En una ocasión, cierto día 24 de diciembre, Boris Pérez se plateó investigar sobre el origen de la celebración de la Nochebuena, víspera de la Navidad. Descubrió que esta celebración viene realizándose desde finales del siglo IV, y se establece en una fecha que coincide con la festividad romana del «Nacimiento del sol invicto», asociado a Apolo, y dentro del festival llamado Saturnalia en honor a Saturno. En las fechas de este festival los romanos posponían los negocios y las guerras, se hacían regalos entre ellos e incluso se liberaban a los esclavos (aunque seguramente que esta liberación fuera sólo temporal, y volvieran a ser esclavos enseguida).

Por otra parte, y también en estas fechas, los escandinavos celebraban el nacimiento de Frey, dios nórdico del sol, y lo hacían adornando un árbol de hoja perenne llamado Yggdrasil o árbol del Universo, figura que quizás fuera el antecedente de nuestro árbol de Navidad.

Con el tiempo y el descubrimiento de América, se comprobó que estas fechas coincidían con las que ya empleaban los aztecas para celebrar el nacimiento de Huitzilopochtli, dios del Sol y de la guerra. Y también que los incas hacían lo mismo con el renacimiento del dios del Sol al que llamaban Inti.

Así, ya sea que usted celebre el nacimiento de Jesús, de Frey, de Apolo, de Saturno, de Huitzilopochtli, de Inti, o bien sea que celebre otra cosa, o que no celebre nada, en todos los casos tanto Boris como yo le deseamos unas felices fiestas.

Los chinos tienen un antiguo proverbio que dice: «Si quieres ser feliz una hora, duerme la siesta; si quieres ser feliz un día, vete a pescar; si quieres ser feliz un mes (y que conste que esto es una transcripción literal de lo que dicen los chinos), cásate; si quieres ser feliz un año, hereda una fortuna; pero si quieres ser feliz toda la vida, ayuda a los demás».

Y ésta es la felicidad que Boris y yo mismo les deseamos desde estas líneas y desde la seguridad de que siendo felices toda la vida lograrán que todas sus buenas noches sean noches buenas. Hasta el año que viene, 2020.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa Cumbre del Clima de Madrid: ¿una farsa? o ¿un fracaso?
Artículo siguienteNerva se queda sin el Gordo de Navidad por un solo número
Profesor Titular de Universidad de la Universidad de Cádiz, en el Departamento de Estadística e Investigación Operativa, adscrito a la Facultad de Ciencias del Trabajo. Ha sido Vicerrector de Alumnos de la Universidad de Cádiz (desde el año 2003 hasta el 2013) y Vicerrector de Responsabilidad Social y Servicios Universitarios de la Universidad de Cádiz (desde 2013 hasta 2015). Durante estos doce años, ininterrumpidamente, ha tenido entre sus competencias el Área de Deportes de la Universidad de Cádiz. Ha promovido la creación del Aula Universitaria de Fútbol de la Universidad de Cádiz, y en estos momentos ocupa el cargo de Director del Aula de Fútbol. Tiene el título de Entrenador Nacional de Fútbol con Licencia UEFA-PRO. Ha entrenado en las categorías Infantil y Cadete del Cádiz C.F. desde el año 2010 hasta la actualidad. Además, en el Cádiz C.F. ocupa el cargo de Coordinador de Delegados y Auxiliares de Fútbol Base desde el año 2014.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre