La sociedad española, desde hace años, lucha contra la violencia machista que mata y acecha sin descanso a cientos de miles de mujeres y niñas. El día 25 de noviembre de 2019 pasará a la historia reciente de España por varias imágenes. La primera, la de dignidad de la mayoría de los ciudadanos que demandan que se cumplan los derechos humanos. La segunda, la de la vergüenza, protagonizada por la extrema derecha. Pero, sobre todo por el PP y Ciudadanos que anteponen el poder y mantenerse en él, con los votos de Vox, a el respeto a las víctimas.

Vox ha dinamitado las declaraciones institucionales que anualmente se realizaban en el ayuntamiento de Madrid y en la Comunidad de Madrid desde el año 2005. Ante este acto, que solo puede calificarse de vil, en la acepción de “alguien que actúa con gran maldad, de un modo bajo y despreciable y sin escrúpulo”, hemos podido ver con vergüenza como tanto el PP como Ciudadanos agachaban la cabeza. Mientras, eso sí, intentaban trasladar cierta tensión y cierta sensación de incomodidad ante lo que estaba sucediendo.

Una sensación de incomodidad que por supuesto no los ha llevado a romper los acuerdos de gobierno con Vox. A lo más a lo que han llegado, tanto en el ayuntamiento de Madrid como en la Comunidad de Madrid, es a decir que Vox se equivoca. Muy bien. ¿Y? Porque habrá que hacer algo. Pero no, porque ante todo quieren estar en el poder.

Puede parecer duro lo que afirmo, pero podemos verlo con claridad en la diferencia que existe entre las palabras y los hechos. El consejero Reyero, al que considero una persona sensata, dice que “la lucha contra la violencia machista debe ser una prioridad”. Muy bien, pero esas palabras chocan frontalmente con el hecho de que están gobernando con Vox

Posteriormente, el mismo consejero afirma que “no permitiremos que además de lo que sufren las mujeres por ser maltratadas tengan que aguantar que se las cuestione y que se ponga en duda todo el sufrimiento por el que están pasando”. Totalmente de acuerdo. Pero para poder hacer algo, Ciudadanos lo que tendría que hacer es abandonar ese gobierno. Y si de verdad vuelve al centro, acompañar a la fuerza política que ganó las elecciones en la Comunidad de Madrid a realizar esas políticas en las que dice creer.

El PP y Ciudadanos están gobernando con un partido, Vox, que omite hablar de violencia de género y habla de violencia intrafamiliar. El PP y Ciudadanos gobierno con un partido, Vox; que describe a las asociaciones feministas como “chiringuitos”. El PP y Ciudadanos gobiernan con un partido, Vox, que pide “un pacto contra el silencio negacionista”, y frivoliza, como ha hecho su portavoz en el ayuntamiento de Madrid, hablando de mujeres que asesinan a hombres o de mujeres que atacan a otras mujeres.

Vox tenía un objetivo y lo ha cumplido. Dinamitar el 25 de noviembre. Lo ha resumido muy bien la presidenta del Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid, Lourdes Hernández: “Da pena y rabia que cuatro concejales impongan silencio institucional a la barbarie. El silencio es el mejor cómplice de la violencia machista.”. “No vamos a tolerar los abusos, los maltratos ni la explotación sexual o reproductiva”. “Esperamos seguir [luchando contra la violencia machista] con el Ayuntamiento de Madrid; que esté a nuestro lado”.

Vox ha dinamitado el 25 de noviembre, y el PP y Ciudadanos no han hecho nada para evitarlo. Pero frente a la intolerancia y los que la consienten, nos encontramos la imagen positiva del 25 de noviembre. La imagen de los colectivos, la imagen de las mujeres y los hombres que luchan contra esta violencia, que no han querido permanecer en silencio frente a un machismo que mata. Un machismo que nos mata por ser mujeres, como afirmaba una de las mujeres presenten en los actos.

“Han venido a rompernos por dentro y no lo van a conseguir” Esta frase, de una concejala socialista en el ayuntamiento de Madrid, resumen a la perfección la necesidad, más que nunca, de ser activos en la conquista de nuevos derechos y en la lucha contra el silencio cómplice de la violencia.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Pues si sigue habiendo muertas, esto significa que las políticas sexistas no funcionan.
    Violencia es violencia y no tienen sexo……!!!
    VOX, quiere reforzar y hacer cumplir las penas…

  2. VOX hace irracional o inhumanamente lo siguiente. Cuando lo que imperabimperarba era el ESCLAVISMO, también se dieron casos en que un esclavo (por los motivos que sean) maltrató y mató a su amo, ¡eso sí es verdad!
    Pero, para luchar contra el esclavismo o contra el machismo, tú absolutamente jamás puedes decir que todas las violencias son condenables y que también hay amos de esclavos que son maltratados, ¡JAMÁS!
    Tú, en tu deber ético, has de señalar a la ESENCIA DEL PROBLEMA, solo; o sea, no ser un HdP y decir de una vez por todas que hay que parar el esclavismo o el machismo y RESALTAR solo a la máxima altura a las víctimas del esclavismo o del machismo, solo o solamente, ¡y nada más!, porque se está hablando de una tortura específica o esencial, nunca de “otra cosa”, por lo cual no se debe señalar otra cosa para manipular o para confundirlo todo, en maldad.
    Como poner a un mismo nivel la violencia de los nazis a los judíos que la de dos judíos solo vengándose de dos nazis. Asco dan!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre