Los miembros de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo junto a Felipe VI. Foto: Casa Real

Esa frase hecha, que se atribuye a la pobre eficiencia de la primera Guardia Civil, allá en en siglo XIX, puede aplicársele al Poder Judicial español.

Desde hace un par de meses, y de forma ruidosa, las diversas asociaciones de magistrados y también de fiscales, situados a la derecha o muy a la VOX-derecha han descubierto Europa. Estridentemente han elevado escritos a la Comisión quejándose que el gobierno les cercenaba hasta el derecho a respirar.

Los mismos medios de comunicación que blanquean el franquismo, y justifican la corrupción hasta que ya no se puede tapar más la olla, les han dado pábulo y publicidad a sus reclamaciones.

Y no podemos estar más contentos, que hayan salido de la autarquía judicial y, por primera vez, acepten que el Poder Judicial es una soberanía compartida con Europa; que los jueces son antes que españoles, jueces de la Unión. Y que como jueces de la Unión deben vivir sin vinculación a sectas religiosas, y aceptar la transparencia y la responsabilidad de su labor.

Pero lo que no saben, o no se han querido enterar, es que en la Unión Europea se siguen diversos procedimientos, contra el Estado Español y contra esos mismos magistrados y fiscales que se han rasgado públicamente las vestiduras, por no aplicar ni los principios ni las normas del Derecho de la Unión.

Entre otros expedientes, está el de más de sesenta sentencias de los Magistrados del Tribunal Supremo Español en temas de reconocimiento de Derechos de los interinos donde se pasan por el arco del triunfo el Derecho de la Unión; justamente, mira tú, muchos de ellos directivos o activos promotores de esas asociaciones judiciales.

Lo que no saben, o no se han querido enterar, es que la Unión Europea contactó, en enero, públicamente, con diversas asociaciones de afectados, principalmente activas en la lucha contra la corrupción, a fin de preguntar precisamente por la situación del Estado de Derecho en España y sobre esa judicatura ahora tan gritona y Ayusona. Y lo hizo, mediante un cuestionario mucho más que extenso y detallado.

Y en ese cuestionario también se preguntaba sobre la vinculación de los medios de comunicación al franquismo sociológico y su poder y vinculaciones con la judicatura.

ASPERTIC, institución reconocida oficialmente por su actividad europea, contestó a dicho requerimiento, junto con, al menos, otras cinco entidades y sindicatos.

Cada cual que extraiga su opinión.

Y es que, aunque la mona se vista de seda…

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre