Foto Agustín Millán

Era una renuncia anunciada. Y ya ha ocurrido. El concejal Zapata, que tanta polémica generó al llegar al equipo de Carmena en el Ayuntamiento de Madrid por tuit de hace años donde bromeaba con mal gusto sobre Irene Villa, renuncia a seguir en Podemos porque no quiere pagar a la organización parte de su sueldo de edil.

Guillermo Zapata abandona Podemos después de que el Comité de Garantías del partido le haya denunciado por incumplir la carta financiera, es decir, donar parte de su salario a la organización.

Según explica, “Hace unos meses recibí un mail en el que se me solicitaba cumplir la carta financiera de Podemos por ser cargo electo de la organización”, recuerda Zapata en su página de Facebook, donde aclara que él se presentó a las elecciones de 2015 por Ahora Madrid por lo que considera que se debe a la segunda formación y no a la primera.

“Ya no haré lo que había venido haciendo hasta ahora en Podemos desde un punto de vista orgánico: participar en consultas”, ha detallado el edil, que tras abandonar Ganemos forma parte del colectivo Madrid 129. Una corriente interna de activismo que toma el nombre del número de barrios existentes en la capital y en el que también se encuentran la exconcejal de Cultura, Celia Mayer, y el de Seguridad, Javier Barbero.

Darse de baja es para el concejal “lo más razonable para no dar lugar a equívocos” y aunque confiese “cierta pena” por perder “ese vínculo” con Podemos asegura que cada organización “tiene derecho a poner en marcha los mecanismos que considere orgánica y financieramente en relación a lo que considera sus bases, sus cargos”.

Por su parte, Podemos ha enviado un comunicado en que, como respuesta a Zapata, explica que “todas las personas inscritas en Podemos que ejercen un cargo electo o trabajan como eventuales para la administración, están sujetas y mandatadas por el código ético de Podemos desde el momento de su inscripción”. Según la organización, este código ético se complementa sobre cualquier otro código ético asumido en la participación de cualquier candidatura ciudadana de unidad popular impulsada o participada por Podemos, tal y como se establece en el mismo código ético de Podemos.

En el caso de los concejales de Ahora Madrid, cómo el código ético de AM y el código ético de Podemos no son dos compromisos mutuamente excluyentes, según Podemos. A su juicio, “ los inscritos en Podemos deberán cumplir con los dos. A la limitación inicial de 4 SMI que exige Ahora Madrid, deberá añadirse aquella de 3 SMI que dicta el Código Ético de Podemos”.

La aplicación del código ético de Podemos a cualquier persona inscrita en la organización, es un mandato democrático de obligado cumplimiento de todos los inscritos e inscritas que han debatido, elaborado y votado mayoritariamente los documentos en las Asambleas Ciudadanas municipales, autonómicas y estatal, explica Podemos en su comunicado.

Según el partido morado, “Mostramos nuestro absoluto respeto a la decisión personal que puedan tomar los concejales de Ahora Madrid al respecto de continuar o no continuar como inscritos o inscritas en Podemos, y por supuesto esperamos que puedan reincorporarse en el futuro a la organización aceptando los reglamentos de los que nos hemos dotado”.

Sobre la donación de los cargos electos de Ahora Madrid

El vigente reglamento económico de los cargos electos de Ahora Madrid fija en su Capítulo 1. “Retribuciones Personales” la siguiente limitación salarial:

“Salarios: la retribución mensual con la que contaran las personas que ocupen concejalías, con dedicación exclusiva, de Ahora Madrid será de 4 veces el Salario Mínimo Interprofesional español”

Sobre esta primera limitación acordada con el resto de actores que componen la candidatura,

prevalece aquella que dicta el propio Código Ético de Podemos, aprobado en la Asamblea Ciudadana de febrero de 2017, que en su Capitulo XI, apartado 2º, fija en los siguientes términos los límites a las retribuciones que afectan a todos los inscritos en Podemos:  “Todos los miembros de Podemos aceptarán la limitación salarial genérica de tres  salarios mínimos interprofesionales (SMI), que se obtendrán por la totalidad de sus funciones en puestos profesionales, de elección, de representación  o nombramientos derivados directa o indirectamente de su pertenencia a Podemos.”

Como ambas normas tienen por objeto regular lo mismo y conociendo el Dictamen  MA170001DI de la Comisión de Garantías Democráticas de la Comunidad de Madrid  en la que se establece que:

1    Declarar que todos los inscritos en Podemos están sujetos al Código Ético y los  Reglamentos de desarrollo de los Estatutos y sus órganos.

1    Dicha obligación afecta igualmente a los cargos públicos por elección o nombramiento inscritos en Podemos.”

El Consejo Ciudadano Municipal resolvió que:

  • Al no tratarse de dos compromisos mutuamente excluyentes, los inscritos en Podemos deberán cumplir con los dos. A la limitación inicial de 4 SMI que exige Ahora Madrid, deberá añadirse aquella de 3 SMI que dicta el Código Ético de Podemos.

 

  • La diferencia que pudiera haber entre los 3 SMI que fija Podemos y el salario real percibido, hasta los 4 SMI a los que limita Ahora Madrid, deberá ser donada a Podemos Madrid.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × tres =