% del grano producido en nuestro territorio es empleado por la ganadería.

Además del enorme consumo de agua, la ganadería es la mayor contribuidora a la contaminación de los acuíferos y a la erosión del suelo fértil, comprometiendo nuestros cultivos. 

«Nuestro sistema agroalimentario actual es económica y ecológicamente insostenible. Nos condena a hambrunas y muerte en los próximos años, mientras las cinco corporaciones multimillonarias de la industria cárnica exprimen hasta la última gota de los recursos comunes. Es por esto que llamamos a la población a levantarse para recuperar su seguridad alimentaria, su soberanía sobre un derecho fundamental para todo ser vivo, la alimentación», han afirmado los activistas.

Sostienen, asimismo, que este tipo de eventos deportivos no se encuentran totalmente al margen de la problemática denunciada: el tenista número uno del mundo, el español Carlos Alcaraz, está patrocinado por la gigante cárnica El Pozo, que fue objeto de protestas de este mismo colectivo en agosto, durante La Vuelta Ciclista en Murcia, también financiada por esta marca.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído