Ayer por la tarde se daba luz verde a la proposición de ley que hará posible despenalizar la eutanasia en España. De esta manera, cuando se culmine el proceso legislativo, España será el cuarto país de Europa, junto a Luxemburgo, Bélgica y Holanda donde será legal morir de manera digna y voluntariamente.

A nivel mundial, ocupará el sexto puesto, junto a Colombia y Canadá. 

El pasado año se puso en marcha el proceso en Vitoria (Australia) para proceder a su regulación.

Son setenta millones de estadounidenses de nueve estados de EEUU los que tienen derecho a un suicidio asistido, aunque solamente cuando su supervivencia se estime en un periodo de 6 meses o menos. Diecinueve estados están actualmente analizando cómo sumarse a esta regulación que ya está implantada en Oregón (1994), Washington (2008), Montana (2009), Vermont (2013), Colorado (2016), California (2016), Hawai (2018), Nueva Jersey (2019), Maine (2019), y Washington (2016). Este estudio de impacto de las leyes de muerte asistida en la asistencia sanitaria de EEUU durante 2019 aporta todos los datos sobre la materia.

Precisamente, la experiencia que tiene el estado de Oregon se ha plasmado en este documento, que sirve de guía para poder basarse en las lecciones aprendidas al respecto de «cómo asumir la complejidad de los cuidados al final de la vida».

Abordar esta cuestión responde a la consideración, principalmente, de la opinión pública, puesto que según los sondeos realizados, un 84% de la población española estaría de acuerdo con la eutanasia para casos de enfermedad irreversible. Así lo apuntaba Metroscopia en 2017.

Ya en el año 2015 la cifra era de un 77,5% según el CIS. 

Situación en otros países del mundo 

Países Bajos

Holanda: en abril del año 2002 se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la eutanasia. Pero fue el único por poco tiempo, pues inmediatamente después en Bélgica y Luxemburgo se procedió a legalizarla del mismo modo. Son los tres países de europa donde es legal la muerte asistida.

En Holanda se aplica para enfermos con dolores insorportables y con enfermedades irreversibles. Es el paciente quien debe pedirle al facultativo que dé los pasos oportunos. El médico, por su parte, tiene la obligación de consultar con otro facultativo para tomar la decisión definitiva.

En el informe sobre los datos relativos a la eutanasia en Países Bajos, se refleja el número de usuarios que la han solicitado (17.900) y a cuántos finalmente se les practicó (6.800).

El Código de Buenas Prácticas sobre eutanasia para profesionales de Países Bajos ofrece una detallada información al respecto sobre cuestiones tanto prácticas, como legislativas. Enfoques éticos y maneras de proceder ante estas situaciones. Según el propio documento del Código: «El alto número de respuestas recibidas demuestra que los médicos (aparte de algunos comentarios críticos) consideran el código principalmente una valiosa fuente de información. Casi el 90% de los asesores conocía el código. Pero, por el contrario, casi el 80% de los médicos encargados no lo conocían.»

 

Otro ámbito a abordar, que todavía en España no se comenta, es el de la eutanasia neonatal. Se trata de la eutanasia practicada a recién nacidos, que en Países Bajos se ha convertido también en una opción legal y el Protocolo de Groningen permite identificar situaciones en las que puede ser apropiada. Se trataría de casos en los que los recién nacidos tuvieran deficiencias muy severas y circunstancias específicas.

Bélgica

En Bélgica el procedimiento es similar, aunque no es necesario tener una edad determinada para solicitarla. En caso de tratarse de un menor de edad, es necesario el consentimiento paterno. Además, añade el caso del sufrimiento psíquico irremediable.

Es interesante echar un vistazo a este documento en el que los médicos realizan algunas aclaraciones sobre la eutanasia en Bélgica. En qué momentos, cómo y de qué manera se ha de proceder de acuerdo con la ley.

Fuera de la UE

Colombia y Canadá también recogen la muerte digna como una posibilidad amparada dentro de la legalidad.

Para conocer el informe anual sobre Canadá y la eutanasia, pulse aquí. Y en este texto puede encontrar un pormenorizado análisis sobre la legislación canadiense en materia de muerte asistida.

En Portugal se intentó poner en marcha el proceso legislativo en el año 2018, pero no se llegó finalmente a conseguir.

Eutanasia pasiva

Siempre y cuando el enfermo haya expresado su voluntad, la eutanasia pasiva consiste en «dejarle ir»: dejar de administrarle la medicación o ayuda que le permite estar vivo. Esto se permite en Suiza, Alemania o Austria.

También está reconocido en las legislaciones de Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia.

Sedación paliativa

En España está permitida la también conocida como «sedación terminal». Se trata de un tratamiento reconocido por la Organización Médica Colegial y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos que la engloban dentro del tratamiento de los cuidados paliativos.

La diferencia con el suicidio asistido

La principal diferencia es que en el caso de eutanasia, es necesaria la intervención médica. En el suicidio asistido, no. En este caso se trata de dispensar los medicamentos necesarios para terminar con la vida.

Existe una guía ética médica sobre el manejo del final de la vida y la muerte: unas directrices médico éticas de la Academia Suiza de Ciencias Médicas aprobada por el Senado de la ASSM en mayo de 2018. Puede consultarlo aquí.

En Suiza no se contempla castigo para quienes ayuden a otra persona a morir: eso sí, debe ser de manera altruista. Aquí puede consultar la información relativa al informe anual sobre ayuda médica al suicidio en Suiza (año 2017)

Esto viene siendo así desde los años cuarenta. Precisamente porque era el único lugar del mundo donde esto era posible, se crearon organizaciones que prestaban ayuda a personas procedentes de todo el mundo que acuden a Suiza para acabar con su vida, y morir dignamente.

En Alemania, por ejemplo, existen sentencias que avalan la asistencia al suicidio, aunque la falta de legislación en este sentido hace que las decisiones queden al albur de los jueces.

En Washington, en Oregon y Vermont se plantea el suicidio asistido como un derecho a decidir de las personas.

Algunas asociaciones consideran que la Ayuda Médica para morir (MAID en inglés por sus siglas), no debe denominarse «suicidio asistido». Consideran que en el debate terminológico existe un tabú, que es el de la muerte voluntaria, que según ellos en Europa no ha tenido tanto calado como en Estados Unidos.

Las cifras

Según la publicación del mes de abril de 2019 del observatorio de bioética, las muertes por eutanasia aumentan.

En el año 2017 murieron en el mundo más de 13.000 pacientes por suicidio asistido en los países en los que las prácticas están legalizadas.

Fuente: The Lancet

Si quiere profundizar más en esta cuestión, pulse aquí.

En Nueva Zelanda decidirán a través de un referéndum este año

La ciudadanía neozelandesa decidirá durante los próximos meses sobre la práctica de la eutanasia. El Parlamento ha aprobado en el pasado mes de noviembre la Ley de Decisión Final de Vida, y permitirá a los enfermos adultos terminales que lo soliciten tener ayuda para morir. Pero solamente entrará en vigor si es refrendada por una mayoría de ciudadanos a través del referéndum que está previsto realizar este año.

Un paso más allá: La Vida Cumplida

Estos días se ha conocido el debate que en Países Bajos están poniendo sobre la mesa. Se trata de considerar, de manera voluntaria, que una persona ya no quiere vivir más. Sin necesidad de dolencia, ni enfermedad. Sencillamente, cuando uno considera que «no quiere vivir más, porque ha cumplido con su vida».

Este debate está ahora mismo sobre la mesa. «El gobierno ha propuesto una legislación que daría acceso al suicidio asistido a los ciudadanos mayores que tengan la sensación de haber ‘completado’ su biografía. Esa legislación serviría a personas mayores “sanas” con un deseo real y bien reflexionado de terminar sus vidas, sintiendo además la necesidad de participar activamente en ello. Toda legislación en este sentido se sumaría a la actual Ley de Eutanasia que se dirige a personas con un sufrimiento insoportable e incurable, que tiene su origen (total o parcialmente) en una situación médica». Esta es parte de la reflexión que plantean en este documento donde se han publicado las reflexiones del Real Colegio de Médicos Holandés (KNMG) en torno a la «respuesta y  Posición del Gobierno sobre la Vida Cumplida». 

Consulte aquí las distintas legislaciones vigentes

A continuación le facilitamos las distintas legislaciones vigentes en la materia:

En contra 

Se trata de un tema controvertido, sobre todo desde la perspectiva de las religiones. En este sentido, el pasado mes de octubre representantes del cristianismo, el islam y el judaísmo firmaron una declaración conjunta en Roma donde pedía que la eutanasia y el suicidio asistido fueran prohibidos sin excepción en cualquier lugar del mundo, al considerarlo moral e intrínsecamente erróneos.

En el documento, que hizo público El Vaticano, rechazaban categóricamente cualquier presión o acción sobre los pacientes para inducirles a poner fin a sus vidas, apostando por el fomento de cuidados paliativos en casos en los que la medicina y la ciencia no puedan hacer nada para curar al paciente.

En el documento que presentaron también hacían referencia a la necesaria objeción de conciencia que deberían plantear los profesionales sanitarios a la hora de que les soliciten ayuda para morir.

El documento nació como iniciativa conjunta del rabino Avraham Steinberg y el Papa Francisco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here