Volkswagen Vehículos Comerciales ha presentado en la feria IAA de vehículos comerciales celebrada este año en Hannover, el prototipo del nuevo e-Crafter, furgoneta de propulsión eléctrica, un concepto especialmente ideado para el tráfico comercial urbano libre de emisiones.

El presidente del Comité Ejecutivo de Volkswagen Vehículos Comerciales, el Dr. Eckhard Scholz, refiriéndose a la rápida ejecución del concepto señaló: «Ya en el año 2017 estará el primer e-Crafter en manos de nuestros clientes.»

La propulsión eléctrica no ha cambiado el carácter del nuevo Crafter. Como antes, el prototipo presenta un interior robusto: posibilidad de una carga útil lo más grande posible, volumen de carga ideal de 11,3 m[3] y altura máxima de carga de 1.961 mm. También dispone de un ancho de carga entre los pasos de rueda de 1.380 mm y una longitud de carga máxima de 4.855 mm, con lo que no se han producido cambios en las dimensiones.

Con una masa máxima autorizada de 4,25 toneladas, el prototipo apto para la circulación alcanza la velocidad máxima permitida de 80 km/h gracias a la potente propulsión eléctrica de 100 kW. De este modo, se puede conducir tanto por la autopista urbana como por la red regional. Gracias a su par máximo de 290 Nm, que se alcanza sin apenas retardo, en la práctica, las prestaciones de conducción no presentan inconveniente alguno incluso con una carga útil máxima de 1.709 kg.

La batería del prototipo mostrado por primera vez en Hannover está compuesta por 312 celdas, tiene una capacidad total de 43 kWh y se ubica debajo de la superficie de carga para no ocupar espacio. Por ello no ha habido cambios en la capacidad del compartimento de carga. En función de la configuración del vehículo, la unidad de batería permite una autonomía de más de 200 km. Y, según la capacidad de la corriente de carga, las baterías ya vuelven a estar un 80 % cargadas en solo 45 minutos.

El concepto del e-Crafter toma ya en cuenta futuros desarrollos en el ámbito de las baterías con los que podrán configurarse libremente autonomías de hasta 400 km (según las necesidades del cliente y las exigencias).

Son perspectivas muy interesantes para numerosos sectores, incluso más allá del tráfico urbano.

El prototipo del nuevo e-Crafter se distingue de las versiones diésel por su pintura especial en color «Reef Blue Metallic», con parachoques y tablones laterales de protección en el mismo color, así como un listón azul en la parrilla. Además, el silencioso Crafter se reconoce por delante por la luz de conducción diurna en forma de «C» como rasgo distintivo típico de los vehículos eléctricos de Volkswagen.

El salpicadero se diferencia de la «variante de autoignición» por el «Powermeter» (en lugar del cuentarrevoluciones), un volante con costura decorativa en azul y asientos en «Titan Black» con aplicaciones azules.

El compartimento de carga ya está debidamente equipado para los requisitos futuros, a los que deberá adaptarse especialmente el sector de mensajería y paquetería. La superficie de carga con sistema de aseguramiento de la carga ProSafe, el sistema FlexRack y el sistema de estantes «Globelyst» proceden de Sortimo, especialista en ampliaciones.

El prototipo exhibido en la IAA contiene también una estación de servicio en la que se pueden proporcionar y cargar baterías de repuesto para estas bicicletas eléctricas especiales de transporte.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =