Dicen que lo único permanente en nuestra sociedad es el cambio. La misma cambia de una manera vertiginosa y eso se refleja en todo nuestro entorno, también como no, en el empresarial donde constantemente se dan crisis financieras, quiebras, fusiones, desaparición de bancos, etc. Asistimos a otra más, es la desaparición de facto de la multinacional XEROX hace escasos días, en los inicios del 2018.

Entré a trabajar en esta compañía en 1.966 y la abandoné siendo uno de los dirigentes de la misma en la dirección del norte de España en el año 2000, después de haber negociado un acuerdo de salida. Hoy, después de 18 años de eso Xerox desaparece, bueno conserva su marca en sus regiones de influencia tradicionales, pero en el nuevo proyecto con FUJIFILM, para la NEW FUJI-XEROX no es mayoritaria, pasa a tener solo el 49,9%. Es decir las decisiones las pasarán a tomar los japoneses que envían a 10.000 personas a la calle en su nuevo proyecto (personas actualmente trabajando en Xerox y en FujiXerox). Esto me ha producido tristeza y una cierta desazón, después de haber transitado muchos años por XEROX y haber asistido y sufido muchas migraciones en procesos, productos, personas y perspectivas. Debo decir que eso me ha enriquecido sobre manera pues he asistido como invitado de excepción con una visión muy global, al desarrollo de una gran compañía americana con más de 140.000 empleos y a su evolución en un mercado muy competitivo y super cambiante.

La primera pregunta y casi la principal que me he hecho es ¿porque?

Y la respuesta me ha venido a la mente casi inmediatamente, pues bajo mi punto de vista, era una crónica anunciada dadas las idas y venidas en decisiones empresariales un tanto erráticas que venía observando desde mucho tiempo atrás. Incluso después de marcharme de la empresa.

La llamada XEROGRAFIA fue pionera, así como los documentos obtenidos en sus maravillosas, sofisticadas y muy caras Xerocopiadoras (que no fotocopiadoras) y las famosas XEROCOPIAS (que no fotocopias) por ser entonces standars de mercado y de una marca que todo el mundo utilizaba. Incluso había una habitación en cada empresa que era el “cuarto de Xerox”.

Recuerdo a la banca española sacando millones de xerocopias de las extinguidas letras de cambio que funcionaban malamente como documento de pago a plazo, en una época en el que el Banco Popular era el coloso español. O en todos las notarías con las escrituras de cualquier protocolo.

Recuerdo, allí estaban en Palo Alto hasta tres premios nobel trabajando para el hombre del “gong”, figura creada por Leonardo da Vinci, identificativo de la organización RANK ( compañía dedicada a la producción de películas, hoteles y otras cosas), que luego fue absorbida por XEROX para convertirse en RANK XEROX.

Son los años 60 a 70 en la que primero RANK XEROX y después XEROX (absorbiendo a la inglesa RANK ORGANIZACIÓN) se convertían una de las empresas más valiosas y ricas del mundo. A partir de los 70 en California en PALO ALTO la compañía creaba su gran centro de investigación con brillo mundial con el fin de desarrollar la oficina del futuro. Todavía ni Microsoft, Apple, Google, ni Facebook existían como compañías. Todo un camino sin obstáculos.

Xerox era pionera en la fabricación del primer ratón óptico, de la pantalla wysiwyg ( lo que se ve es como un papel de oficina). También sobre la década de los 80 lanza su “lector óptico” basado en los principios de la Inteligencia artificial. Yo le presente justamente en AJURIA ENEA en la sede de presidencia en Vitoria al presidente vasco José Antonio Ardanza el nuevo lector para ciegos. Quedo casi conmocionado al ver la increíble tecnología con un simple ratón óptico manejado por su mano y actuando a modo de lector encima de un papel, programando voz de mujer o hombre. Xerox entonces era también líder en el incipiente mundo de la Inteligencia Artificial.

Xerox lanzaba el primer paquete de tratamiento de textos, mucho antes que el WORD del actual Microsoft. También la interfaz gráfica que tanto le entusiasmo a Steve Jobs creador de Appel y uno de los hombres que cambiaron el mundo.

Comenzaron a llegar las revolucionarias máquinas de escribir con memoria en disco, los ordenadores con diskettes de cartón de 8 pulgadas, – fui responsable de este lanzamiento- que sustituyeron a los procesadores ZILOG y SPECTRUM, mucho antes de que IBM lanzara su primer ordenador portátil. Llegaron los procesadores de textos, las impresoras láser mucho antes de que apareciera Hewlett Packard. Xerox pudo ser el “estándar” en impresión láser en el mundo, como ahora lo es HP y perdió la oportunidad, se bajó del tren antes de tiempo por pura ceguera.

En estos años el PARK (Palo Alto Research Center) era un hervidero. Emergían las redes Ethernet una auténtica revolución en las comunicaciones desarrolladas en Xerox por Robert Metcalfe quien fundaría 3COM adquirida por HP en el 2010 . También Smalltalk nació con XEROX en Palo Alto, pero mucho mejor aprovechado por Apple, HP o Tektronix. Xerox lanzaba la magia y los demás la aprovechaban. El número de patentes que tenía Xerox era increíble. Más de 40.000.

Pero allá por los 85/90 perdió el monopolio mundial de sus copiadoras en papel corriente y el liderazgo a manos de los japoneses, Konika, Ricoh, Toshiba, etc., primero las pequeñas, luego las medianas y posteriormente las grandes. Sus dirigentes se acomodaron, querían resultados inmediatos en los nuevos productos, equipos caros con muchas prestaciones que al mercado le era difícil asimilar y un marketing deficiente, directivos sin mucha competencia, algunos productos obsoletos y en entornos cerrados, todo un rosario de errores.

También el desconocimiento de liderazgos que hay que saber mantenerlos. Sus competidos emergían y tomaban posiciones sólidas en el mercado, lanzamiento de Appel, Microsoft,etc..

La caída de las compañías tecnológicas (como IBM ) ha sido constante, pero Xerox es un caso paradigmático. Tuvo los mejores investigadores con los cerebros más brillantes y muchos productos innovadores como los que he mencionado. Hay que decir que Appel fundada por Steave Jobs también estuvo al borde del precipicio, pero al comprar NEXT, hizo volver nuevamente a su fundador que había sido despedido anteriormente, quien insufló 300 millones de dólares y resucito la compañía.

Se daba la paradoja de que nos lavaban el cerebro soñando con la oficina sin papel y eso ha fagocitado a Xerox, ha sucumbido a la cada día más baja demanda de sistemas de impresión y copiado en las empresas. El slogan de “fuera papeles en las mesas” fue inicialmente cierto y se gastaron millones en publicitarlo, pero luego el lema no perduró por las nuevas tecnologías y estuvo mantenido con hilos forzadamente.

Ahora la noticia es que la Compañía FUJIFILM HOLDINGS y XEROX CORPORACION han establecido un acuerdo para formalizar una compañía que se llamará New Fuji-Xerox, en la que Fujifilm tendrá un 50,1% del capital, proporcionando importantes apoyos operacionales y liderazgo internacional y Xerox un 49,9%.

Shigetaka Komori presidente de FUJIFILM, ha comunicado que la transacción ha sido aprobada por los consejos de administración de FUJIFILM y XEROX. Tendrá doble sede en Norwalk C.T (USA) y en Minato –Tokio (Japón). La nueva compañía cotizara en Nueva York con el ticker XRX. Con presencia en más de 180 países. Veremos si funciona la simbiosis “Japoamerican”, el tiempo lo dirá.

La actual FUJI XEROX tenía un 25% de participación de Xerox y un 75% de FUJIFILM. Desaparece como tal por la nueva NEW FUJI_XEROX. Los accionistas de XEROX recibirán un dividendo de 9,80 dólares por acción. Se mantendrán las marcas de XEROX y FUJIXEROX dentro de sus propias regiones pero XEROX como compañía desaparece del mercado

Se espera asimismo unas reducciones en costos de 1,7 millones de dólares para 2.022 y una importante subida en los márgenes en los próximos cuatro años. Pero también un recorte en plantilla de 10.000 trabajadores. La nueva empresa dará como resultado un liderazgo global en tecnología de impresión con ingresos anuales de 18 mil millones USD.

Xerox desaparece del horizonte de las empresas tecnológicas, sino como marca, sí como empresa, siendo absorbida por FUJIFILM para generar una NEW FUJI-XEROX en la que los “japos” tendrán un 50,9%.

Es decir las decisiones en el negocio.

¿El Sr.Trump –defensor y adalid del americanismo- quizás se esté preguntando porque pasa esto, estando él de presidente USA? ¿Para qué ha pedido al Pentágono un desfile militar como el de Francia?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorAnimales domésticos. La novela más descarnada de Teresa Viejo
Artículo siguiente6 de cada 10 préstamos personales en España tienen productos vinculados
Donostiarra, afincado en Bizkaia Licenciado en Ciencias Económicas Ex dirigente de Xerox España S.A.U Ex profesor de la UPV y de la Escuela Superior de Marketing de la Cámara de Comercio de Bilbao Ex Vicepresidente de la Fundación Aulamar Ex Presidente de la Asociación de Vecinos de San Bartolomé de Leioa (Bizkaia) Ex concejal por el Ayuntamiento de Leioa (Bizkaia) Escritor y analista Social https://felix.lareki.Wordpress.com felix lareki - Pasión por el arte y las personas

2 Comentarios

  1. Buenas,
    un artículo muy interesante y una pena que Xerox, parte fundamental de la historia de la informática pero menos mediática que otras, que se llevaron el reconocimiento, acabe así…

    Eso sí, que alguien lo revise porque necesita unas cuantas correcciones: la del “porque” de la pregunta inicial y lo de “Appel” son las más sangrantes… 😉

    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + dos =