Mientras la banda terrorista ETA confirma en un comunicado a la BBC que ya es “una organización desarmada”, y que “las armas y los explosivos que ETA tenía bajo su control se encuentran en manos de la sociedad civil”, víctimas, representantes de la cultura y de la sociedad firman un manifiesto “para un modelo de fin de ETA sin impunidad”.

En el comunicado que la organización terrorista envió a la BBC, y al que ha tenido acceso Diario16, destaca que el proceso del desarme “ha sido un camino duro y difícil” en el que España y Francia han puesto todos los impedimentos posibles porque están “enrocados en la vía policial y empecinados en el esquema de vencedores y vencidos”. Una situación de bloqueo “que llevaba camino de enquistarse” y que se ha desatascado gracias a la “aportación determinante de la sociedad civil”.

Pese a ello, Euskadi Ta Askatasuna alega que del mismo modo que en su día “tomamos las armas por el Pueblo Vasco ahora “las dejamos en sus manos, para seguir dando pasos al objeto de lograr la paz y la libertad en nuestro pueblo, porque para avanzar en la agenda de soluciones hay que adquirir compromisos.

El anuncio de ETA sobre la entrega de armas y la iniciativa de la mayor parte de los partidos de pasar página no ha gustado a determinadas víctimas de ETA que siguen Justicia, más condenas, cambios legales y que siguen reivindicando la persecución de la banda terrorista.

Son otros muchas las víctimas, sin embargo, que no han firmado este manifiesto y que entienden que la entrega de armas de ETA, aunque sea simbólico, es enterrar definitivamente un proceso que ha sembrado por parte de la banda terrorista sangre, terror y lágrimas, además de casi un millar de muertos.

Víctimas de ETA, políticos e intelectuales han presentado el manifiesto en San Sebastiá para pedir “un modelo de fin de ETA sin impunidad”, especialmente ante el anuncio “de una entrega de armas mediática y propagandística” que a su juicio tiene una inequívoca connotación de autoblanqueo”. Para los firmantes del manifiesto, se trata de olvidar a las víctimas, muchas de las cuales siguen vivas.

El manifiesto ‘Por un fin de ETA sin impunidad’ ha logrado superar, en tan sólo 48 horas, las 4.500 adhesiones entre ellas de muchas víctimas del terrorismo, la expresidenta del PP vasco, María San Gil o el escritor Fernando Aramburu, y el filósofo Fernando Savater.

El texto ha sido promovido por la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, la eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundua, el filósofo Fernando Savater, el escritor Teo Uriarte, el sociólogo Joseba Arregi, el catedrático Martin Alonso y el historiador Luis Castells Ordóñez.

Ana Iríbar, la viuda del que fuera presidente de los populares guipuzcuanos, Gregorio Ordoñez, ha firmado este manifiesto, igual que   escritores como Fernando Aramburu, Félix de Azúa y, entre otros, Andrés Trapiello, y otros intelectuales y artistas como Carmen Iglesias, Agustín Ibarrola y el director del Euskobarómetro, el sociólogo y profesor universitario Francisco José Llera Ramo.

También hay políticos como la que fuera fundadora de UPyD Rosa Díez, el exdiputado Gorka Maneiro y la ex ‘popular’ Cayetana Alvarez de Toledo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 6 =