Zoido critica la absoluta pasividad