El trumpismo español, lejos de amilanarse en su apoyo acérrimo a Donald Trump tras los graves sucesos de Estados Unidos durante el asalto al Capitolio, ha sacado pecho en su estrategia de cuanto peor mejor y ahora alienta a sus seguidores a buscar refugio en las redes sociales Parler y Gab, utilizadas por los supremacistas de Estados Unidos que asaltaron el Capitolio, enarbolando una supuesta limitación de la libertad de expresión ordenada por las grandes empresas de redes sociales como Facebook o Twitter.

El presidente del partido ultraderechista Vox, Santiago Abascal, ha asegurado en las redes sociales que existe una campaña para silenciar sus mensajes populistas, negacionistas y de claro apoyo al presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, pese a haber alentado sin tapujos un asalto al Capitolio de Washington, que se produjo de forma violenta por miles de manifestantes descontrolados, apenas dos horas después de dar él mismo la orden en su discurso. En España, la ultraderecha y el propio secretario general del PP, Teodoro García Egea, rápidamente quiso equiparar lo ocurrido en Estados Unidos con las protestas de Rodea el Congreso alentadas en 2016 por Podemos.

Ahora, Abascal insta a sus seguidores a abrirse cuentas personales en las redes sociales Parler y Gab para evitar lo que la ultraderecha considera un ataque a la libertad de expresión pese a alentar actitudes claramente violentas y antidemocráticas. Parler se autodefine como una plataforma “neutral” donde se puede expresar “cualquier idea”. Otra de sus premisas, enarbolando la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense, es que no elimina ningún tipo de mensajes, sean estos del tipo que sea, ni tampoco se cierran cuentas pase lo que pase, como le ha ocurrido al propio Trump con Facebook o Twitter.

Parler contaba con más de diez millones de usuarios el pasado noviembre, poco antes de las elecciones estadounidenses, y sirvió de altavoz a los Proud Boys (literalmente “Muchachos orgullosos”) para lanzar mensajes supremacistas, antisemitas y negacionistas, además de alentar teorías de la conspiración a cual más delirante.

Esta aplicación ha sido retirada de la tienda de Google y Apple ha exigido a Parler que presente un plan donde se incluya la moderación como norma para poder enviar mensajes.

Destacados líderes políticos conservadores españoles, asiduos a las redes sociales, como Toni Cantó, aún en Ciudadanos, o el ex portavoz del partido naranja Juan Carlos Girauta, ya se han abierto cuentas en esta red social utilizada por el supremacismo estadounidense para lanzar sus mensajes negacionistas y sus teorías de la conspiración, que han provocado el histórico asalto al Capitolio estadounidense la pasada semana.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre