Fotos Agustín Millán

Uno de los puntos débiles que tiene la lucha contra la violencia y el terrorismo machista está en el Poder Judicial, lo que demuestra, entre otras cosas, que uno de los pilares de la democracia aún no ha tenido una transición como la que pasaron otros poderes u organismos fundamentales del Estado. Sentencias, denegación de órdenes de protección, votos particulares, absoluciones en contra de los criterios de los técnicos, son algunos de los ejemplos que podemos ver en los que las mujeres quedan indefensas y sin la protección de la Justicia. Por suerte, cada vez son más los profesionales de la judicatura y la fiscalía los que están más comprometidos con esta lucha y se dan cuenta de los gravísimos errores, que en ocasiones cuestan vidas, que se están cometiendo.

Por esta razón el Congreso de los Diputados quiere que la violencia machista se convierta en una especialidad jurídica al mismo nivel que la mercantil, la penal o la civil. Esto supone que para acceder a la misma los jueces aspirantes tendrán que pasar una serie de pruebas selectivas de especialización y los magistrados, a la hora de solicitar un ascenso, cumplir con una serie de condiciones.

En un informe sobre la reforma de la Ley del Poder Judicial, aprobado la semana pasada, se recoge la imperiosa necesidad de incrementar la formación de los jueces en lo referido al principio de no discriminación. Por ello se introducen una serie de pruebas selectivas de especialización en violencia sobre la mujer.

Todas pruebas selectivas incluirán un estudio del principio de igualdad de género y las medidas en materia de violencia contra la mujer que serán aplicadas transversalmente según la función jurisdiccional. Esto quiere decir que se tendrá muy en cuenta la aplicación de tratados internacionales sobre igualdad, discriminación y violencia contra la mujer que estén firmados por España.

Por otro lado, el CGPJ encomendará al Observatorio contra la Violencia Doméstica y de género la evaluación de los datos de los Juzgados de Violencia contra la Mujer y los relacionados surgidos en otros ámbitos.

Además, habrá una obligación de construir o crear estancias especiales en los juzgados para evitar que maltratada y agresor se crucen durante el proceso.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. Especializar, adoctrinar, hacer que los jueces condenen por el sexo, la raza, el género, el color de la piel de las personas,renunciando a su imparcialidad a su profesionalidad,su juramento,es el mayor crimen contra la humanidad ,contra la Constitución que sustenta el estado de derecho, jamás inimaginable en un supuesto país constitucional y de derecho en pleno siglo 21.Crear la figura de la “violencia institucional” para apartar destruir a cualquier juez que se niegue a la invasión política de la justicia, es algo innombrable.La invasión de la justicia por el poder político supone convertir a los jueces en instrumentos de una ideología política contra una raza,un sexo, género, contra unas ideas políticas,es el mayor crimen de un estado contra la humanidad.Quién puede creer a estos políticos cuando dicen que los jueces son libres e independientes del poder político.
    Los jueces deben ser libres e independientes del poder político para evitar linchamientos,persecuciones, sobre inocente perseguidos por política,por raza ,género por su sexo, por su orientación sexual o por su pertenencia a un colectivo.
    Cuando el poder político invade la justicia y adoctrina a los jueces se han destruido los pilares que fundamentan un estado de derecho, se ha convertido el estado de derecho en una perversa Inquisición, y es exactamentelo que está ocurriendo con las leyes de género españolas, y nadie,nadie,ni un solo político, en más de 14 años de la ley más injusta, contraproducente, y contra natura ha puesto el grito en el cielo ante un asunto de una inmensa gravedad.

  2. ¿Desde cuando violar derechos humanos fundamentales a todos los hombres en las leyes de género españolas debería ser considerado una especialidad?La violación de derechos humanos a los hombres jamás deberá ser una especialidad como lo Mercantil,lo social,porque los hombres no son simples cosas.Los hombres también son personas y deberían tener también derecho a presunción de inocencia y a derechos humanos fundamentales que la Constitución reconoce en los principios de igualdad y no discriminación por el sexo,la raza o el color de la piel de las personas.
    Adoctrinar por ley a los jueces de forma obligatoria en una ideología política contra un “género” es un crimen de Estado contra personas inocentes,simplemente por su sexo, por el sexo con el que nacieron y de lo que no son culpables.
    Es idéntico crimen al que sería perseguir a todos los negros o a todos los blancos por los delitos que pudieran cometer algunos con su mismo color de piel.Inventar leyes con el concepto “violencia de raza”, y obligar a los jueces a condenar por el color de la piel.
    Idéntico crimen a este es el que se está cometiendo contra todos los hombres desde Zapatero año 2004, inventando el concepto violencia de género, violencia machista terrorismo machista, haciendo responsables a todos los hombres de los delitos de algunos, creando cientos de tribunales especializados o de excepción contra los hombres,repartidos por toda España, creando leyes nacionales,leyes autonómicas, leyes locales teniendo cada Comunidad Autónoma potestad para violar los derechos humanos fundamentales de los varones de la manera que se le antoje, teniendo la poca vergüenza, la hipocresía de llamar a este atentado contra la humanidad,contra la Constitución contra los derechos humanos fundamentales que recoge, leyes de la igualdad,y como aquí,para insulto y escarnio,se dice en este mismo artículo numerosas veces.Fomentar la igualdad entre hombres y mujeres.Todo ello tras haber creado la Ley de Violencia de Género de Zapatero del año 2004 contra el hombre, el pacto de Estado de 2017 con más de doscientas medidas todas terribles, anticonstitucionales, contra la lógica, contra natura, contra todos los varones. Todo ello tras aprobar el Real Decreto Ley 3 de agosto de 2018 contra el hombre en el que se convierte en “juezas” por decreto a las miles de agentes de la Inquisición de las miles de casas de la mujer, “ministerios de la igualdad” ayuntamientos de toda España contra el hombre, todas ellas especializadas en “perspectiva de género” contra los varones. Cientos de ataques cientos de atentados contra personas, contra sus derechos humanos fundamentales, simplemente por el sexo al que pertenecen, cada día uno nuevo en forma de leyes locales autonómicas jurisprudencias, generación de odio psicosis todos los días a todas horas por todos los poderes del estado de forma institucional contra personas cuyo único delito ha sido tener la desgracia de nacer de sexo varón en tiempos de la demencia y la Inquisición de género y estar todas las instituciones infectadas, todos los políticos con millones de euros, dinero de género que convierte en “ley” el mayor atentado,el mayor crimen contra la humanidad.
    Esto no son leyes de la igualdad. Son leyes que superan el crimen de las leyes con derecho penal de autor de la ideología nazi leyes de Núremberg durante la persecución de los judíos por el hecho de producirse en España de forma silenciada,oculta consentida,disfazando el crimen y violación de derechos en leyes de igualdad. Es un crimen aún superior al Holocausto judío por producirse en un supuesto país constitucional y de derecho y en pleno siglo 21. A muy seguro que todos los políticos cuando se realice la votación,lo votaran por mayoría absoluta,cada partido añadirá más ataque y discriminación para llevarse la autoría de tal despropósito y acaparar el rédito electoralista que creen que ello les reportará,ignorando, violando, masacrando la Constitución y los derechos humanos fundamentales que deberían proteger y no violar jamás, jamás en sus leyes,por muy noble que pudiera parecer el objetivo que las inspira, y en el cual intentan ocultar sus crímenes contra los derechos humanos fundamentales.
    Todos condenamos la violencia y todos tenemos la obligación de no volvernos locos y cometer terribles y repugnantes barbaridades contra la humanidad y los derechos humanos de los demás.
    Todos condenamos la violencia y lo vivimos como lo más ruín, repugnante y despreciable del ser pero indistintamente si quién la comete son hombres,mujeres blancos, amarillos,heterosexuales,homosexuales lesbianas, altos o bajos.

  3. Hay que abolir el hembrismo de género,las leyes que sustentan esta ideología perversa contra natura, o nos enfrentaremos al mayor genocidio contra la humanidad de nuestro siglo, la mayor injusticia contra personas perseguidas atacadas violadas en sus derechos humanos fundamentales simplemente por haber nacido de sexo varón en la mayor locura sin precedentes de la historia de la humanidad. Utilizando a las víctimas solamente cuando la violencia la ejerce un hombre ocultando negando la violencia física psicológica y llamando a la violencia institucional que el Estado ejerce contra todos los varones en las perversas leyes de género contra los derechos humanos fundamentales de todos los hombres, llamándoles leyes de la igualdad.
    Utilizando a las víctimas femeninas, y ocultando a las víctimas masculinas para imponer una perversa ideología de género contraria a toda naturaleza humana a la lógica universal y a la razón, todo por el inmenso lucro que sustenta con miles y miles de vividoras y vividores de la industria del maltrato que nos informan de los terribles peligros del lenguaje no inclusivo,del amor romántico, pero siempre del varón heteromachista patriarcal contra la mujer siempre victima santa Inmaculada del varón heterosexual, utilizando el cuento del machismo y el heteropatriarcado para imponer el mayor crimen contra la humanidad, pseudociencia del mal en un país democrático y constitucional como debería ser España en pleno siglo 21. La locura y la demencia de género campa sus anchas de forma encubierta y silenciada.
    Cuando la razón regresé a la tierra todos dirán tras el perverso y terrible panorama que el odio de género la locura humana ha sido capaz de construir:ojalá nunca nadie tuviera que haber escrito estas cosas.
    Si no se despierta a tiempo se habrá consumado el mayor genocidio el mayor ataque contra la humanidad y contra los derechos humanos fundamentales
    Estos comentarios si no son borrados pretenden ser testigos del mayor ataque contra la Constitución la igualdad, los derechos humanos y la razón, perpetrados por una clase política que violó a masacró derechos humanos fundamentales que deberían ser inherentes a todas las personas, manteniendo los ojos cerrados a tal barbaridad,no queriendo ver lo que el más ciego puede, ver por intereses espurios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =