Cuando los pagos mensuales de la hipoteca, el alquiler de automóviles, las tarjetas y la línea de crédito sofocan tus ingresos, te conviertes en prisionero de tus deudas. Pero no tienes que continuar sintiéndote abrumado por tus facturas y tampoco tienes que gastar tu vida adeudando dinero. Puedes pagar tus deudas. Tú puedes ser el que controla tu dinero, no los prestamistas de los que estás tomando prestado a un precio que te está frenando avanzar.

Si estás buscando formas de reducir tus deudas más rápido, ahorrar más dinero y mejorar toda tu situación financiera sigue estas 8 ideas brillantes que te van a ayudar a saldar tus cuentas con más rapidez.

Antes de que puedas comenzar, debes saber qué tan profundo estás en el hoyo. Haz un inventario de todo lo que debes. El saldo total, las tasas de interés y los pagos mínimos mensuales. Inicia sesión en el sistema de administración de cuentas en línea de tus prestamistas o encuentra tus extractos de cuenta más recientes.

  1. Reduce tus gastos temporalmente

La austeridad no tiene que durar años, puedes reducir algunos gastos temporalmente como cambiar el servicio de cable por un paquete básico. Revisa tus suscripciones mensuales para ver cuáles podrían guardarse por algún tiempo. También puedes reducir el monto de las facturas de energía, agua potable, gas y teléfono. Según mundofinanzasedu.com, un blog especializado en finanzas, hay programas estatales y federales que proveen servicios de ayuda para pagar menos en estas facturas. Ahorrar en dichas áreas te dejará más dinero libre para abordar más deudas.

  1. Usa el método de bola de nieve

La idea es hacer los pagos mínimos de todas tus deudas para no dañar tu crédito. Luego vas reembolsando las cuentas más pequeñas lo antes posible. Una vez que has resuelto una, pasas a la siguiente, y así sucesivamente. Cuando necesitas un poco de motivación para mantenerte en el camino correcto, es un método que te hace sentir que estás haciendo un progreso constante.

  1. Utiliza el método de avalancha

Menos emocional y más racional, este enfoque requiere priorizar las deudas con las tasas de interés más altas independientemente del saldo. Pagarás menos intereses si abordas tus deudas en este orden. Ahorrar dinero en intereses, significa que liquidarás tus deudas más rápido. Al mismo tiempo, al abordar primero los intereses más altos, consigues el máximo provecho de tu dinero.

  1. Busca un ingreso suplementario

¿Tienes un talento por el cual la gente estaría dispuesta a pagar? Si eres bueno con tus manos, puedes hacer pequeños trabajos que no requieren una licencia. Los restaurantes y los supermercados, necesitan hacer entregas a domicilio. Podrías trabajar unas horas al día repartiendo comida en Uber eats o conducir para Uber o Lyft transportando pasajeros. Aunque sea solo un trabajo temporal, cualquier ingreso adicional, incluso uno pequeño, es bienvenido para acelerar el proceso.

  1. Vende cosas que ya no son útiles

¿Tienes coleccionables que están recogiendo polvo? ¿Equipo deportivo que ya no sirve? ¿Un instrumento musical que ya no tocas? Ya sea organizando una venta de garaje o vendiendo en una tienda de segunda mano, es una forma rápida de generar un sobresueldo y liberar espacio en casa.

  1. Usa inteligentemente cualquier dinero adicional

En lugar de hacer lo de costumbre, malgastar cualquier dinero que no está en tu presupuesto, este deberías usarlo para pagar las deudas más rápido. Puede ser el reembolso de impuestos, una prima de trabajo, un cheque de reembolso o un reembolso postal después de una compra (como llantas de automóvil).

  1. Intenta no hacer compras impulsivas

Sabes que debes resistir las compras impulsivas, este ardiente deseo de obtener lo que quieres allí, ahora, de inmediato. Para ayudar a evitar la tentación, ya sea que estés comprando comestibles, regalos navideños o ropa, haz una lista de lo que realmente necesitas comprar y desafíate a ti mismo a cumplirla.

Siempre encontrarás algo que no sabías que querías, ya sea galletas de chocolate o zapatos de marca a la venta. Usar una lista como tu plan de compras, te mantiene enfocado para que estés menos propenso a distraerte con algo que no está incluido en la lista.

  1. Consolida deudas

Cuando el crédito está disperso, puede ser ventajoso hablar con tu institución financiera para consolidar todo en un solo préstamo, a una tasa más baja. Por otro lado, hay que asegurarse de establecer y respetar un presupuesto y pagar este compromiso único con diligencia. Si usas tu nuevo margen financiero para endeudarte más, solo empeorará el problema.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =