Yo me propongo como presidenciable en Cataluña para regalo de Navidades tipo caganer. Como supongo que los independentistas estamos cabreados por la harca de dementes que nos han defraudado y engañado durante este no-histórico mes de octubre, como supongo que nadie votará a este Expresidente huido de sus responsabilidades legales y éticas (sus compañeros de Gobierno están en la trena), el que da bandazos desde la revolución contra el conservadurismo ibérico a la defensa de las posiciones antieuropeístas de los neonazis; como imagino que la CUP nos despista y, aunque guste como movimiento social, nos confunde con esa cata del poder que ha hecho y que ha envenenado su inocencia, ahora defensora de las subvenciones por procesos electorales y ultranacionalista del Estado catalán manquepierda (el pobre); como supongo que el mesianismo del muy católico (él se empeña en mezclar su privacidad con lo público) Oriol Junqueras, repleto de fraternidad cristiana, amor y paz universal de lágrima emotiva inmediata, sólo puede ser soportado por la locura análoga de su acólita Marta Rovira que niega ahora la unilateralidad, la declaración en el Parlament de la República, que niega haber revelado amenazas de muerte en las calles contra nuestro amado pueblo, Rovira émula en su poesía discursiva llena de una música angélica de secta catecúmena a la que, desde luego, yo no voy a confiar ni mis ideas ni mi dinero; como supongo que ni PSOEPPC’s nos convencen a quienes creemos en la posibilidad de una política de izquierdas que dé cauce a las demandas y necesidades de la voluntad popular expresada por los mecanismos democráticos: Me propongo como presidenciable en Catalunya.

Vótenme, estoy dispuesto a trabajar. Yo sí creo en la República de Cataluña, y en la de Girona si hace falta. Si obtengo una mayoría suficiente, les garantizo que iniciaré los trámites pertinentes para negociar una separación de España progresiva, paulatina y pactada garantizando los derechos de toda la ciudadanía española y, llegado el caso, de la catalana. Y no me cierro a tolerar otros movimientos independentistas, siempre que respeten la legalidad, para evitar sainetes como el vivido.

Y si me votan, intentaré una reforma fiscal en el ámbito de mis competencias para que quienes disfrutan del poder económico contribuyan proporcionalmente sin que suponga un insulto a quienes no tienen ese privilegio y para que los organismos públicos que garantizan una cierta igualdad (Sanidad, Servicios Sociales, Enseñanza…) puedan atender con dignidad a toda la ciudadanía catalana, porque cuanto más contribuyan (de momento) al Estado Español más repercusión tendrá esa pasta en nuestra tierra (dejando a un lado esta defensa pseudonacionalista del rico sólo por ser catalán).

Promoveré la cultura catalana y su lengua con las infraestructuras necesarias, para que todo habitante de nuestra tierra tenga la posibilidad de usar indistintamente su lengua en cualquier ámbito sin normativas que obliguen pero sin imposiciones exclusivistas de nadie, cumpliendo la Constitución, obligando al funcionariado a estudiar catalán pero sacando la lengua de las oposiciones para que nuestros bilingües no acudan a exámenes de otras comunidades con ventajas que no nos gustan y socavan nuestra imagen, y procurando que en todo el territorio hispano se estudie al menos unas nociones básicas de catalán (y gallego, y vasco, y…) que permitan acceder al repertorio literario propio que es nuestra riqueza (universal) y que queremos compartir, no aislar.

Suprimiré todo organismo superfluo y encargaré una auditoría para evitar gasto público en puestos inútiles y actividades subvencionadoras que no sean para garantizar derechos, relegando la actividad de promoción a sus beneficiarios. Con un plan de recortes a los privilegios, procuraré revertir los recortes que están destruyendo el carácter social de nuestras leyes principales. Les recuerdo que nos hemos gastado 66.000.000.000€ de los supuestos ahorros para imprevistos con las pensiones… ahí queda trabajo: investigar y reclamar, recuperar.

Pelearé por una legislación laboral justa que venga a reconocer de nuevo a las dos partes contratantes en toda relación laboral, dotando de poderes políticos equilibrantes a los trabajadores y trabajadoras que eviten el abuso y la explotación. Promoveré, de momento, un movimiento político similar para toda España que nos permita tomar las decisiones históricas que nos merecemos, porque la misma crisis que afecta a nuestra Catalunya inunda a España, Europa y el Mundo. Porque Catalunya sin ventura, todos te deben llorar, despoblada d’alegría para nunca en ti tornar… no entiendo qué virus nos ha vuelto locos en el Mundo, en Europa, en España ¿y no a la catalanidad? Despertad y votadme, volveremos a la política.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl fiscal pide que Junqueras y sus consellers sigan en prisión
Artículo siguienteDel dicho al hecho hay un trecho: así ha cambiado el proyecto de ley hipotecaria

Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual.
Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003).
Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008.
Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013).
Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013).
Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información.
Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»:

-Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008)
-El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010)
-Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011)
-Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013)

Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros:

-Las apoteosis (2000)
-Libro de las taxidermias (2002)
-Libro de los humores (2005)
-Libro del ensoñamiento (2007)
-Álbum blanco (2011)
-Tenebrario (2013)
-De la luz y tres prosas granadinas (2014).
-Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub)
-Mar de historias. Libro decreciente (2016)

He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es

1 Comentario

  1. Un artículo más para dejar claro que en España, incluso quienes intentan de buena fe -supongo- opinar sobre Cataluña, víctimas a su pesar de siglos de desinformación y prejuicios, demuestran hacerlo de oídas y sin saber prácticamente nada de ella.

    Quédese con que en la Cataluña digna, hoy en día nadie cuestiona la valentía de Puigdemont, la religiosidad sincera de Junqueras, la inteligente y tan importante moderación en las actuaciones de la CUP, y la figura sólida, consecuente y a la vez tierna de Marta Rovira. Por cierto, una de la personalidades políticas desde siempre mejor valoradas por los catalanes.

    Me encantaría leerle una glosa de este mismo tenor acerca de sus amos y señores madrileños del barrio de Salamanca y de su cabecilla borbón. De los auténticos dueños de España desde hace tres siglos. De esas doscientas familias que se van pasando la bota, expoliando a todo lo que creen sus dominios y siervos por la gracia de dios, generación tras generación.

    Fijémonos en que, de los más de 800 imputados del PP, esa presunta banda de malhechores según palabras de un juez, ni uno solo pertenece a esas familias, aunque todos formen parte de la gusanera de vasallos y pelotas de los que aquellas están siempre rodeadas.

    Solo la rebelde Cataluña escapa a su soberbia, a su codicia y a su rapacidad, negándose a ser castellanizada, y por lo tanto difuminada, negándose a ser expoliada con la falsa excusa de la redistribución territorial, pues hasta las ratas saben que el 90% de lo extorsionado acaba en los bolsillos de esas 200 familias, y negándose a ser mandada desde Madrid. Una capital enemiga de la nuestra y de nuestro país desde el mismo día en que fue fundada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =