martes, 15junio, 2021
23.3 C
Seville

24 horas que son toda una vida para Francesco Pecoraro

‘La vida en tiempo de paz’ deslumbra por trascender entre la ficción y el ensayo en la vida de un antihéroe burlón

- Publicidad -

análisis

Ortega Smith emula a Herri Batasuna al desmarcarse de la condena contra el terrorismo machista

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, se ha vuelto a negar a ponerse detrás de la pancarta del...

El Repaso del 14 de junio: la derrota de Susana Díaz, el pinchazo de Colón, el foco sobre el rey, y el inicio del...

Como cada día en El Repaso, analizamos la actualidad más destacada de manera breve para que estés al día de una manera sencilla y...

Ayuso pone contra las cuerdas al rey

Está visto que a Isabel Díaz Ayuso no se la puede dejar sola por ahí. Cuando Casado y MÁR no la atan en corto,...

Casado pincha y Sánchez sobrevive al 13J

Casado pincha y Sánchez sobrevive al 13J. Un tiro en el pie representó ayer domingo para Génova y Pablo Casado, que no consiguieron grandes...
- Publicidad-

Desde sus palabras iniciales, al modo de un primer párrafo periodístico que contiene toda la esencia fundamental del resto de la noticia, se palpa que estamos ante una obra diferente, llamativa, subyugante, colosal. En definitiva, una novela que trasciende y se eleva sin el más mínimo inconveniente a la categoría de clásico moderno. Y lo es por obra y gracia de un arquitecto y urbanista nacido en la devastada Roma de 1945, que en plena madurez creativa presenta La vida en tiempo de paz, publicada ahora en España por Periférica, cinco años después de deslumbrar a propios y extraños del mundo de la literatura de su país.

“Novela de ideas”. Así fue definida por Enrico Arosio en L’Espresso. En La Stampa, Lorenzo Mondo apuntó que se trata de “una reprimenda en la que se liberan las incertidumbres, vilezas y distracciones” del protagonista de la obra, un experimentado ingeniero llamado Ivo Brandani, que mientras espera un avión que lo traslade a su país desde una conocida ciudad turística del Mar Rojo tiene tiempo suficiente para retratar en sus casi 700 páginas la historia de todo un país durante esa espera que a él se le hace eterna y a los lectores de La vida en tiempo de paz un suspiro apenas.

De tintes casi épicos y portentosos, esta novela que trasciende el género puro de la ficción para abarcar también el ensayo sin desmayo y con profusión es un torrente de buena literatura. Y lo que la hace más grande: es la única novela escrita por Pecoraro, cuya biografía de solapa apunta que es autor de “algunos poemas y artículos” y también el libro de relatos Dove credi di andare, publicada por Mondadori en 2007.

Brandani es un antihéroe a la antigua usanza, descreído, crítico y burlón, que hace un repaso exhaustivo y con buen tino a la historia reciente de su país, desde los años 60 del pasado siglo, con sus protestas estudiantiles buscando un mundo mejor, los recuerdos de mar y asueto playero de la adolescencia, el descubrimiento del sexo y el amor, la barbarie de la posguerra y la caída en picado tras los excesos del capitalismo más salvaje que degeneró en la brutal y última crisis económica reciente.

“A Ivo Brandani lo perseguía el sentido de la catástrofe. La veía en cualquier iniciativa de transformación de la realidad”. Así comienza premonitoriamente esta obra. Ni que decir tiene que se suma a otras obras universales de la literatura que contienen frases iniciales que a pocos enamorados de las letras se les olvidan: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo” (García Márquez, Cien años de soledad). “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor(Cervantes, El Quijote). “Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el proceso está en el recuerdo de todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona” (El túnel, Sábato)… Y así, un selecto etcétera.

Todo tiene cabida en esta obra descomunal, sin duda uno de los libros del año que bien merece un lugar de honor en la maleta estival que están a punto de preparar estos días.

 

La vida en tiempo de paz
Francesco Pecoraro
Periférica
704 páginas
26,50 €

Comprar

 

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El espíritu de Suresnes

Ya he tratado este tema hace años, pero me ha venido a la mente el tango y quiero recordar aquel espíritu que vino de...

Bendita vacuna… ¿Maldita vacuna? (II)

Hay una curiosa expresión, casi siempre certera, que dice que «de aquellos polvos, estos lodos». Esta locución, en forma de advertencia, se suele utilizar...

Nueva trampalidad

Se confeccionan pasaportes digitales a medida, para territorio internacional y local, abarcando toda presente y futura restricción, a buen precio y de probada eficacia....

La anunciada conversación de Sánchez con Joe Biden se reduce a un breve encuentro en los pasillos

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente estadounidense, Joe Biden se han saludado y han charlado en un pasillo en la cumbre...
- Publicidad -

lo + leído

El espíritu de Suresnes

Ya he tratado este tema hace años, pero me ha venido a la mente el tango y quiero recordar aquel espíritu que vino de...

Bendita vacuna… ¿Maldita vacuna? (II)

Hay una curiosa expresión, casi siempre certera, que dice que «de aquellos polvos, estos lodos». Esta locución, en forma de advertencia, se suele utilizar...

Nueva trampalidad

Se confeccionan pasaportes digitales a medida, para territorio internacional y local, abarcando toda presente y futura restricción, a buen precio y de probada eficacia....

La anunciada conversación de Sánchez con Joe Biden se reduce a un breve encuentro en los pasillos

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente estadounidense, Joe Biden se han saludado y han charlado en un pasillo en la cumbre...