A pesar de que Rajoy decía que no se votaría, el 1 de octubre se votó.

A pesar de que dijo que no habría Declaración Unilateral de Independencia, que según Soraya todo era ruido, ha habido DUI.

A pesar de que nada pasaría, todo ha pasado: se ha votado, se ha reprimido, se ha judicializado, se ha enfrentado a la población, se ha manipulado, se ha mentido, se ha robado, se ha encarcelado, se ha estirado-pisoteado-falseado la ley, se ha menospreciado y humillado, se ha ridiculizado, se ha hecho el ridículo. Se ha traicionado, aplaudido, llorado. Se han alcanzado sueños; se ha trampeado. Se ha ninguneado. Se ha silenciado. Vilipendiado. Amado y odiado. Pactado, borrado, supeditado. Convencido, cabreado. Amenazado. De todo ha pasado.

Los trenes han chocado. Pero, ¿qué trenes? Los del nacionalismo. El del nacionalismo español, que se disfraza de Estado; el del nacionalismo catalán, que se disfraza de democracia. Una pelea de gallos, un pulso para ver quién la tiene más grande (la bandera). Legitimidad pisoteada. La Justicia, la Democracia, la Ley puestas en duda.

Ellos, esos que se han estado riendo de todos nosotros, pisando el acelerador hacia el abismo. Arrasando con todo lo que han pillado por delante. Después de habernos arruinado, esquilmado y atropellado. Nuestro Estado de Bienestar por allí a lo lejos quedó. Ahora tocaba despistarnos con otra cosa.

De nada han servido las declaraciones de fiscales y abogados del Estado de estos días, esas donde acusan y señalan sin lugar a dudas al Partido Popular como una organización criminal, pensada y estructurada para trincar de lo público. De nada. Porque además de que ya lo sabíamos muchos, los que se empeñan en colocarles al frente de las instituciones lo seguirán haciendo. Esos que aún hoy piensan que Rajoy y compañía lo han hecho fenomenal les seguirán votando, independientemente de que su papeleta vaya al partido más corrupto de Europa. Da igual.

Quienes votaron a la derecha catalana, estarán también satisfechos. No se acordarán del 3%, porque con su independencia a estrenar todo parecerá nuevo. Da igual.

El PSOE se ha quedado colgado de la brocha. Nada nuevo bajo el sol. Han tenido la oportunidad de plantear una moción de censura a Rajoy, también a Puigdemont. Podrían haberlo hecho, reconducir esta situación desde una perspectiva de diálogo, legalidad y sobre todo, de recuperación del Estado de Bienestar. Han tenido en su mano la posibilidad de liderar un planteamiento democrático, sereno, sin violencia ni agresiones de ningún tipo, sin destrozar todo lo que tanto tiempo había costado construir. Pero no, han preferido jugar a una equidistancia que al final les ha posicionado como sostén del Partido Popular (corrupto). Adiós PSOE.

El Rey, que igualmente podría haber hecho un papel de mediación, ha decidido situarse del lado de los corruptos. Es también lógico: en Cataluña ya habían dicho que por allí no le querían ni ver.

Supongo que hoy hay muchas personas soñando despiertas, aunque esto tenga pinta de ser más bien efímero. Puestos a soñar, yo también me apunto: ojalá el PSOE reaccionase y actuase como una formación verdaderamente de izquierdas; plantease una moción de censura a Rajoy por habernos llevado hasta aquí; hiciera lo mismo con Puigdemont. Se uniera con las formaciones progresistas y replantease un sistema territorial caduco, proponiendo por fin una España Federal. Una hoja de ruta para recuperar nuestros derechos sociales. Y ya que se pone a ser lo que debería, proponer una República. Déjeme soñar.

Algo como lo que ha sucedido hoy tenía que pasar. Producto de la mezcla entre churras y merinas. Respuesta al descrédito de un Gobierno que ha destrozado España, que se ha reído de sus ciudadanos. Una monarquía que ha hecho más o menos lo mismo. Una oposición timorata y abrazada al Gobierno cuando la cosa se pone tensa, porque le falta relato, le falta discurso y le falta credibilidad.

Mientras todos miramos atónitos la deriva que han tomado los acontecimientos, en el fondo, se oye un murmullo: y ahora, ¿qué?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × dos =