La activista Cristina García pone en marcha, desde Palma de Mallorca, una demanda colectiva contra fabricantes y distribuidores del medicamento.

Se detectan casos de reacciones adversas graves en pacientes británicos

Una asociación de víctimas de Nolotil ha presentado una demanda colectiva contra fabricantes y distribuidores del medicamento, que estima daños por unos 500 millones de euros a más de 200 personas afectadas por su consumo y que actualmente están bajo evaluación legal.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) recomendó la semana pasada a los profesionales sanitarios no utilizar medicamentos que contengan metamizol (el más conocido es Nolotil) en población flotante, tras haberse notificado casos de reacciones adversas graves en pacientes británicos.

La demanda colectiva presentada contra fabricantes y distribuidores de Nolotil es una iniciativa privada de la activista Cristina García del Campo, ha informado en un comunicado el bufete internacional De Micco & Friends, que en España tiene su sede en Palma y que se ocupará de la representación legal del caso.

El bufete representa al sindicato en la demanda colectiva, así como a los demandantes individuales.

Debido a la situación legal en España, los no residentes en el país también pueden reclamar bajo la demanda colectiva.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLos abogados del Procés podrán recusar a la Sala del Supremo
Artículo siguienteValencia celebra el Día Internacional del Escritor Perseguido
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 9 =