Los afectados por el IRPH coinciden en muchos puntos en las consecuencias que están sufriendo. Sin embargo, también tienen en común en los procedimientos de la firma de la hipoteca. Casi todos con los que se ha puesto en contacto Diario16 son claros a la hora de afirmar que el proceso desde la concesión del préstamo hasta la firma en la notaría fue rápido y, sobre todo, no se les dio información acerca de que su hipoteca estaba basada en un índice desconocido para la gente de la calle.

En el testimonio que publicamos hoy podemos encontrar todos los ingredientes que ya hemos ido señalando anteriormente y en los que se sentirán identificadas todas las víctimas de esta cláusula abusiva de la banca española que, nuevamente, será tumbada por Europa, para vergüenza de nuestros tribunales:

«Me compré una vivienda en el año 2.004. El constructor nos dijo que teníamos que ir a llevar los papeles a la sucursal de Banesto de Yuncos, en Toledo. Así lo hicimos. En unas semanas nos aviso el director del banco para informarnos de que la hipoteca estaba concedida, que nos avisaría el día que tendríamos que ir.

» Fuimos a abrir la cuenta como nos indicaron. Yo pregunté por el importe de la letra que íbamos a pagar mes a mes y me informo que era siempre una cuota fija, que era un préstamo hipotecario muy beneficioso y estable. En ningún momento me hablo de lo peor que he podido firmar en mi vida: el IRPH.

» Ese mismo día, en el banco, solo recuerdo que me hizo firmar una barbaridad de documentos, pero ni se me explico ni se me dio copia de nada. El director sólo decía: «tengo prisa firmar, aquí, aquí y aquí».

» A los pocos días fuimos al Notario mis padres, como avalistas de un 20%, nosotros, el constructor y el director de Banesto. Allí se leyeron unos documentos a toda prisa, y en 5 minutos estábamos fuera.

» Pasado el tiempo nos sorprendimos al ver que la letra de la hipoteca pasó de 820 a 1300 euros. Pero más sorpresa me llevé cuando a todos mis familiares y amigos cercanos les bajaba la hipoteca mientras que a nosotros nos subía. Fue entonces cuando fui al Banco a preguntar por qué y me dijeron que tenía IRPH. Me quede con cara de “¿qué coño es eso?”.

» Empezamos a pedirles información y documentación y nos encontramos con otra sorpresa: mis padres no son avalista del 20% como me indicaron sino del 100%, otra estafa.

» Llevo 15 años pagando hipoteca, pesando 10 kilos menos, porque es pagar la hipoteca o comer. Creo que no me merezco vivir así. Cada día tengo menos fuerzas, pero las saco para seguir por mis dos niños pequeños. Tengo demandado al banco, pero la jueza se rige por la sentencia de septiembre del 2.017».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Es una vergüenza… a mí me pasó exactamente igual, desde la concesión de un 110% de la hipoteca, cuando el resto de bancos me daba el 70-80%, y mis padres avalistas sólo en un 20%, explicándonos que eso significaba que en 5 años podría sacarles del aval. Lo único que tengo que añadir es que el que era director, cómo no entendíamos y a mi padre le sonaba un tanto raro lo que me explicó del IRPH, le llegó a dibujar una gráfica a mi padre para hacerle ver lo beneficioso que era y le convenció (ya os podéis imaginar cómo era esa gráfica).

  2. A nosotros no nos explicaron nada ni nos dieron ningún documento, nos dijeron pagaréis x cada mes y ya está ( después de tres años de pagar solo intereses) nos subió la cuota casi el doble, cuando llego el día de la firma tal cual, leer a toda prisa sin replicar nada, éramos jóvenes e inexpertos, lo peor de nuestra vida irph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × dos =