El Premio Internacional de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas ha recaído sobre el genial pensador; especialista en el pensamiento de Ibn Jaldún, Carlos Villaescusa. El acto se desarrolló en el marco del Congreso Internacional de la FEERI, en Madrid, al que asistieron diferentes personalidades intelectuales; además de contar con un importante auditorio (entre 300 a 400 fue la cifra aproximada de asistentes, según los organizadores). El acto estuvo formado por varias mesas redondas, presentación de diferentes publicaciones y la entrega del premio al Doctor Villaescusa. En palabras del presidente de la FEERI, Mounir Benjelloun: la obra premiada es un gran avance, en el campo de las investigaciones islámicas. La obra del pensador almeriense, titulada “Austroliberalismo en Ibn Jaldún” es una obra esencial para cualquier persona interesada en el fenómeno del islam. Y por eso mismo, fue premiada frente a las respetables obras de José María Contreras o el profesor Tamayo.

Cualquier lector, entrenado en estos temas, conocerá después de leer la obra los dos elementos esenciales, novedosos que plantea, por primera vez, el Dr. Villaescusa: analogía entre el pensamiento islámico, fundamentando científicamente en Ibn Jaldún y sus tesis, y la solución al problema económico que sufre el sistema.

“Austroliberalismo en Ibn Jaldún” fue creada como tesis, después se transformó en tesis Cum laude. Y hoy, es una tesis de obligada lectura para todos aquellos que investigan o piensan sobre el islam. Después de este premio, el libro del Dr. Villaescusa, ya, no le pertenece a él sino a toda la humanidad. Es un alegato a favor del progreso, en sus vertientes económicas y morales. ¿Acaso podemos separar entre la economía y la moral? Esa misma moral, o más bien lealtad estuvo con el pensador Antonio García Trevijano presente con un discurso sobre la religión. Ese mismo discurso emocionó al auditorio, por su alegato a favor de la religión como elemento espiritual para resolver problemas; siendo el ponente ateo. Además de afirmar la importancia intelectual de la obra de Dr. Villaescusa. El premiado agradeció el premio y, en un acto de generosidad, mencionó a su director de tesis Huerta de Soto, gran representante de la escuela austriaca en España, autor de Money, bank credit and economic cycles; The Austrian School; Socialism, economic calcultion and entrepreneurship traducidos al árabe.

El Dr. Villaescusa ha demostrado su lucidez intelectual con una de las mejores obras del siglo, y por ello fue premiado con el respeto y la consideración intelectual que merece todo un pensador.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLos hombres deben repensarse
Artículo siguienteDecenas de heridos en enfrentamientos en Belén y Jerusalén Este
Lector. Filósofo. Cuentista. Poeta. Dramaturgo. Estudioso de literatura judeo-islámica; especializado en Al-Ghazali, Maimónides o Ibn Arabi. Autor de “Saturno y el barro”, “Introducción a la cuestión mesiánica en el pensamiento judío”, “Sherezade constitucional” o “El ciervo de Dios y el psicoanálisis”

1 Comentario

  1. La religión , mejor las religiones, son importantes para solucionar problemas porque aportan valores, pero también lo son para crearlos, porque en algunos casos aportan intolerancia hacia los “infieles”. Actualmente en el caso del Islam está bien patente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − dos =