ERC es lo que es. Un partido independentista que participó en el proceso de ruptura unilateral con el Estado. Cualquiera que piense que dará sus escaños gratis a Pedro Sánchez como una especie de contribución a la estabilidad del país o es un iluso o un desinformado o ambas cosas a la vez. De ahí que cada día que pasa sin que ERC anuncie que presta su apoyo a un Ejecutivo de coalición de izquierdas entre PSOE y Unidas Podemos es un paso más hacia un nuevo bloqueo de consecuencias imprevisibles. A nadie se le escapa que unas terceras elecciones supondrían un auténtico desastre para todos los demócratas, ya que Vox previsiblemente volvería a crecer en número de diputados en el Congreso, quién sabe si dando el sorpasso al PP y rompiendo un techo que hasta hace unos meses parecía ciencia ficción.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, desmintió ayer sábado en Oviedo que exista fecha para una reunión inminente con ERC de cara a negociar las condiciones para la investidura de Pedro Sánchez, según informa Europa Press. La número dos socialista recordó que la militancia está votando en una consulta a las bases sobre el acuerdo para un Gobierno progresista de coalición con Unidas Podemos. ERC votará el lunes si apoya al candidato socialista o le castiga con un “no”.

Lastra ha asegurado además que el PSOE respeta los procedimientos internos de cada partido, como el que se va a producir este lunes en la formación republicana. “No es cierto que haya una reunión convocada, yo hablo todos los días con Gabriel Rufián igual que con el resto de portavoces, porque es mi obligación”, ha insistido.

Mientras tanto, en el otro lado el coordinador nacional de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado que su partido “se mantendrá en el no” a la investidura de Sánchez si no acepta sentarse en una mesa de diálogo con las instituciones catalanas. Es decir, mientras el PSOE apuesta por una mesa de negociación entre partidos, dentro de Cataluña y “dentro de la Constitución”, al considerar que el conflicto es un “problema de convivencia” entre catalanes, ERC entiende que la crisis territorial del Estado debe ser abordada entre instituciones, entre Moncloa y la Generalitat. Ese diferente diagnóstico, esa distinta forma de entender lo que está ocurriendo, es a esta hora el principal escollo para que ambas fuerzas puedan llegar a acuerdos de cara a una investidura que cada minuto que pasa se antoja más complicada. Sin los votos de ERC Sánchez no será presidente, y eso lo sabe Rufián, que está tensando la cuerda al máximo tratando de conseguir lo que quiere.

Así las cosas, parece claro que el presidente del Gobierno en funciones va a depender de los independentistas, la peor de las opciones para él. Y por tanto tendrá que ceder en cuestiones que no serán del agrado de la derecha española ni de los propios barones del PSOE, inquietos ante lo que se pueda pactar entre socialistas y Podemos y los republicanos catalanes.

Aragonès criticó ayer que durante muchos años la política, y particularmente la española, ha “dimitido de sus responsabilidades”. También ha insistido en que el diálogo tiene que darse entre las instituciones para que pueda representar “al conjunto de la ciudadanía” y porque el debate entre partidos “ya existe”. “Tiene que ser una mesa de negociación para solucionar un conflicto político, no para entretener al personal, para perder tiempo o para ganar unos meses”, ha declarado el dirigente catalán, que reconoce que no será fácil, aunque ERC está “implicada en encontrar una solución”.

Sin embargo, la pregunta es: ¿está dispuesto el partido de Rufián a mantener su no a la formación de un Gobierno progresista necesario no solo para millones de españoles que sufren los efectos de la crisis económica y de las políticas liberales sino también para la mayoría de los catalanes? ¿Va a bloquear la investidura abocándonos a unas nuevas elecciones donde la ultraderecha previsiblemente seguirá con su ascenso tan meteórico como preocupante? Un partido de izquierdas, y ERC lo es, no debería permitirse jugar con algo tan importante. Antes del verano Rufián se mostró como un verdadero hombre de Estado que supo anteponer el interés general a la estrategia de partido al anunciar que prestaría sus escaños a PSOE y Unidas Podemos. Hoy ese Rufián ya no existe. Ha cambiado de opinión tras la sentencia del “procés” y los disturbios de los últimos meses en Cataluña. ¿Pero acaso justifica el nuevo escenario político que tengamos que volver a las urnas para dar una nueva oportunidad de crecimiento electoral a Vox? Sería un error histórico y una grave irresponsabilidad que todos los demócratas pagarían caro.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. En Catalunya, apelar al «que viene Vox», no sirve para nada. Apelar al patriotismo espanyol de un partido independentista, no sirve para nada. Somos patriotas, pero catalanes, no espanyoles.
    No habeis entendido nada aún del problema catalán. Solo se resuelve «sit and talk». No hay otra salida.
    Este artículo solo sirve para que, los de ERC que lo lean, voten no al acuerdo con PSOE. Haced un esfuerzo y entended el problema de una vez!!!!

  2. Continuais sin entender nada de lo que pasa en Catalunya: en Catalunya no existe un problema de convivencia, existe un problema político que se viene arrastrando desde hace 3 siglos y que si los castellanos no fuerais tan imperialistas ya lo habríais entendido, Catalunya y los catalanes somos un pueblo y por mucho intento de dominio que querais ejercer, el problema siempre acabará apareciendo y más cuando se atacan nuestra lengua, nuestra cultura, nuestras costumbres y nuestra forma de ser. Ah!!! y el problema de la Voz lo habeis creado vosotros, los propios periodistas, al darles tanta cobertura mediática y los mismos políticos al no aplicar las leyes a rajatabla, leyes que sí se aplican a los catalanes incluso extralimitándolas como se va demostrando con todas la resoluciones de las justicias europeas y organismos internacionales

  3. Estoy totalmente de acuerdo con los dos anteriores comentaristas: Joan y Ramón. José Antequera, no entiendes nada de lo que pasa en Cataluña. ¿Por qué no te enteras de una vez?
    Paz Rosales V.Q.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre