Los conflictos de pareja se han agudizado con la pandemia. En los inicios, el confinamiento obligado y la convivencia diaria afectaron la intimidad de las parejas, al punto de ocasionar rupturas definitivas. Para ninguna de las partes resulta agradable afrontar un divorcio, mucho menos para los hijos. Por eso, un abogado de familia puede resultar de gran valor; ¿Por qué? 

Papel del abogado de familia en la mediación de un divorcio

Cuando se enfrenta una separación, las emociones en ambas partes están a flor de piel; más si no se ha roto en buenos términos la relación. Por otro lado, si existen hijos en la relación, comienzan a surgir dudas sobre cómo proceder para conservar el bienestar de los menores por encima de todo.

Derecho de Familia es una ramificación del derecho civil, cuyo principal objetivo será velar por el bienestar social y legal del núcleo familiar. Los profesionales especialistas en esta área, obtienen capacitación sobre mediación familiar, con el fin de lograr acuerdos en beneficio de los miembros de una familia.

Ir a tribunales a subsanar una disputa por divorcio, puede ser agotador para los padres e impactar negativamente en los hijos. Como el abogado de familia entiende que el bienestar de la familia prima por encima de todo, buscará lograr un acuerdo amistoso entre las partes.

Entonces, conducirá el proceso de tal manera que el impacto psicológico y emocional sea mínimo. A la vez que vela porque se respeten los derechos de su cliente. Ahora bien, para lograr esto, necesitas la asesoría de un profesional capacitado, especializado y con experiencia en el área.

¿Por qué contratar un abogado especializado en derecho familiar?

Una vez que la decisión de una separación matrimonial está tomada, el siguiente paso es ejecutar el divorcio. Las separaciones de mutuo acuerdo no solo son más rápidas, sino que generan menos estrés en el núcleo familiar. En estos casos, solo un abogado especialista en derecho de familia puede ayudar.

Un abogado formado en esta rama del Derecho Civil, obtiene capacitación para mediar entre las dos partes de un matrimonio, cuando este se ha fracturado. Este profesional ofrece consejería objetiva, con el fin de abordar una resolución en poco tiempo y con los menores daños colaterales, lo que beneficia en gran manera a quienes tienen hijos menores.

Por otro lado, en caso de que la mediación familiar no pueda ser una opción, este abogado cuenta con experiencia en trámites contenciosos familiares. De esta manera, brindar la dirección adecuada cuando tenga que resolverse el asunto en tribunales. Ahora bien, es necesario que al contratar un abogado familiar te asegures que:

  • Cuente con la práctica necesaria para sustentar su experiencia.
  • Sea capaz de establecer una relación cliente-abogado basada en la confianza.
  • Te ofrezca un medio eficaz de comunicación.
  • Te permita tener participación activa en tu proceso.

Si has decidido terminar una relación, la mediación puede evitar daños emocionales en las partes, especialmente en los hijos. Los divorcios de común acuerdo generan un menor impacto para la familia. Por eso, lo más recomendable es contratar un abogado experto en derecho familiar, quien velará porque el proceso sea equilibrado, justo y beneficioso para todos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre