lunes, 15agosto, 2022
25 C
Seville

Abengoa y los intereses ocultos de la Moncloa

El gobierno de Pedro Sánchez ha negado el rescate a la multinacional andaluza Abengoa con argumentos que no aplicaron respecto a Duro Felguera. La diferencia estriba en la empresa lobista que intermedió en el rescate a la empresa asturiana y de la que fue socio el actual director adjunto del Gabinete de Presidencia

Esteban P. Cano
Esteban P. Cano
Escritor y Periodista de investigación
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Pedro Sánchez es un hombre que no olvida y que se cobra facturas. Da igual que sea a una persona, a una entidad o a todo un pueblo. Sánchez, como todos los líderes autoritarios, hace pagar a quienes le han hecho algo que iba en contra de sus intereses. Lo ha hecho en política y no hay más que recordar el golpe de Estado que perpetró en Madrid con la ejecución de Tomás Gómez saltándose, incluso, la sacrosanta voluntad de la militancia del Partido Socialista madrileño.

Sánchez sólo aplaza la reclamación de la factura cuando sus intereses pueden verse beneficiados y así lo hizo con dos hombres de Pepe Blanco, Óscar López y Antonio Hernando, los dos que le traicionaron en el famoso Comité Federal del 1 de octubre de 2016, cuando el PSOE adoptó una medida tan necesaria como expulsar al actual presidente del Gobierno de la Secretaría General del partido.

El pasado lunes, en el Consejo de Ministros, Pedro Sánchez volvió a cobrarse otra factura. Esta vez a cuenta del pueblo de Andalucía y a través de la denegación del rescate a la multinacional Abengoa. Esta es una de las consecuencias de las elecciones del pasado 19 de junio. La derrota que sufrió el PSOE fue de tal magnitud que mostró al resto de los españoles que Sánchez ya es un presidente amortizado, un mandatario saliente, que no tiene la capacidad para hacer frente a las necesidades reales del pueblo. Sánchez sabe que cuando se hace sangrar a Dios, se le puede matar y lo de Andalucía del 19J no se podía dejar pasar.

La denegación del rescate a Abengoa es un factor que podría ser calificado como un daño colateral de la debacle porque los argumentos presentados por el Gobierno no se cumplieron cuando sí se le concedió a la asturiana Duro Felguera.

Según el gobierno Sánchez, la SEPI no puede rescatar a Abengoa porque «no se ha acreditado que el problema en su solvencia obedezca al impacto del Covid aunque pueda haberlo», tiene pendientes varios litigios por valor de 943 millones de euros, hay un «posible impacto de reclamaciones por deudas existentes dentro del grupo Abengoa», «el impacto de la ejecución de nuevos avales del grupo Abengoa Abenwco1», «posibles incumplimientos en las filiales de las beneficiarias», etc.

Sin embargo, a Duro Felguera sí que se le concedió el rescate cuando la situación de la empresa asturiana era muy similar a la de Abengoa. La crisis de Duro Felguera no fue provocada por el Covid19, sino que venía de problemas heredados y, sobre todo, de los planes de control por parte del pool bancario liderado por Banco Santander. A pesar de ello, a Duro Felguera sí que se le concedió el rescate.

La compañía asturiana tenía varios litigios en los que se estaba jugando, no sólo una cuestión de reclamaciones, sino el cobro de proyectos ya iniciados y que habían sido denunciados por graves incumplimientos en los plazos. A pesar de ello, la SEPI sí que le dio el rescate.

Además, en el momento en que sí se le concedió el rescate, existía una deuda con la Agencia Tributaria que estaba paralizada su ejecución, pero la deuda existía. Aun así, el gobierno Sánchez sí que concedió el rescate a Duro Felguera.

Además de las facturas de Sánchez, hay otra razón de peso por la que lo que se dio a uno no se le ha concedido al otro: la empresa lobista que gestionó la petición del rescate que no es otra que Acento, la sociedad creada por el exministro socialista Pepe Blanco, presidida por el exministro del Partido Popular, Alfonso Alonso, que cuenta con el apoyo, directo o indirecto, de importantes expolíticos de ambos partidos.

Acento ha sido la empresa que ha gestionado con éxito una parte importante de los rescates concedidos por la SEPI a empresas estratégicas, rescates que, por ejemplo, no han alcanzado a muchas de las grandes empresas del sector turístico.

En concreto, además de Duro Felguera, las empresas a las que Acento ha gestionado el rescate, en su práctica totalidad les ha sido concedido incluso presentando datos contables y cuentas de explotación que difícilmente podrían cumplir con la devolución de dicho rescate, sobre todo con la situación económica actual y que, sin duda, cuando esos rescates fracasen, como es el caso de Duro Felguera, a Sánchez, amigos y familia les cogerá bien refugiados entre la OTAN, la UE y Marruecos. Se sabrá públicamente el por qué, ¿verdad Begoña?

Qué mala suerte han tenido los ultrajados, salteados y afectados del Banco Popular. La Unión Europea necesitaba esa operación diabólica para salvar al Santander. La comenzó Luis de Guindos con el visto bueno de Mariano Rajoy, pero Sánchez está llegando a rematar el atentado social y económico, junto a su «gurú» de la época en la Moncloa, ahora desde otro lugar, y sus lobbies de Bruselas. Todo ello, además, con el apoyo de sus socios de gobierno, Podemos e Izquierda Unida, como puntas de lanza del «trilero, con o sin corbata, de la política de izquierda del 15M». Pablo Iglesias Turrión llegó a confesar a una ex redactora-directiva desleal de este medio que lo que más le gustaba y satisfacción le daba en el ejercicio de la Vicepresidencia Segunda del Gobierno era cuando el ujier le servía en su majestuoso despacho los cafés de media mañana y media tarde. La expareja de Iglesias, Irene Montero, tampoco se ha quedado atrás al no aplicar los principios de la igualdad real en favor de cientos de miles de mujeres de diversa condición humana.  

Hay un dato que es demoledor para la credibilidad de este gobierno y, sobre todo, de su presidente. Uno de los fundadores de Acento es Antonio Hernando, uno de los jóvenes de Pepe Blanco en el PSOE. La historia política de aquél pareció quebrarse definitivamente tras la vuelta de Pedro Sánchez a la Secretaría General del partido. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, tras la crisis de gobierno de julio de 2021 Hernando era nombrado director adjunto del Gabinete de Presidencia. ¿Qué interés había en ese nombramiento? ¿Era interés de Sánchez, una imposición a Sánchez o la búsqueda de un beneficio recíproco?

Por tanto, Antonio Hernando, uno de los hombres que ejerció sin dudarlo en ningún momento la más determinante deslealtad  a Sánchez en el Comité Federal y uno de los fundadores de Acento, vuelve a Moncloa. El gobierno ya había concedido el rescate a Duro Felguera, una empresa que no cumplía los criterios aplicados ahora a Abengoa pero que sí había contratado a Acento.

Por otro lado, la empresa asturiana, con la inefable Adriana Lastra siempre presente, contaba en su consejo de administración con otros dos exministros de José Luis Rodríguez Zapatero: Jordi Sevilla y Valeriano Gómez, éste, además, con relaciones con determinadas asociaciones de autónomos que, en algunos casos, estuvieron muy cercanas tanto política como personalmente con miembros del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Entonces, ¿qué intereses ocultos hay en la Moncloa? ¿Tendrá que ver que Acento haya abierto una oficina de representación en Bruselas y que pueda estar haciendo lobby en favor del propio Sánchez de cara a una posible candidatura del presidente español a la Presidencia de la Comisión Europea o a la Secretaría General de la OTAN? ¿Tendrá que ver con que a Acento le interesa hacer ver su poder ante el mundo empresarial? No en vano, fue contratada por Iberia para hacer lobby en la UE para salvar la operación de compra de Air Europa.

Lo que está claro es que la negación del rescate a Abengoa es un asunto sucio y que está siendo tratado desde la más absoluta opacidad porque, tal vez, no beneficia ni a Sánchez ni a Pepe Blanco.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. La solución es muy fácil que el Banco Santander compre Abengoa por 1 €.
    PERO AQUÍ EL BANCO SANTANDER SABE QUE NO HAY 11.000 MILLONES DE PATRIMONIO NETO COMO EN EL BANCO POPULAR-
    SI ES QUE LA ESTAFA BANCO POPULAR ES UNA SOMBRA MUY ALARGADA QUE CHIRRÍA Y HACE AGUAS POR TODOS LOS SITIOS.

    LA BOLSA ESPAÑOLA ES UNA ESTAFA. LAS ACCIONES TIENDEN A VALOR CERO.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído