La impunidad ante la Justicia tiene como consecuencia que quien se cree poseedor de ella actúe sin ningún respeto a la ley, independientemente de las consecuencias o el daño que puedan causar. Eso es lo que ocurre en España con el Banco Santander. El Caso Popular fue una muestra de ello, pero hay demasiados ejemplos en España para comprender que lo que supuestamente afirmó Jaime Pérez Renovales, secretario general del banco cántabro, a Andrea Orcel es una verdad inmutable: «no perdemos un caso en los tribunales españoles, si no queremos».

En los últimos meses se está produciendo en la empresa sevillana Abengoa una verdadera guerra entre los minoritarios y las élites que terminó el pasado diciembre con un hecho histórico: los pequeños accionistas conseguían derrocar al Consejo de Administración.

Esta rebelión de los minoritarios vino provocada por la intención del anterior presidente, Gonzalo Urquijo, un hombre puesto por el Santander, de crear una nueva compañía, AbenewCo, de la que la máxima accionista sería la vieja Abengoa pero que significaba, según AbengoaShares, que todos los activos de la antigua pasaban a la nueva compañía y dejar a 0 euros su inversión.

Sin embargo, a día de hoy, la situación no mejora para estos minoritarios y así lo han trasladado varios de ellos a Diario16. Uno de ellos resume del siguiente modo la situación en que se encuentra Abengoa. «Como consecuencia de las distintas reestructuraciones económicas llevadas a cabo por la empresa desde el año 2015 hasta la fecha de hoy, (todas ellas llevadas a cabo por Gonzalo Urquijo, al servicio del principal banco acreedor que, como podéis imaginar, es el Banco Santander), los accionistas llevamos ya una dilución de nuestro capital de un 95%, lo cual aceptamos debido a que comprendemos que todos debemos de sacrificarnos para poder salvar la empresa y mantener los puestos de trabajo.

» No obstante, en la última restructuración económica que quieren llevar a cabo, se nos quiere dejar a los accionistas a cero y quitarnos toda nuestra participación en Abengoa, S.A., quedándose los acreedores (Banco Santander) toda la empresa, sin ningún tipo de justificación. Para llevar a cabo todo este plan llevan ya bastante tiempo pasando todos los activos de Abengoa S.A. a una filial AbenewCo1, dejando a la empresa matriz solamente con los pasivos, abocada a la liquidación y a los accionistas sin participación ninguna en la filial.

» Todo esto se está llevando a cabo sin que el Organismo encargado de supervisar e inspeccionar los mercados de valores españoles y la actividad de cuantos intervienen en los mismos, la CNMV, tome medidas para impedirlo. Abengoa S.A., a día de hoy, no ha presentado aún las cuentas correspondientes al año 2019 y 2020, tal y como establece la ley. Sin embargo, la CNMV no actúa ni reclama las cuentas para así poder conocer la realidad financiera de Abengoa».

Sin embargo, ¿quién se beneficia de esta situación? De esta crisis provocada que intenta llevar a la liquidación de Abengoa, uno de los beneficiados será el propio Estado, dado que si se liquida la multinacional quedaría neutralizada la demanda interpuesta contra España ante la Cámara de Comercio de Estocolmo en la que la multinacional reclama más de 1.000 millones de euros por los recortes en las renovables.

Por otro lado, las élites energéticas tradicionales vieron con alivio cómo se cerraron los laboratorios de Abengoa, por lo que, la liquidación de la empresa sería una buena noticia para el oligopolio energético. Evidentemente, la banca se beneficiaría claramente porque son acreedoras de la empresa sevillana.

No obstante, y tal y como señala a Diario16 otro accionista minoritario, un empresario de Cantabria, Clemente Fernández González, «tiene un plan para reflotar la falta de liquidez de la multinacional que no pasa por quitársela a sus dueños. Este empresario y accionista, es persona cualificada y con experiencia, para dirigir la empresa. Esta Sindicatura de minoristas se merecen una oportunidad y se le debería permitir reflotar a la multinacional. Lo contrario puede tener más inconvenientes que ventajas para todos los actores, sin mencionar el quebranto para trabajadores, accionistas, bonistas. Por no hablar de la vía judicial que se abriría y del escándalo internacional que provocaría. En los países desarrollados, se ayuda a las empresas, permitiéndole su liquidez y su idiosincrasia, porque son la base de su progreso, desarrollo y prosperidad». 

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Muchas gracias a Jose A. Gomez y a Diario16 por dar voz a más de 1000 minoristas que pensaron que era buena idea la inversión en una empresa española de renovables, seguramente la mayor empresa de I+D+i en Andalucia y que da empleo a varios miles de personas por el mundo. Desaladoras, Centrales Termosolares con acumulacion, Transmisión de Energía, Ingeniería Industrial, espacial y Militar
    Que podía fallar si existe la voluntad de continuar!!!
    Y ahora que se ve la luz al otro lado, todos juntos de manera conjunta, proponemos una solución aportando nuevo capital para ser parte de la solución.
    No nos ignoren Banco Santander y Ministerio de Industria atraves de Ico y Cesce!!!
    Solución inclusiva, ya!!!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre