17/10/2016. Si pueden con los coches, también con las mujeres

0

La mujer había denunciado ya malos tratos.

La jueza no consideró necesaria una orden de alejamiento. Porque apreció “versiones contradictorias” entre víctima y agresor.

La policía informó que no creía que la vida de la mujer estuviera en peligro.

Y el hombre que era su pareja LA MATÓ ayer.

***

Una orden de alejamiento consiste en que la Justicia le dice al agresor: No se acerque a menos de X metros/kilómetros de la víctima.

La orden de alejamiento no es eléctrica ni de hormigón, no tiene vallas ni concertinas. Así que, si el agresor quiere matarte, se acerca y te mata.

Porque la orden de alejamiento es la única pena que conozco que confía en la buena voluntad del criminal. Más o menos así: El tipo te muele a palos habitualmente, te sigue, te parte los dientes, ese tipo de cosas. Entonces, va el juez y le ordena: No te acerques. Y espera que semejante bestia, la misma que te patea el vientre en el suelo, obedezca. Lo que es peor: CONFÍA en que obedezca.

Así de simple.

Así de idiota.

***

Todos los domingos cenamos con las cifras de los muertos y heridos en carretera de la semana. Es una decisión política. Otra podría ser, por ejemplo, cenar los domingos con la cifra de suicidios, o con la de desahuciados de la semana. Pero esas no les gustan.

Propongo que, cada semana, las autoridades competentes envíen a los informativos la “orden” de emitir la cifra de muertas Y HERIDAS víctimas de la violencia machista. Si pueden hacerlo con los coches, pueden hacerlo con las mujeres, ¿no?

***

Algunas personas me han preguntado por qué no publiqué ayer este diario.

Porque era domingo.

Así podré decirle a mi madre en Navidad que, por fin, he adquirido un hábito no sé cómo decirlo, “normal”.

***

A propósito. ¡Me han contestado de la oficina de la alcaldesa Manuela Carmena!

La respuesta es rara, no obstante. Yo escribí a quien me dijeron que era el jefe de prensa de Carmena. Él me indicó que me dirigiera al buzón de la alcaldesa. Así lo hice, sin mucha esperanza. Error. Desde el buzón me han contestado. El problema es que me indican que lo trasladan “al jefe de prensa para su consideración”. En fin, volveré a empezar.

AQUÍ cuento a quiénes pedí entrevistas. Ningún otro ha respondido aún. Por eso, y aunque tenga ese bonito bucle, agradezco el paso del Ayuntamiento de Madrid.

***

Acabo ya, porque la hija que tengo sentada en la falda se ha dormido y temo que apriete una tecla. Así vivimos.

Mañana más. Aquí, claro.


15/10/2016. Sobre el día en que borraron a los pobres

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre