VI Conferencia de Presidentes y el recuerdo de Paco Martínez Soria

Los presidentes autonómicos se han reunido con el Gobierno con las ausencias de País Vasco y Cataluña

0

En plena época del desarrollismo franquista se estrenó en las carteleras españolas El turismo es un gran invento. En la película Paco Martínez Soria era un alcalde que quería atraer turismo a su pueblo de Aragón. Por ese motivo se va a Madrid a ver al “menistro” (Manuel Fraga en aquellos años) y pedirle unas pesetas para hacer un parador y llevar a unas vicetiples. El buen hombre consiguió su propósito. ¿Conseguirán algo hoy los presidentes autonómicos?

Todos los partidos hablan de la importancia de esta Conferencia entre Gobierno y Autonomías. Antonio Hernando del PSOE la entiende como un mecanismo vertebrador y de solidaridad. En el PP hacen de la necesidad virtud y, aun no creyendo en el modelo autonómico, la utilizan para mostrar diálogo en momentos de gobierno sin mayoría. Pero al final, todo se reduce a ¿Qué hay de lo mío? Y lo mío es pedir más dinero.

 

Money, money, money

Susana Díaz confía en que no haya agravios comparativos en un nuevo modelo de financiación. Cristina Cifuentes pide que se cree un fondo para Dependencia y una nueva Ley de financiación de Transportes. Alberto Núñez Feijoo quiere un nuevo modelo de financiación sanitaria, al menos para Galicia. Miguel Ángel Revilla habla de la Tasa de Reposición y acercarse a los costes. Uxue Barkos, Ximo Puig, Emiliano García Page o Fernando Clavijo quieren establecer reuniones anuales para hablar de… dinero.

Todos hablan de dinero porque es el presupuesto el que les permite no tanto gobernar como resultar reelegidos. Ninguna propuesta para dación en pago. Ninguna propuesta sobre la pobreza de los españoles. Ninguna propuesta sobre modificación de las relaciones laborales. Ninguna propuesta sobre igualdad educativa. Ninguna propuesta sobre estructuración de las autonomías. Sólo hablar del dinero y la financiación autonómica.

 

Y los que no han ido ¿qué?

Carles Puigdemont e Iñigo Urkullu como viene siendo habitual no han acudido a la cita. Cada uno por distintas razones aunque unidas por un lazo transparente. El presidente catalán no acude porque no quiere que Cataluña se convierta en el único tema del día. Instalados en el procés de desconexión del estado español, no creen que deban ser los protagonistas negativos de la Conferencia. Desde el gobierno de la Generalitat son conscientes de que serían objeto de críticas por parte de los demás presidentes. Y ellos están a otra cosa. Además, como declaró Puigdemont este tiempo tendría que ser post-autonómico y no de “vuelta al autonomismo más rancio”.

Iñigo Urkullu no está en ningún proceso independentista pero sí cree que existen otros modelos que podrían valorarse. Pero él descarta acudir porque sabe, como pasa con el presidente catalán, que los demás partícipes en la Conferencia acabarían hablando de los fueros vascos y el cupo vasco. Achacarían los demás la profundad desigualdad económica que se produce con la existencia del cupo y su capacidad impositiva. Urkullu ya escucha eso por los medios de comunicación y, ausentándose, se evita escucharlo de nuevo de las mismas bocas.

La reunión por tanto se ha centrado en cuestiones financieras pero no en discutir de la estructura del Estado, de solidaridad con los pobres, de colaboración intercomunitaria, de devolución de la Sanidad y la Educación al Estado, etcétera. Lo que realmente podría interesar a la mayoría de españoles queda fuera del guión de la Conferencia de Presidentes Autonómicos. Vamos que han ido la mayoría a Madrid como iba Paco Martínez Soria.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 16 =