El inesperado triunfo del Brexit en Gran Bretaña ha supuesto uno de los mayores desastres bursátiles que se recuerdan en la historia de España. En un día que ya ha sido calificado como de “viernes negro”, las bolsas europeas experimentaron caídas que van desde el 2,76% en Londres, pasando por el 6,82 del Dax alemán, y el 8,04% del CAC francés, hasta el 12,35% del Ibex español, la mayor caída del selectivo. Superior, incluso, al 9,14% registrado el fatídico 10 de octubre de 2008, en plena crisis provocada por la quiebra de Lehman Brothers. En total, la decisión británica ha costado la friolera de 325.000 millones

Y las cosas no fueron mejor al otro lado del Atlántico. El Dow Jones de Industriales cayó un 3,54% y el tecnológico Nasdaq, un 3,66%, las mayores caídas registradas en una sola sesión en los últimos diez meses. En Japón, el índice Nikkei  ha retrocedido un 7,95%. El oro, por su parte, que suele convertirse en el valor refugio en estos casos de crisis, experimentó una subida del 4,2% alcanzando niveles de precios que no se veían desde 2014. El petróleo, tanto el tipo Texas como el Brendt para entrega en agosto, también sufrieron importantes descensos. Los precios de las materias primas también han sufrido un severo castigo.

Los expertos atribuyen la  bajada en nuestro país a los retrocesos de los valores de Bankia y Santander, y, sobre todo IAG, la antigua Iberia fusionada con British Airways. Sus títulos valen un 20% menos que el jueves.  En total, el Ibex 35 se dejó la friolera de 1000 puntos.

Los mercados de divisas y deuda también se vieron afectados. La libra cayó hasta niveles de 1985, y el euro se acerca a los 1,10 dólares. La prima de riesgo española estuvo a punto de alcanzar los 200 puntos básicos aunque, posteriormente, bajó hasta los 165.

Los analistas financieros advierten que la tendencia va a continuar siendo a la baja. Hay que esperar más descensos en las bolsas europeas y en los mercados de divisas. “Esto cambia las reglas del juego en todo el mundo, -señala Félix González, socio director de Capitalia Familiar-. Tendrá implicaciones geopolíticas, además de las financieras a corto plazo. Y hay que ver si al Reino Unido le siguen otros países.

En cualquier caso, la forma de hacer negocios va a ser muy diferente a partir de ahora. “Las perspectivas no eran buenas antes, y el Brexit ha sido la puntilla”, señala este experto que considera “poco recomendable” invertir en bolsa en los tiempos que corren.

Como Félix González opinan la mayoría de los analistas que creen que la economía mundial va a entrar en recesión, de nuevo, el año que viene. Las intervenciones de los bancos centrales inyectando liquidez al sistema no van a servir de mucho, advierten los analistas, que señalan, además, que la actual política de la FED, tendente a una subida gradual de los tipos de interés en Estados Unidos para moderar el crecimiento, “se tendrá que revisar por completo”.  Aviso a navegantes: bancos en quiebra, sectores industriales en pérdidas, repuntes inflacionarios y aumento del paro es lo que se espera. Y es que, los mercados de renta variable siempre anticipan la que se avecina.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 5 =