Está previsto que sean 40 votos, de los 135 escaños que tiene el Parlamento catalán, los que votarán a favor de la moción de censura que la semana pasada presentó la formación naranja de Ciudadanos. Lorena Roldán contará con el apoyo del Partido Popular y ya ha manifestado que son conscientes de que “la suma no da” para conseguir apartar a Quim Torra de la presidencia de la Generalitat.

La verdadera intención la apunta el portavoz del Partido Popular, Alejandro Fernández: “Que cada uno quede retratado”, ha indicado. Y efectivamente, no es casual que en plena inicio de campaña electoral de cara a los comicios que se celebrarán el 10N cualquier estrategia es posible. Sin duda, esta de Ciudadanos lo es.

Tras haber realizado declaraciones contundentes desde la portavocía de Ciudadanos, el siguiente paso era promover la moción de censura contra Torra. Las gruesas palabras que le dedicó la semana pasada Lorena Roldan, acusándole de estar implicado en lo que ella confirmaba como actos de terrorismo (refiriéndose a los detenidos integrantes de los CDR), desembocaron en la propuesta que hoy será votada en el Parlamento y que ya nace, antes de comenzar, muerta.

El PSC estaba en el punto de mira: su posicionamiento sería determinante. Y precisamente, Iceta señaló que presentar una moción de censura que, de entrada estaba ya perdida, no tenía sentido. Esta posición ha sido ya duramente criticada por Ciudadanos y el Partido Popular, al considerar que Iceta se ha puesto del lado de Torra. Aunque lo cierto es que, aunque el PSC apoyase la moción, seguiría sin salir adelante. Los números seguirían sin ser suficientes.

Desde el independentismo se denuncia que Ciudadanos esté haciendo un uso de las instituciones con fines de campaña electoral, tratando así de pervertir el verdadero sentido de la herramienta que pretenden poner en marcha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 5 =