El día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es un día importante para unirse a las reivindicaciones por los derechos de las mujeres. La Asociación de Mujeres Juezas de España nos sumamos a este día y queremos poner de manifiesto:

  • La dignidad de la persona, el respeto a la ley y el respeto a los derechos de los demás inspiran el camino en la vida

El derecho a la igualdad y la prohibición de discriminación es un derecho fundamental vinculado directamente a la dignidad humana. Cuando las mujeres somos discriminadas esto constituye un ataque directo a nuestros derechos, a nuestra dignidad, e impide que nuestra sociedad sea verdaderamente democrática.

  • Los derechos de las mujeres, las niñas y los niños, se defienden todos los días del año

La defensa y protección de los derechos humanos de mujeres, niños y niñas es una tarea ineludible y necesaria para lograr un mundo más justo y libre.

La igualdad de todas las personas debe afirmarse y vivirse. Este año bisiesto 2020 vivimos un día más. Hagamos de estos 366 días un motivo para construir una convivencia mejor.

  • La discriminación y desigualdad afecta de manera muy significativa a las mujeres, niñas y niños

Avanzamos para que la igualdad sea real y efectiva, aunque sigue habiendo fuertes desigualdades que afectan principalmente a las mujeres. Gracias a la lucha de muchas compañeras hemos logrado grandes conquistas, pero año tras año seguimos repitiendo reivindicaciones y con peligro de perder las que ya hemos conseguido.

A lo largo y ancho del planeta somos quienes más sufrimos por este sistema económico y político que no valora los cuidados, realizados principalmente por mujeres.

Sigue existiendo la brecha salarial, el menor acceso de las niñas a la educación, los estereotipos, la «doble jornada» (trabajo de cuidados y doméstico tras finalizar el trabajo remunerado), la desigualdad en los sistemas de apoyo a la vejez y la dependencia, en el ámbito sanitario, en la utilización de permisos no retribuidos, el desequilibrio en el acceso a cargos de responsabilidad, desigualdad en el acceso al empleo.

  • La eliminación de la violencia machista es una prioridad

En los días que llevamos de 2020, 14 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, siendo 1.047 el número total de mujeres asesinadas por violencia de género desde 2003, a las que debemos sumar los niños y niñas asesinados, así como los y las menores que quedan huérfanos por esta lacra. No obstante, no podemos perder de vista que los asesinatos son la cara más visible de este horror, pero miles de mujeres, niños y niñas sufren día a día la violencia contra ellos. Nos encontramos ante un problema social, político y legislativo, que precisa de una implicación seria y comprometida de todos los agentes sociales. Es necesario seguir trabajando para adoptar las medidas transversales necesarias, así como indicar en la importancia de la educación en igualdad real, inclusión y no discriminación. Porque una sociedad educada en la igualdad será una sociedad libre, con esperanza y con energía para mirar al futuro.

  • Los sesgos de género conducen a la desigualdad, pero se pueden desaprender

Las ideas y creencias basadas en la inferioridad de las mujeres, niñas y niños son un obstáculo para avanzar, cierran la puerta a su crecimiento personal y suponen un freno para su autoestima.

La eliminación de las trabas que impiden la igualdad de oportunidades y el impulso de la confianza de la sociedad en que todas las personas, con independencia de su sexo, pueden lograr aquello en lo que creen, son algunas de las formas para superar estos mitos.

Centrarnos en el respeto y la empatía hacia el resto de las personas, pensar en los diferentes sesgos, roles y estereotipos de género que utilizamos, compartir experiencias y conocimientos, puede ayudarnos a tomar conciencia para desaprender aquellas conductas que generalizan la desigualdad.

  • Cada una de las personas que integramos nuestra sociedad podemos cambiar el mundo

El cambio hacia una sociedad justa e igualitaria no solo se conseguirá con las reivindicaciones dirigidas a quienes gobiernan o se encuentran en situación de poder. Nosotras y nosotros podemos tener un fuerte efecto con cambios en nuestro día a día. Os animamos a eliminar de vuestro día a día los estereotipos de género, a reflexionar sobre situaciones de desigualdad cotidianas, a ejercer la corresponsabilidad en los cuidados, denunciar los micromachismos y apoyar a cualquier mujer que sea víctima de discriminación.

  • La cooperación, el respeto, la confianza y la ayuda mutua permiten el progreso y la evolución de la sociedad

El respeto mutuo y la reciprocidad están en la base misma de la existencia del Derecho.

La sociedad necesita de la cooperación, colaboración y apoyo entre las personas para mantener la cohesión y la paz social. No es la lucha por el poder, sino la confianza (que saca lo mejor de las personas), el apoyo mutuo y la colaboración, lo que conduce a un mayor y más equilibrado progreso social e incremento del nivel de vida de la humanidad

Estos 366 días que tenemos para reivindicar la igualdad hagámoslo juntas y juntos. Centrémonos en lo que nos une como mujeres en vez de lo que nos separa y sigamos avanzando.

Desde la Asociación de Mujeres Juezas continuaremos trabajando con el objetivo de avanzar hacia una justicia real, sin dar pasos atrás en los derechos conquistados. MÁS MUJERES, MÁS JUSTICIA.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre