Estamos a punto de poner fin a uno de los años más cálidos que se han registrado dede 1850. Además 2019 cierra una década caracterizada por un «calor excepcional» según han indicado desde Naciones Unidas con motivo de la COP25 que se celebra en Madrid estos días.

«El año 2019 marca el final de una década de calor excepcional, de deshielo y un aumento récord del invel del mar en todo el mundo debido a los gases de efecto invernadero producidos por la actividad humana», ha afirmado la Organización Meteorológica Mundial. Según los datos analizados, 2019 se encontraría entre los tres años más cálidos desde 1850, que es el año en el que empezaron a tomarse los datos de manera sistemática.

Pero aunque este año está en el podium, todavía no desplaza a 2016 de la cumbre, que fue el año más caluroso.

Los datos señalan que el aumento del nivel del mar está yendo demasiado rápido, el océano se está volviendo cada vez más ácido, el Ártico ve como se derrite su hielo, como ocurre también en Groenlandia.

El calentamiento viene acompañado de fenómenos meteorológicos extremos: desde las inundaciones en Irán hasta las sequías en Australia y América Central, olas de calor en Europa y Australia o incendios forestales en Siberia, Indonesia o Sudamérica.

Se calcula que más de 10 millones de personas han tenido que desplazarse durante la primera mitad del año a causa de desastres climáticos. La principal causa de estos desplazamientos son las inundaciones, seguidas de tormentas y sequía. Las regiones más afectadas por estas situaciones extremas son Asia y el Pacífico. De los diez millones a principios de año, se calcula que para el cierre de 2019 esta cantidad se habrá podido triplicar, según informa el diario francés 20minutes.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 10 =