No le ha ido del todo bien, y desde luego mucho peor de lo esperado, al PP y Ciudadanos con su enfrentamiento en los debates a cuatro de RTVE y Atresmedia.

Los candidatos no han tenido ninguna oportunidad igual de incidir directamente sobre la opinión de los electores como con ambos debates, que han tenido un seguimiento histórico. Y, sin embargo, el anuncio del ya el expresidente popular de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, de pasarse a Ciudadanos vuelve a beneficiar a un Pedro Sánchez que ya mira a su derecha para captar el voto moderado.

El líder socialista -que, salvó los muebles en sus intervenciones en el debate con una estrategia estudiada para salir vivo- vio este miércoles el cielo abierto para volver a apelar al electorado moderado que recela del viraje dado por Ciudadanos en su afán por sustituir al PP.

Voto útil

En el PSOE esperan que aunque la actuación de Pablo Iglesias en los debates pudo hacer mella en su estrategia para concentrar el voto útil de la izquierda en el PSOE y garantizarse un futuro Ejecutivo en solitario, la evidente pugna entre Casado y Rivera les sigue dejando el centro, donde se mueven en torno a 800.000 indecisos, despejado. Por eso recibieron este miércoles con agrado el incendio en las filas del PP. «Ahora toca apretar el acelerador para aglutinar el voto -dicen en el entorno de Sanchez- y vamos a vender solvencia frente a unas derechas que se despedazan. Somos un partido de orden».

El roto para Pablo Casado es considerable porque contribuye a generar la imagen de que algunos huyen del barco antes de que se hunda en las aguas electorales del domingo. Previamente a que el expresidente madrileño anunciara su cambio de partido, hacia las 13:00 horas, sin embargo, el líder de los populares se esmeraba en vender las citas en RTVE y Atresmedia como una plataforma para la remontada. «Creo, sinceramente -pronosticó optimista en la Cadena Cope-, que voy a ser presidente del Gobierno la semana que viene».

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Y plantan aquí un anuncio de PSOE. Por mi se pueden ir por donde han venido, han tenido sus oportunidades para seguir el camino que empezó Saura en el congreso, pero pronto lo apartaron porque criticaba mucho y daba en la diana en el robo del popular, lo cambiaron por el apesebrado y dócil Simancas, un cero a la izquierda. Cuando entró Pedro Sánchez dio ilusión por el equipo que formaba, la ilusión se deshizo como un azucarillo en agua caliente, pronto se vio a la defraudadora de la lista Falciani y a Soros entrando en la Moncloa a atarlo en corto y al momento quitó a Saura de la investigación, luego ya hemos visto las conclusiones del PSOE en la comisión de investigación. A mi no me vuelven a engañar, en las europeas, que se podrá ERC, y ahora no queda otra que Podemos, aunque tampoco me guste y no haya dicho nada de banco popular, parece que es lo que no quieren los medios y la banca, solo se les pide que limpien la justicia y que esta sea aplicada.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre