El nuevo ministro del Interior entra de lleno en el núcleo duro del Gobierno para hacer olvidar la estela del polémico Jorge Fernández Díaz, reprobado por el parlamento tras su participación en una presunta conspiración contra los líderes independentistas catalanes. Un magistrado de carrera que entró en 2011 como alcalde de Sevilla con mayoría absoluta y salió apenas cuatro años después tras su victoria más amarga al no poder reunir una mayoría suficiente para gobernar en una ciudad de la que dijo que no se iría y tras una gestión más preocupada de las fotos de cara a la galería que de una gestión municipal de altura. Incluso renunció al escaño en el Parlamento cuando la ley de incompatibilidades aprobada por el Gobierno obligó a los alcaldes a elegir entre sus consistorios o la Cámara.

Zoido es de la total confianza del histórico líder del PP andaluz Javier Arenas y de la secretaria general María Dolores de Cospedal. Como curiosidad cabe destacar que es pública su amistad con la conocida juez Mercedes Alaya, instructora durante años de los casos de los ERE contra la cúpula socialista andaluza durante décadas. Zoido fue juez decano de Sevilla desde 1992 hasta que entró a ocupar cargos políticos cuatro años después. El propio Zoido impulsó con una denuncia personal los casos Mercasevilla y ERE, que ha terminado con medio centenar de ex altos cargos socialistas andaluces imputados, entre ellos Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ex presidentes de la Junta.

El nuevo titular de Interior, hasta ahora diputado en el Congreso, viene a reforzar el núcleo encabezado por Cospedal, que también tiene en Arenas un pilar fundamental.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + siete =