Bajo el lema ‘Lobo vivo, lobo protegido’, miles de personas marcharon el pasado domingo 13 de marzo hasta la Puerta del Sol de Madrid para reivindicar el fin de las matanzas de lobos, tras la convocatoria de las organizaciones Lobo Marley, Pacma y otras organizaciones animalistas y ecologistas bajo el lema ‘Lobo vivo, lobo protegido’.

El Partido Animalista Pacma incluye entre sus principales propuestas electorales la declaración del lobo como especie de máxima protección y la derogación inmediata de los cupos de caza del lobo en todo el territorio estatal, así como la implantación de planes de protección específicos de este mamífero, con estudios pormenorizados y expertos en su evolución y un seguimiento de las manadas para evitar su caza.

El Partido Animalista propone también revisar los Planes de Gestión de las Zonas de Especial Conservación (ZEC) con presencia de lobo. De la misma forma, quiere impulsar la elaboración de un censo peninsular del lobo ibérico e implementar acciones contra el furtivismo y los envenenamientos.

El lobo está siendo perseguido y cazado por orden de las Administraciones en distintas regiones, según el Pacma, que acusa a las mismas de dar prioridad a las demandas de los ganaderos frente a la protección de la fauna salvaje, y que falsean los datos sobre el censo de lobos. La protección de este mamífero en peligro de extinción debe ser una acción política, y Pacma asegura ser el único partido que pide con firmeza y sin fisuras el fin inmediato de la caza y la apuesta por métodos no letales frente a los problemas que la presencia del lobo pudiera ocasionar.

La manifestación contó con la presencia de la presidenta del Partido Animalista, Silvia Barquero, partió de la Calle Alcalá 24 y culminó en la Puerta del Sol con la lectura de un manifiesto.

Además de la citada manifestación, el Partido Animalista ha dado un paso más en su batalla por otorgar la máxima protección a este animal en peligro.

Esta misma semana, Pacma ha presentado un recurso contra la declaración de “Salamanca libre de lobos”, propuesta por el PSOE y apoyada por el PP, mediante la que se vulnera el convenio para la conservación de la vida silvestre y del medio natural de Europa y la Directiva de Hábitats, que prohíbe expresamente la caza del lobo al sur del río Duero.

El Partido Animalista es el único que pide el fin de la caza del lobo y que propone la declaración del lobo como especie de máxima protección en todo el país, incluyendo entre sus principales propuestas electorales la derogación inmediata de los cupos de caza del lobo en todo el territorio estatal, así como la implantación de planes de protección específicos y la puesta en marcha de métodos no letales frente a los problemas que la presencia del lobo pudiera ocasionar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 5 =