Todos queremos vivir más, estar más saludables y ser la mejor versión de nosotros mismos, pero a veces esto no es fácil de conseguir. Pero con estos 12 simples consejos que revolucionarán tu dieta, tu entrenamiento, tu pérdida de peso y tu vida, te sentirás más saludable que nunca. ¿Quieres más ideas? En esta web tienes todos los consejos de estilo de vida, nutrición y ejercicio que necesitas.

Come una manzana al día

Una manzana al día no sólo mantendrá al doctor alejado, sino que evitará que tu cintura se expanda. Un estudio realizado en 2003 en la revista Nutrition puso de manifiesto que las personas que comieron tres manzanas al día durante tres meses, perdieron más peso que las que comieron otros alimentos similares, como las galletas de avena.

Haz del sueño una prioridad

El sueño puede ser uno de los componentes más importantes de una vida saludable, aunque a menudo se pasa por alto. El sueño ayuda a que los músculos se recuperen. Además, según un estudio de 2010 de la Universidad de Chicago, saltarse el sueño puede sabotear tus esfuerzos por perder grasa a través de la dieta. Debes dormir siete u ocho horas de calidad cada noche, así que está debe ser tu prioridad esta noche.

Empieza el día con un smoothie

Cambia el café y la tostada por un saludable smoothie. Sólo tienes que echar estos ingredientes a la batidora de vaso: 1 cucharada de proteína en polvo; 1 pequeño puñado de nueces; 1 taza de espinacas o kale; 1 taza de arándanos, fresas, melocotones o plátanos; un par de cubitos de hielo; y 2 tazas de agua. Mézclalo bien hasta que el hielo esté completamente triturado.

Incluye un ejercicio más de abdominales

La tabla o tabla lateral son una excelente forma de fortalecer tu core rápidamente. Encuentra un minuto para hacer una tabla extra. Si no puedes mantener la posición durante los 60 segundos completos, manténla tanto tiempo como puedas y luego repite tantas veces como sea necesario para realizar 60 segundos de trabajo.

Cuéntale a alguien tus metas

Cuéntale a alguien (marido, novio, hermana, amigo, etc.) sobre tus metas de salud o de acondicionamiento físico. Si las personas de las que te rodeas saben lo que estás haciendo y tu plan para lograrlo, es más probable que te apoyen y no te pidan que hagas cosas que obstaculizarían tu progreso.

Practica la sauna

La terapia de sauna es una excelente herramienta para la recuperación porque mejora el flujo sanguíneo, ayuda a eliminar toxinas y relaja los sistemas muscular y nervioso. Investigaciones médicas recientes incluso han vinculado el uso regular de la sauna con el alivio de los síntomas de la depresión.

Planifica lo que vas a comer a la semana

Tratar de decidir qué vas a comer por la mañana mientras te apresuras a salir por la puerta es una receta para el desastre de la dieta. Tómate 10 minutos esta noche para planear todos tus desayunos de la semana. Tener un plan de nutrición semanal aumentará tus probabilidades de continuar y desayunar todas las mañanas.

Desarrolla el músculo

Cuanto más músculo tienes, más rápidamente funciona tu metabolismo. De hecho, el entrenamiento de fuerza puede ayudar a impulsar tu metabolismo hasta en un 15 por ciento. Un metabolismo más elevado significa que quemarás más calorías durante todo el día (incluso sentado) y te tonificarás más rápido.

El mejor tentempié: pistachos

Los pistachos tienen dos ventajas principales sobre cualquier otro fruto seco. Primero, pesan menos, por lo que puedes comer más unidades que cualquier otro fruto seco. Segundo, lleva mucho más tiempo comer 30 gramos de pistachos, gracias a sus cáscaras. Este mayor tiempo de tentempié significa que comerás más despacio y te sentirás lleno durante más tiempo.

Desayuna vegetales

Añade un saludable bonus a los huevos revueltos incluyendo verduritas en brunoise. No sólo aumentará el sabor de tu comida matinal, sino que los tomates están llenos de licopeno, un nutriente que se ha descubierto que reduce el riesgo de cáncer. Tu cuerpo puede absorber más licopeno de los productos de tomate cocidos o procesados como en tortilla o huevos revueltos.

Mejora tu café

Ten cuidado con los cafés con leche de la cafetería local, ya que suelen estar llenos de azúcar extra y calorías vacías. Los granos de café puro contienen poderosos antioxidantes que favorecen la salud. No borres estos beneficios añadiendo leche entera y azúcar. Opta por el café americano e intenta beberlo sin azúcar ni leche.

Recupérate con un baño y sales de Epsom

Date un baño caliente con sales de Epsom durante 15 o 20 minutos para ayudar a su cuerpo a recuperarse. El sulfato de magnesio, su nombre científico, ha demostrado que ayuda a los músculos a relajarse y a reducir la inflamación. Las sales de Epsom son un fuerte vasodilatador, lo que significa que aumentarán el flujo sanguíneo a los músculos así como a la superficie de la piel. Además, el magnesio que se absorbe a través de la piel ayuda a construir huesos fuertes, fabrica proteínas y libera energía de los músculos, además de otros numerosos beneficios. Toma uno o dos baños por semana y notarás una gran diferencia en cómo te sientes.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre