Todos sabemos que aprender inglés abre muchas puertas desde el punto de vista profesional. El campo de trabajo es muy amplio para quienes dominan este lenguaje como nativos. Pueden empezar a trabajar, por ejemplo, en una agencia de traducción, pasando por puestos de jerarquía media, supervisando a otros, hasta llegar a la cima con un cargo gerencial, no es difícil con un poco de disciplina y empeño bien enfocado.

Cuando nos referimos a una agencia de traducción es para hacer sencilla la explicación. En realidad, mucho se ha comentado sobre el tema en los diversos medios de comunicación escritos y digitales.

En la gran red de redes que llamamos Internet hay mucho cuento de camino, como todo lo popular, se han tejido una serie de mitos acerca del aprendizaje del inglés que tenemos que desvirtuar hoy con mucha responsabilidad. Veamos algunos de ellos:

Para aprender inglés no hacen falta clases de gramática

Abundan los comentarios y publicidad que afirman a todo pulmón que para hablar el lenguaje anglosajón no hacen falta clases de gramática. Que debemos aprenderlo como lo hacen los niños, imitando los sonidos y asociando los significados. Bueno, a no ser que quieras hablar inglés como un niño pequeño, será mejor que te acostumbres a la idea de que la gramática es necesaria para hablar y escribir cualquier idioma.

Aprender inglés en 3 meses es posible

El mercado de la enseñanza del inglés es una mina de oro para quienes logran posicionarse bien. Esto llama la atención de falsos profetas con falsas promesas.

Aprender un idioma bien y profesionalmente en 3 meses es simplemente imposible. Se puede aprender mucho en 90 días, podremos llevar a cabo conversaciones sencillas y cotidianas, pero sumamente limitadas. No alcanza con entender un poco de inglés y hablarlo de manera deficiente. Lo que aumentará el valor del profesional en el mercado laboral es que lo domine bien, casi como lo haría un nativo.

Aprender 1000 palabras es suficiente para hablar inglés

Un artículo publicado el 12 de noviembre de 2018 en el sitio web de la BBC, afirmaba que la cantidad de palabras que se necesitan para dominar un idioma depende de los objetivos del estudiante en particular. Si una persona solo quiere aprenderlo para uso cotidiano, entonces unas 800 palabras de las más usadas serán suficientes.

Para comprender las películas y los programas de TV se necesitan unas 3000 palabras. Por último, para aprender el idioma escrito, ideal para todo profesional, se requiere el aprendizaje de entre 8000 y 9000 palabras.

No es mucho considerando que hay más de 17000 palabras en uso actualmente.

Aparte de que aprender a hablar inglés para su uso en el campo profesional es ahora imprescindible y para muchos jóvenes profesionales ha sido la puerta que abre el camino al éxito, hay que tener cuidado con los remedios mágicos. Muchas personas dirán cualquier cosa para hacerse con el dinero de los incautos y personas distraídas. En el aprendizaje de un idioma nuevo no hay autopistas rápidas, lleva su tiempo aprenderlo y es mejor asimilarlo poco a poco.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre