Ya de vuelta a las trincheras de tus labios, amor, yo te amé desde los días azules que inútiles habitamos, desde los mismos que nos hacen vivir en esta refugio que como el pan se deshace entre los dedos de las manos. Quizás, por eso, es ese país que, desde aquella tierra íntima que sobre las sienes alzan los últimos territorios que quedan en pie, es desde donde te amo. El futuro que nos espera. Ese viaje oculto que llevamos amarrados en el pecho. Esa señal, ese inquebrantable voluntad de seguir viendo aún todavía. Da igual que intenten destruir este sueño que sobre nuestras pupilas nos asalta. Da igual que una tormenta sobre nuestros párpados nos arrastre, porque el país desde el que te amo es la casa celeste que en secreto poblamos, es la ciudad en llamas donde te espero y tú, amor, huyes del mundo desde sus tórridas luces.

Es así de sencillo. Nunca aprendí a saber qué es lo que debería de ser bueno, pero de lo que quizás estoy seguro es que a veces pienso que soy poco condescendiente en mis intensiones, poco avaro, demasiado conformista. Quizás, es así como la humilde infantería ha hecho mella en mis regiones más íntimas, pero el país desde donde te amo es el que estamos construyendo día a día, tú, exhausta sobre mi pecho, confiando tu celosa curvatura, y yo, aquí, ajado sobre la luz de tus pupilas, combatiendo un vez más más contra todos los hombres.

Así es como salgo a las calles, con apenas una hogaza de trigo entre las manos. Extenuado, escuálido, rendido ante los ojos de un dios que aún no nos ha abandonado: la ternura. Así es como me presento ante el prójimo, ante el vecino de enfrente, hacia nuestros hermanos, todos, con las mangas remangadas y la camisa abierta de par en par, con los bolsillos vacíos y mis manos ofreciéndose a las tuyas, con este el pedazo de tierra entre los labios, en donde en silencio te amo, en donde el rencor no tiene cabida y el perdón es la casa que sale, una vez más, a recogernos.

Ese es el país desde donde te amo, el que no conoce muros, ni fronteras, el que no conoce el odio ni los miedos, donde sólo una palabra tuya abre las puertas de mi pecho.

Es por ello, amor, aquí y ahora, que proclamo que sea tu cuerpo sobre los claustros íntimos de mi memoria, que yo lástimo como un caos antiguo otro día más saldré a recibirte en busca de tu boca.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl mayor triunfo de Óscar Pérez
Artículo siguienteMaria Moliner “Dio vida a las palabras”
Guillermo de Jorge (Guillermo George Hernández), Santa Cruz de Tenerife, 1976. Cursó Filología Inglesa en la Universidad de La Laguna. Suboficial del Ejército de Tierra del Arma de Infantería, es Diplomado Superior de Montaña por la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales del Ejército de Tierra. Ha participado en operaciones de seguridad y misiones de paz, significando su estancia en Mauritania, Afganistán e Irak. Ha estado en países como Marruecos, Portugal, Senegal, Sierra Leona, Kuwait, Francia. Poeta - soldado, armas - letras, en la actualidad ejerce la presidencia de la Asociación Nacional Círculo Artístico Cálamo. Miembro del Centro Andaluz de las Letras, ha colaborado con medios de comunicación, destacando sus colaboraciones con el Diario de Sevilla, con el periódico La Voz de Almería, el Periódico El Día de Canarias y el Periódico El Mundo. Dirige la Colección “Letras del Mediterráneo”, de la Editorial Playa de Ákaba. En 2008 fue nombrado Miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Le ha sido otorgado por la Junta de Andalucía, Diploma por su contribución y participación en Nueva Literatura Almería y fomento de la Cultura 2004. Accésit del Premio Creación Joven de Poesía de la Universidad de La Laguna 2005, actualmente colabora con Diario de Almería y Onda Cero Almería. Ha participado en encuentros literarios de carácter nacional e internacional, destacando el Festival Internacional de Getafe de Novela Negra, el Encuentro Nacional de las Letras Islas Canarias, Festival de Poesía del Mediterráneo o el Ciclo Internacional de Poesía Ciudad de Valladolid, estando sus textos reunidos en varias antologías poéticas y narrativas. DATOS BIBLIOGRÁFICOS Ha publicado diez libros de poemas, entre ellos: “Corporeidad de la Luz", Ediciones Idea, 2006 y “HK-G36E", prologado de Rafael Guillén, Premio Nacional de Literatura. Instituto de Estudios Almerienses, 2008. Ha colaborado con revistas especializadas, como la Revista Literaria Río Arga, Navarra; La Galla Ciencia, Murcia o la Revista Literaria Culturamas, Madrid. Y sus textos han sido publicados en suplementos literarios, destacando: “Selección de poemas" Publicado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Puebla, México. “Varied poems" Publicado por la Universidad de Columbia, EE.UU. En narrativa ha publicado: “Relatos a Glo”. Editorial Ediciones Idea, 2008. Como Cuadernos de Combate ha editado: “Irak: Diario de un legionario”, publicado por el Periódico La Voz de Almería, 2004. “Afganistán: Diario de un Soldado”, prologado por Lorenzo Silva, Premio Planeta de Novela. Editorial Playa de Ákaba. 1º Edición, Dic 2015. 2º Edición Feb 2016. 3º Edición Sept 2017. Exposiciones fotográficas realizadas: “Afganistán: Pasajes”. Monográfico junto con Lorenzo Silva y comisariada por el artista plástico Fernando Barrionuevo, en la Sala de Arte Contemporáneo MECA Mediterráneo Centro Artístico (Almería, Andalucía).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =