Un informe del departamento de la Sub-dirección General de Drogodependencias de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) revela que un total de 14.525 personas recibieron tratamientos por temas relacionados con el consumo de drogas cifra que se sitúa por encima de la de periodos anteriores.

Menores de edad

A pesar de la irrupción de nuevas drogas ilegales en los hábitos de consumo, las drogas legales siguen ocupando la cabeza de la lista. El alcohol continúa siendo la sustancia más consumida alcanzando un 42,2%. También sigue siendo la droga que provoca más entradas a urgencias: un total del 55%. Asusta que el 7% de estas sean de pacientes menores de edad. La cocaína se coloca como la segunda sustancia mas consumida  con un 24,7% seguida de cannabis con un 14,1%, la heroína 10,5% y el tabaco con un 3,6%. Aunque hay que tener en cuenta que estos porcentajes hacen referencia a los datos de centros especializados en el consumo de drogas y la mayoría de tratamientos relacionados con el tabaco se administran en la atención primaria.

Reducción de daños

Durante el 2019 se atendieron en toda Cataluña a 6.729 personas en centros de reducción de daños. Estos servicios se prestan sobre todo en zonas donde el consumo y el tráfico de drogas son problemas muy graves. En estos espacios se atienden a personas que o no quieren o no pueden comenzar un tratamiento de deshabituación.  Algunos profesionales se muestran críticos con este sistema como el psiquiatra Ramón Rovira que viene atendiendo pacientes con problemas de drogas desde hace más de 30 años y que manifiesta que “este tipo de tratamientos curan los efectos que el usuario provoca a la sociedad, pero no curan al paciente”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre